sábado, 31 de agosto de 2013

Cazadores de sombras: Ciudad de hueso, Harald Zwart, 2013

Ayer se estrenó en España Ciudad de hueso, la primera película de la saga Cazadores de sombras y ahí estuvimos nosotras en primera fila, que para algo somos muy fans de las novelas. Y en general me sorprendió muy gratamente. De hecho, no esperaba que me fuera a gustar tanto, pese a que se toma ciertas licencias. Y, para los que no conozcáis los libros, ¿de qué trata Ciudad de hueso?

Clary Fray es una adolescente que vive en Nueva York con su madre. Un buen día, acompañada de su mejor amigo, Simon Lewis, va a la discoteca de moda de la ciudad y ve como tres jóvenes matan a otro, aunque parece ser la única que ve lo que ocurre. Así, es como conoce a Jace Wayland, quien dice ser un cazador de sombras, un nefilim, alguien bendecido por el ángel, que caza demonios... y que no entiende por qué Clary puede verle. Además, por si Clary no tenía poco con lo que lidiar, su madre es atacada y, cuando acude a su casa, descubre que ha desaparecido.

Esa sólo es la premisa que inicia una trama mucho más compleja, donde empiezan a plantearse unos interrogantes tras otros: ¿cuál es el pasado de la madre de Clary? ¿Por qué todos buscan la Copa Mortal que, supuestamente, la señora Fray se llevó para ocultarla de Valentine? ¿Cuáles son los planes de éste? ¿Y su relación con Clary?

Todo ello rodeado de acción y más acción y acompañado de unos grandes diálogos que logran arrancarte carcajadas la mayor parte del tiempo. Ambos elementos están muy conseguidos: las escenas de acción están muy conseguidas, son incluso impresionantes, y tanto la estética de la película como la ambientación también lo están. En ese sentido, son un reflejo muy fiel de las novelas, por lo que si eres fan de éstas, estarás encantado y, si no, te gustará igualmente.


La película también tiene su trama romántica que ve su clímax en la escena del invernadero que es la más lograda de esa parte. Y es que, personalmente, la pareja protagonista no me ha llegado a convencer, no del todo al menos.

Es curioso que, a priori, prácticamente ningún actor del reparto me gustara especialmente, pero al verlos en acción sí que me convencieron casi todos: Robert Sheehan es el Simon perfecto, tan torpe, adorable y con unas ironías que son estupendas; Kevin Zegers, aunque parece mucho mayor que el resto, interpreta muy bien a Alec, con sus pintas de sieso y el carácter que tiene al principio; Godfrey Gao, que sale muy poquito en esta, tiene el magnetismo de Magnus y eso que no le han puesto las pintas del libro... aunque no importa a la hora de verlo en pantalla; Jemina West es Izzy, con su látigo y su dureza; también Jared Harris, Aidan Turner, Jonathan Rhys Meyer y Lena Headey están muy bien en sus papeles.

Vamos, que los únicos que no han logrado entusiasmarme son precisamente los que llevan el peso de la película: Lilly Collins y Jamie Campbell Bower. Vale, reconoceré que Jamie se ha pegado un trabajazo a la hora de ser Jace, que es muy solvente en las escenas de acción y a la hora de dar hostias como panes, pero... Bueno, es que físicamente sigue sin convencerme y me parece alguien demasiado siniestro para ser Jace. Lilly me convenció más, aunque se me hizo un poco pava, sobre todo al principio y, vamos, no tengo el libro especialmente fresco, pero no me suena que Clary fuera pava precisamente.


Pero, bueno, en general dan el pego y, seguramente, si no has leído las novelas, te convencerán igualmente.

Además, la película es muy entretenida, la acción no decae en ningún momento y las dos horas que dura pasan en un abrir y cerrar de ojos. Vamos, que ante todo es entretenida, que es de lo que se trata en una película de este tipo.

Como ya he señalado antes, Ciudad de hueso es la adaptación de la primera de las novelas escrita por Cassandra Clare, las cuales he leído y adoro y esas cosas. Por eso, me toca hablar de la película como adaptación. En líneas generales, es una adaptación bastante buena: tanto la personalidad como el ambiente como los personajes reflejan muy bien lo que había en el libro. De hecho, la primera parte de la película es prácticamente igual a la novela, salvo algún ligero hecho que cambian. Eso sí, desde que Valentine aparece en escena, sí que cambian muchas más cosas: el portal se encuentra en el Instituto y no en la casa de Dorotea, las acciones de Hodge, el acto final tiene lugar en el Instituto –que no tiene mucho sentido, pero bueno, aunque así tanto Isabelle como Simon tienen algo más de papel–, las revelaciones de Valentine...

Porque –y aquí he de sacar a colación un súper spoiler, así que si no has visto la película o leído el libro sáltate el párrafo– en la película han tirado por el camino fácil. Mientras que en el libro, el entretejido de historias y confesiones te lleva a enterarte de que Clary y Jace son hermanos, lo que te deja sufriendo como una perra, aquí te dejan claro desde el primer momento que no es así, que es una maniobra de Valentine y Hodge para hacerles daño. Y, personalmente, me parece muy poco arriesgado y que le quita originalidad y sentimiento al relato. Una parte importante de la historia es que Clary y Jace creen que son hermanos, al igual que el lector, aunque se sienten igualmente atraídos el uno hacia el otro.


Aunque en realidad no hay tantos cambios con respecto a la novela, lo que es de agradecer: por ejemplo, Clary descubre en esta primera parte que puede crear runas, algo que, si no me falla la memoria, se descubre en el tercer libro; Jace no reconoce a Valentine, lo que es un poco WTF? teniendo en cuenta que le crió él; de hecho, la relación entre los dos no se ajusta, de momento, a la de los libros, donde Jace le admira y le quiere pese a todo... A decir verdad, nos muestran a un Valentine mucho más violento y menos encantador de serpientes, pero funciona muy bien como villano y a Jonathan Rhys Meyer se le da de maravilla hacer de tarado.

Quizás el que peor parado sale es Hodge, que apenas tiene papel en la película y, por eso, ni se le conoce, ni se explica su motivación para actuar cómo lo hace. De hecho, la película pasa un poco por encima a lo que hizo Valentine siendo adolescente, algo que es tremendamente importante para la historia.

Pero, bueno, quedan dos películas más –ahora mismo empezaba el rodaje de Ciudad de ceniza, la segunda parte–, así que me imagino que entrarán más en faena. La verdad es que estoy deseando ver la segunda porque la historia es todavía mejor y, si siguen en esta línea, seguro que sacan otra gran película. Y estoy deseando ver más en acción a Magnus Bane, que se me hicieron muy breves sus apariciones (aunque las dos fueron Malec, lo que es bien :3).

9/10

PD: Encima, nos pusieron los trailers de Thor: El mundo oscuro y Percy Jackson: El mar de los monstruos, lo que moló mucho. Ainss, nuestros Loki y Luke, como molan ambos dos... Seh, sigo con mis problemas con los malos, qué le vamos a hacer. ¡Pero qué poco queda para Percy, yey! =D

miércoles, 28 de agosto de 2013

En blanco y negro: Capítulo 16

Pues como cada dos miércoles, me toca subir un nuevo capítulo de En blanco y negro, la continuación de Cuatro damas. Así que no me enrollo más y os dejo con el capítulo número dieciséis, que se titula: Historia y política.

Un nuevo episodio en blanco y negro tiene lugar, pero sólo Tania es consciente de ello. Ajeno a dichos episodios, como los demás, Rubén comprende que sólo tiene una opción para encontrar más información: recurrir a la mismísima Princesa de hielo. ¿Logrará que Ariadne hable con él sobre los Conscius?



Una vez más, espero que os haya gustado. Es un capítulo con información, que siembra ciertas cosas que serán importantes... y hasta ahí puedo leer ;P Bueno, como siempre, si tenéis cualquier cosa que comentar, yo tan sumamente contenta, que me encantan vuestros comentario ^0^

En dos semanas, más.

Próximamente: Ojos que no ven.

lunes, 26 de agosto de 2013

Una tienda en París

Hace unas semanas, así, sin ni siquiera hablarlo, mi hermana y yo parecimos ponernos de acuerdo: ella leyó un libro que yo le recomendé y yo una que ella me recomendó a mí. Curiosamente, ambos tenían hasta un título parecido, pues, mientras que yo le insistí en que leyera Un beso en París de Stephanie Perkins, ella me prestó Una tienda en París de Màxim Huerta.

La verdad sea dicha, iba un poco con pies de plomo con la novela. Básicamente porque nunca había leído nada de Màxim Huerta y, bueno, tampoco suelo confiar en gente famosa que publica libros. Sin embargo, Una tienda en París me sorprendió para bien.

En Una tienda en París conocemos a Teresa, una mujer que, desde que se quedó huérfana siendo niña, ha vivido bajo el yugo de su tía y también del de un amor de juventud perdido. Un día, como por casualidad, encuentra un bonito cartel francés en una tienda de antigüedades: "Aux tissus des Vosges. Alice Humbert. Nouveautés". Teresa decide comprar el cartel y ese hecho le cambia la vida, tanto su propia forma de verla como de encararla, mientras se ve atraída hacia el misterio que es Alice Humbert.

Como ya he dicho, no me fío de personajes famosos que se meten a novelistas. Muchas veces un nombre vende más que el libro en sí. No obstante, mi hermana me había insistido en que le había gustado mucho, así que no sabía bien qué me iba a encontrar. Y la novela me sorprendió. Me sorprendió mucho.

En primer lugar me sorprendió la pluma de Màxim Huerta. Escrita en primera persona y combinando los puntos de vista de Teresa (ambientado en la actualidad) con los de Alice (en la Francia de los felices años veinte) cada una tiene su estilo diferenciado, pero bonito y solvente. Generalmente, cuando un autor hace gala de un estilo bonito, suele recrearse en las palabras, como diciendo "eh, mirad, qué arte tengo con las palabras" sin que llegue a pasar nada –véase, El tiempo entre costuras–, pero en este caso no es así. Cierto es que la historia es pausada, Huerta la va desgranando poco a poco, pero, con su pluma, va ahondando en dos mujeres muy distintas, en su forma de ser y en por qué son como son o por qué actúan como lo hacen.

También me sorprendió el retrato que hace de ambas mujeres, siendo realista, humano y muy cercano. Personalmente, disfruté mucho más con la parte de Alice, que me pareció mucho más original y entretenida, sobre todo porque Alice es un personaje más complejo e interesante. Además, me gustan mucho los años veinte y el ambiente que recrea Huerta en los capítulos de Alice está muy conseguido.

De hecho, he ahí el motivo por el que no he encontrado Una tienda en París una novela redonda: no está lo suficientemente aprovechada. No sólo el personaje de Alice, que disfruta considerablemente de menos páginas que Teresa, sino la historia en sí. Cuando la leí, me dio la sensación que se pasaba en puntillas sobre la historia, sobre los personajes y que podría haber dado más de sí.

Pero, salvo eso, la disfruté mucho, sobre todo una vez leí los primeros capítulos –tarda un poco en arrancar– y la historia avanzó. Entonces prácticamente me la leí de un tirón, deseando saber qué le deparaba la historia a las dos protagonistas.

En resumen, Una tienda en París es una buena novela que, aunque a lo mejor no aprovecha la historia tanto como debería, se deja leer con facilidad y se disfruta. Además, gracias a una pluma envidiable y un gran personaje, nos sumergimos en el París de los felices años veinte, retratado con un ambiente mágico, que me gustó mucho.

El próximo lunes literario estará dedicado a... Trono de cristal de Sarah J. Maas.

domingo, 25 de agosto de 2013

Maromo de la semana 149

Como todos los domingos, aquí estoy para recibir la semana con un nuevo maromo que nos dé fuerzas y nos acompañe en nuestros sueños y esas cosas. Hoy no me lo he pensado demasiado y, aprovechando que este viernes vamos a poder ver, al fin, Cazadores de sombras. Ciudad de hueso en los cines pues voy a poner al actor del reparto que más me gusta, que, macho, pedazo de tiarrón. Es tan sumamente guapo el jodido. Ainss. Y estoy hablando del pedazo de tiarraco llamado...

Jonathan Rhys-Meyer

Ya sé que tengo un problema con los malos, no os creáis que no, xD.

Jonathan Michael Francis O'Keeffe nació en Dublín el 27 de julio de 1977 (es una tontería, pero me hace gracia que yo naciera el 28 de julio de 1988, ¡nos llevamos un número! xDD. Vale, sigo, sigo). Por cierto, utiliza el apellido de soltera de su madre como nombre artístico, de ahí el Rhys-Meyer ;) Al año de nacer Jonathan, la familia se mudó a Cork, donde se crió junto a sus tres hermanos menores que, por cierto, son los tres músicos.

Cuando tenía dieciséis años, Jonathan comenzó a faltar a clase con asiduidad y, por eso, le acabaron expulsando, así que él se dedicó a dar vueltas por ahí y vagar por billares. Así, fue como un agente dio con él. El hombre buscaba jóvenes irlandeses para aparecer en una película y animó a Jonathan a presentarse a la prueba. Él lo hizo y, aunque en aquella ocasión no fue elegido, le animaron a seguir intentándolo y así, en 1994, obtuvo su primer papel en la película Un hombre sin importancia. El papel era muy, muy pequeñito, pero Jonathan siguió intentándolo y dos años después apareció en la película Michael Collins, protagonizada por Liam Neeson, Alan Rickman y Julia Roberts. Ahí es nada.


Y sólo fue su primer trabajo de muchos: La lengua asesinada (el cartel de cutre que es, es maravilloso, ¡si sale una lengua con boca llena de dientes afilados! WTF?); The disappearance of Finbar (que protagonizó junto a Luke Griffins); la tv-movie Sansón y Dalila; Lazos de muerte; Ídolos, mentiras y rock and roll; Velvet Goldmine (junto a Ewan McGregor y Christian Bale... argg); La institutriz; The tribe; B. Monkey; The loss of sexual innocence; Cabalga con el diablo; Titus...

En el 2000 protagonizó la mini-serie Gormenghast, con muchos actores british conocidos (Christopher Lee, Stephen Fray, los Dursley...), antes de seguir trabajando en una película tras otra: Happy now, Nación Prozac, Sex trouble, El cuarto mandamiento, Quiero ser como Beckham (ay, una que he visto, al fin. Por cierto, que me moló mucho :3), Tessaract (no, no el de Los vengadores, xD... Perdón, no he podido resistirme), Fuera de control Octane: Rescate infernal (me mata no, lo siguiente, que las protagonistas sean Victoria Greyson de Revenge y Marissa de The OC), The emperor's wife, La feria de las vanidades (la versión de Reese Witherspoon), Alejandro Magno, Match point (de Woody Allen, la he visto, pero no recuerdo si me gustó o no, mmm), Misión imposible III.

Entonces llega el año 2007, donde Jonathan protagonizó la película August Rush junto a Keri Russell y Freddie Highmore, la cual por cierto siempre he querido ver, pero nunca lo he hecho. En ese mismo año, Jonathan fichó por una serie de televisión, que le haría ser súper famoso: Los Tudor. En serio, hasta los que no han visto la serie (como servidora, que únicamente ha visto algún episodio suelto... Lo sé, soy lo peor, xD) saben que Jonathan es Enrique VIII. Los Tudor duró cuatro temporadas y Jonathan estuvo en ella durante todas ellas, aunque eso no le impidió hacer otras cosas como: Los niños de Huang Shi, A film with me in it, Desde París con amor y La sombra de los otros.


Tras el final de Los Tudor, Jonathan apareció en un par de películas como Albert Nobbs y Belle du seigneur y también en un episodio de Neil's puppet dreams. ¿Y qué es Neil's puppet dreams? Pues básicamente es una web serie creada por The Jim Henson Company (ya sabéis, Los teleñecos... porque se dice "teleñeco" no "muppet"... eso me china un poco, ¿vale? xD), Neil Patrick Harris y su pareja, David Burtka, donde Neil tiene sueños con marionetas. Están todos en Youtube y Jonathan no es la única estrella invitada.

Y este 2013 se presenta también muy interesante para Jonathan: por un lado, es el encargado de interpretar al malo, malísimo de Cazadores de sombras, Valentine. Y, oye, así en trailers y tal, parece que el tío lo peta. La verdad es que me parece de las pocas elecciones acertadas (por cierto, como dice mi amada Xymeeforyou, menudo casting chungo si los que nos molan son los adultos de la historia, xD). Por otro lado, Jonathan tiene serie nueva: Drácula, que se estrenará este otoño en la NBC. De momento, ha sido de los pocos trailers que he visto de las series nuevas y, al menos en dicho trailer, tiene una pinta brutal. Encima, también salie Katie McGrath y eso mola, aunque el tinte rubio me descoloque, así que es una de las que pienso ver. Esperemos que tenga suerte ^^


Ah, por cierto, y ya para terminar, cabe señalar que Jonathan, por si no tenía suficientes cualidades el muchacho, encima sabe cantar y ha lucido voz en películas como August Rush o Velvet Goldmine.

PD: Bueno, como ya os he dicho, el viernes iremos a ver Cazadores de sombras en plan fangirl totales, así que ese mismo fin de semana tendréis reseña al canto ;) Y espero que sea positiva. De momento, no he querido leer nada, para que me sorprendan y tal. Bueno, aunque eso es fácil, con que me pogan a Robert Sheehan con un talento para convertir muebles en ropa que ni Giselle.

miércoles, 21 de agosto de 2013

Películas fantabulosas que están por llegar

Ya se empiezan a ver en la televisión los trailers de Cazadores de sombras: Ciudad de hueso, la película basada en la saga escrita por Cassandra Clare. Y yo me emociono como una loca cuando los veo y me muero porque llegue el estreno, pero aún queda un poco. Así que para matar el gusanillo y, de paso, actualizar el blog, he hecho una pequeña lista de películas que estoy que no cago por ver.

Cazadores de sombras. Ciudad de hueso

Pues va la primera más que nada porque se va a estrenar ya enseguida. Pero, oh, qué ganas de ver a Clary, Jace y compañía. Además, anda que no hay vídeos de la película por ahí. Pero vayamos por parte, ¿de qué va Ciudad de hueso?

Ciudad de hueso adapta la novela del mismo título escrita por Cassandra Clare (de la cual somos grandes fans en este humilde blog) y que nos cuenta la historia de Clary Fray, una adolescente normal y corriente, que una noche, en una discoteca, ve como un grupo de jóvenes asesinan a alguien. Pero nada es lo que parece, pues no es un "alguien", sino un "algo" y los jóvenes son Cazadores de sombras, que matan demonios y otra serie de criaturas. Así, Clary termina metida en el mundo de los nefilim, donde nada es lo que parece... ni siquiera su propia familia. Pero, vamos, para que os hagáis una idea, os dejo el trailer:



Como ya he dicho, no queda nada, pues en España se estrena el 30 de agosto. Eso sí, de momento las (pocas) críticas que he leído son bastante positivas, así que mis ganas de verla aumentan todavía más.

Loki Thor: El mundo oscuro

Vale, sí, estoy obsesionada y monotema y esas cosas, pero es que me muero por ver la película. Y es que, en un principio, nos sacaron este trailer:


Que, a ver, está bien y tal y todo pinta como que súper angst y épico y dramático y molón, pero estaba un poco "meh" porque parecía que Loki iba a salir poco... y en plan vieja gloria del rock heroinómana. Yo tengo la teoría de que los peluqueros decidieron re-utilizar las pintas de Tom en Only lovers left alive.

Luego, en la Comic Con, se presentó un trailer más largo (el vídeo de presentación es épico y, si no lo habéis visto, lo tenéis al final de esta entrada):



Y, oh, ¡hostia puta, cómo mola! Ya no es sólo que desde entonces para mí la película es Loki: The dark world, sino hasta las escenas de Thor me molaron un montón (la del martillo del final es buenísima) y todo pinta taaaan guay, que me muero por verla. Además, otro punto extra, sale Zachary Levi sustituyendo a Charming como el hidalgo caballero Don Quijote Fandral, aunque ojalá lo hubieran sacado en el trailer, tsk. Ahh, y también sale Christopher Eccleston o, lo que es lo mismo, el noveno Doctor, lo que también mola mil :3

Por cierto, os he puesto los trailers en castellano, pero yo recomiendo verlos en inglés y escuchar esos vozarrones que me tienen Chris y Tom (eh, como si fueran amigos de toda la life, sep). After all this time... Argg... :3 Vale, vale, lo dejo.

En llamas

Tampoco es ningún secreto que idolatramos a Katniss, Peeta y cía (en "cía" no incluyo a Gale, que quede claro), así que en cuanto salió el trailer de En llamas, la continuación de Los juegos del hambre, lo vi unas cuantas veces y, oh, qué buena pinta tiene.



¿Lo único malo? El actor que hace de Finnick, no me gusta, no es mi Finnick, tsk. Bueno, también el beso de Gale, al cual odio con toda mi alma, baaah, fuera, fuera, donde esté Peeta que se quiten los demás.

Por cierto, que al buscar el trailer he descubierto que han hecho una película de coña titulada The starving games y, dios, el trailer no tiene desperdicio alguno, las risas que me he echado en poco rato. Y como una es generosa, pues os lo pone también, por si no habéis tenido el placer y esas cosas ;P



Yo es que no sé de qué soy más fan: de "Katniss" leyendo las Cincuenta sombras de Grey, el momento Angry bird o las apariciones (épicas) de Psy y Los vengadores, xDD. Me muero, en serio, xDD.

Frozen

Estas Navidades tendremos nueva película de Disney en plan princesas, así que estoy súper mega contenta. Además, por lo poco que se sabe de ella, tiene pinta de seguir la estela de Tangled o Enredados (as you wish), lo que mola mil. Bueno, en Frozen nos encontramos a Anna (con la voz de Kristen Bell, lo que es bien) que debe salvar a su reino del poder de su hermana Elsa (voz de Indina Menzel, la OST tiene que ser la rehostia, por cierto) con la ayuda de un montañero al que dobla Jonathan Groff. Vamos, que sólo con el casting yo ya estoy que muero de amor.



No sé por qué extraña razón el trailer en condiciones (es decir, el trailer y no la escena del hombre de nieve) sólo está en japonés y francés. Os he puesto la versión gabacha porque se le pueden poner los subtítulos y, oye, se entiende bastante bien. Pero, aún así, si alguien sabe por qué sólo está en francés o en japonés, que me lo diga que se lo agradeceré eternamente ;P

El hobbit: La desolación de Smaug

Vuelve Martin Freeman, Aidan Turner y cía en compañía de Orlando Bloom, lo que hace que yo haga:


También sale Evangeline Lilly, lo cual mola, pese al tono zanahorio de pelo que le han plantado. ¿Por qué, oh estilistas? ¿Por qué? Si hasta Loki-heroinómano (digo Loki, porque la de Thor hasta yo querría tenerla, qué pelazo, por Loreal) tiene mejor pelazo que la pobre Evangeline en El hobbit, cosa que me parece fatal.


Tres bodas de más

Saltando de una peli que quiero ver a otra, además de una desgracia capilar a otra, voy con una española que tiene muy, muy buena pinta.


Primera cosa que mola: ver a Inma Cuesta en una comedia en vez de un dramón o de hacer de la pan-sin-sal de turno (ay, Margarita, Margarita, qué atragantada te tengo) y encima parece que se sale. Segunda cosa que mola: los ex-novios, soy muy fan de los tres (sobre todo de Berto, yeeey =D), oh yeah. Cosa que me hace mucha gracia: el desastre capilar que le han liado al pobre Martín Rivas en la cabeza, como intentando imitar a una escarola... Si es que parece sacado del Capitolio, con lo mono que es nuestro galleguiño favorito, por favor.

La gran familia española

Pues otra peli española que estoy deseando ver. Daniel Sánchez Arévalo nunca falla, aún le amo por los Backstreet Primos y el trailer de su nueva peli mola mil, tan musical y bonito él.


A todo esto, buscando el trailer anterior, he descubierto que ha salido uno nuevo que no había visto y que habla más del argumento, así que aquí lo tenéis ;)


Además, me encanta el reparto: Quim Gutiérrez, Nuño, Roberto Álamo (uy, qué diferencia de verlo de Calvo cabrón en Luna, el misterio de Calenda, OMG) e incluso breve aparición de Raúl Arévalo :3 Por cierto, la chica morenita que parece la tercera en discordia entre Nuño y la rubia, ¿no es Nieves de Puente Viejo? Mmm, yo diría que sí. Macho, hay que ver lo bien que me explico, xDD.

Y vosotros, ¿alguna película que estéis deseando ver?

lunes, 19 de agosto de 2013

Divergente

Hoy os traigo la reseña de un libro que me enganchó como no lo hacía otro desde cualquiera de la trilogía Los juegos del hambre y eso es mucho decir; en parte también porque llevo una buena racha de libros que me atrapan. Estoy hablando de Divergente, la primera parte de una trilogía ideada por Veronica Roth y que sigue con Insurgente; la tercera y última parte todavía no ha sido publicada, pero se sabe que se titulará Allegiant.

En Divergente conocemos a Beatrice Prior, una chica de dieciséis años que vive en un mundo donde la sociedad se divide en cinco facciones (Abnegación, Cordialidad, Erudición, Osadía y Verdad) a las que la gente dedica su vida. Pues bien, cuando se cumplen dieciséis años, se debe elegir si permanecer en la facción donde te has criado o ingresar en una nueva, lo que supone renunciar a tu forma de vida, familia y demás.

Por si a Beatrice, que nunca se ha sentido parte de Abnegación, su facción, la situación no la preocupa lo suficiente, descubre en la prueba de actitud que no es como los demás: es divergente... y eso puede costarle la vida. Sin embargo, pese a todo, la ceremonia llega y Beatrice debe elegir: su familia o ser quién verdaderamente es.

Lo primero que quiero señalar de Divergente es que me ha parecido muy original. La autora ha creado un mundo complejo, muy bien armado e interesante, un mundo que, pese a ser una distopía –algo que últimamente se lleva mucho–, resulta nuevo, original y fascinante. Todo lo de las facciones, lo que entrañan, como se comportan entre sí y con las demás, me ha gustado muchísimo.

También me sorprendió que siguiera derroteros más psicológicos que de acción pura y dura como en Los juegos del hambre. Sí, gracias a la elección de Tris (como se conoce a Beatrice la mayor parte de la novela), ésta debe pasar por pruebas, entrenamientos y demás, pero la historia está más centrada en ella, en su evolución y en diseccionar su persona, que en la acción propiamente dicha. Y eso me ha encantado.

Porque Tris es una gran protagonista, es un personaje que me gustó mucho y que, además de complejo, me pareció tan conseguido como humano. Tris no es perfecta, ni mucho menos. No se siente a gusto en Abnegación, la bondad no le sale natural y llega a ser vengativa y rencorosa, pese a que también es valiente, desinteresada y buena. Ese mezcla, ese equilibrio, entre luces y sombras me fascinó. También me gustó que, pese a ser fuerte y decidida, también puede ser frágil y dudar.

Y si Tris es un gran personaje, no es la única, pues el resto tampoco tiene desperdicio: Caleb, el hermano de Tris; la madre de ambos; los amigos de Tris... Todos cumplen bien con su cometido y resultan muy conseguidos.

Pero si alguien tiene que destacar entre los demás personajes, ese es Cuatro. Ay, Cuatro. Cuatro es el instructor de Tris y sus compañeros, es valiente, guapo, misterioso, pero también agradable y, claro está, tiene una relación con Tris que evoluciona muy bien a lo largo de la novela. Aunque Divergente no es una novela romántica, sí que tiene escenas muy conseguidas y la unión de los dos es de lo más interesante, en parte porque son una buena pareja, en parte porque desentraña poco a poco el misterio que es Cuatro.

A lo largo de la novela, además, va apareciendo una serie de interrogantes, un misterio que apunta a una conspiración y que acaba explotando de una forma espectacular. Personalmente, me sorprendió la magnitud de la situación creada por Veronica Roth, lo poco que le tembló el pulso y lo apasionante que resulta la última parte de Divergente. De hecho, si durante las pruebas de la facción, durante el viaje de Tris, la historia te absorbe y te obliga a seguir leyendo, una vez todo explota... tienes que terminártelo de una sentada sí o sí.

La única pega que podría ponerle a Divergente es que, pese a que es adictivo y está perfectamente orquestado, a grandes rasgos resulta predecible: mientras que la última parte me sorprendió por cómo estalla todo, lo que concierne a los misterios que van planteando (lo que rodea a Cuatro o lo de Erudición) se resuelven de una manera bastante predecible. Cierto es que es lógica, que tiene sentido, así que tampoco es negativo, pero me habría gustado que esos giros me sorprendieran más.

Resumiendo, Divergente es una historia original que te atrapa como un torrente y te obliga a seguir leyendo para saber cómo continuará el viaje de Tris, una gran protagonista. Una lectura muy, muy recomendable.

El próximo lunes literario estará dedicado a... Una tienda en París de Màxim Huerta.

domingo, 18 de agosto de 2013

Maromo de la semana 148

Pues como todos los domingos, nos toca despedir al actual Maromo de la semana para decir "hola" a uno nuevo. Hoy estaba especialmente in albis con quién elegir (vale, en realidad llevo unos días monotema con lo que respecta a los maromos, pero es que a mi Tom ya lo puse), pero al final ha venido este hombre en formato entrevista y he visto la luz. Y es que el maromo de esta semana a mí me encanta porque, además de que me parece todo guapetón, me cae súper bien, y se llama...

Antonio Garrido


Antonio Garrido Benito nació en Salteras, Sevilla, el 20 de agosto de 1971. Como no he descubierto nada sobre su juventud, vamos directamente con su carrera como actor y es que Antonio debutó en una obra teatral, exactamente en un montaje de Bajarse al moro (tuve que leerla en el insti -mi profe, que era un guay- y me gustó mucho, por si os interesa echarle un vistazo) y fue la primera de muchas: Breve Brecht, El barbero de Sevilla, El otro lado de la cama, etc. Por cierto, por ésta última le nominaron a los Premios de la Unión de actores en la categoría de actor secundario en teatro.

En 1998 debutó en televión como presentador en el programa Añoranza en el canal Onda Giralda (que, según leo, en la actualidad es Giralda TV). Un año más tarde, se pasó Canal Sur 1 donde presentó varios programas como El día D, Vamos de fiesta y Andalucía Directo.


Y, a todo esto, en el año 2002 empezó a hacer sus pinitos como actor de televisión en episodios de series como 20tantos, la mini-serie La Mari, Cuéntame, Hospital Central, Los Serrano, La sopa boba, Mis adorables vecinos, El comisario, Un paso adelante... Así, llegamos al año 2005, cuando Antonio consiguió un papel fijo en una serie, en este caso Al filo de la ley, que era una serie de abogados protagonizada por Natalia Verbeke y Leonardo Sbaraglia, que duró una única temporada de 13 episodios. Ese mismo año, además, apareció en dos películas: Camarón y Desde que amanece apetece, protagonizada por Gabino Diego y Arturo Fernández.

Después, Antonio fichó por una nueva serie que producía Cuatroº, Los Simuladores, que es donde le conocí, por cierto. A mí es que Los Simuladores me molaba. Estaba basada en una serie argentina (de hecho, el líder del equipo era un actor de la serie original) y contaba como un grupo de cuatro personas, arreglaban algún tipo de problema de la gente que les contrataba mediante "simulaciones". Antonio era Jota, que era el guapo del equipo, el encantador, el jeta y el actor y que molaba mucho ^^ Los Simuladores duraron dos temporadas, por cierto, y, como ya he dicho, guardo un grato recuerdo de ella ;)


Entre ambas temporadas, Antonio también apareció en la película El camino de los ingleses (y el aburrimiento del espectador porque, madre, qué coñazo de película), un programa llamado Teletipos (que ni idea de lo que es) y el concurso Identity, que lo hizo bastante popular. En Identity el concursante tenía que asociar doce cualidades a doce desconocidos y era bastante entretenido, si no recuerdo mal. Mientras estuto en Identity, también condujo otro programa de TVE (cadena donde se emitía el primero): Hijos de Babel, que tampoco sé cuál es.

En el 2008, Antonio rodó tres películas: Trío de ases, el secreto de la Atlántida; Buscando al hombre perfecto y Diario de una ninfómana. En el 2009, apareció en la película Siete minutos (creo que iba sobre citas rápidas) y fichó por la apuesta de Antena 3, La chica de ayer. La chica de ayer era la adaptación española de la popular serie de la BBC Life on Mars, donde Ernesto Alterio viajaba atrás en el tiempo, a la década de los 70, y tenía que adaptarse a la época y tal. Antonio era su compañero en la policía, que era un bruto un tanto retrógrado, pero que también tenía sus puntos. La verdad es que estaba estupendo ^^

Sin embargo, pese a que estaba muy bien, La chica de ayer duró una única temporada, aunque, al menos, tuvo final cerrado. Algo es algo. También por suerte, Antonio no estuvo mucho tiempo sin trabajar ya que, tras roda la tv-movie Desátate, fichó por otra serie de Antena 3, de la cual se ha hablado bastante en estos lares: Los protegidos. En Los protegidos, Antonio era Mario, el padre de familia buenazo y encantador, que era un auténtico amor y era imposible no quererle, ni shippearle con Jimena (ay, cómo molaban, por Cas). Ya sabéis, yo siento mucho amor por Mario, por lo sumamente mono que era con todo el mundo, por el Piñatón, el baño pijo profanado...



Tras tres temporadas, Los protegidos fue cancelada a finales del año pasado y Antonio se dedicó al cine, apareciendo en La chispa de la vida, Fin y Solo para dos. Además, estamos de enhorabuena, pues hace relativamente poco pudimos verlo en un episodio de Con el culo al aire, donde se choteaba hasta de sí mismo, lo que fue muy guay (os dejo la crónica del episodio, por si queréis recordarlo) y lo más importante: ¡tiene serie nueva! Yey =D

De hecho, desde este viernes ya hemos podido verlo en Amar es para siempre, donde interpreta a Augusto Lloveras (lo decía Antonio en la entrevista y es verdad, qué nombre más complicado ;P), que tiene pinta de ser un malo malísimo de la temporada y al que estoy deseando ver en acción, porque estoy convencida de que lo va a bordar, vamos :3

PD: Os he dejado un vídeo, más que nada porque material fotográfico pues como que no había mucho y así os toco la fibra sensible con la parejita ;P

viernes, 16 de agosto de 2013

Las 11 preguntas del premio Liebster

Es la primera vez que os traigo una entrada de este tiempo y es que es la primera vez que me nominan para una cosa de estas. En concreto, ghiomara del blog Mi obsesión por los libros y algo más, me ha nominado al premio Liebster, que consiste en nominar 11 blogs de menos de 200 seguidores y responder a las 11 preguntas te proponen.

Así que, nada, aquí están las once preguntas de ghiomara:

1. ¿De qué libro no has parado de hablar?

Buff, de muchos, generalmente de sagas para teorizar y recomendar. Pero, bueno, si he de quedarme con uno, elijo la saga Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin, que entre la pachorra del buen hombre para sacar entregas nuevas y responder a enigmas, además de la emisión de Game of thrones, pues son unos libros con los que no dejo de dar por saco.

2. ¿Qué libro llevado al cine te ha causado mas expectación -lo has esperado con mas ansia-?

¡Cazadores de sombras! Sin ninguna duda. Estoy ya que no cago porque llegue el 30 de agosto y poder ver la película de una vez. Los libros me encantan, el casting no tanto, pero los trailers y los avances que se están viendo, me tienen loca. OMG, tiene todo una pintaza. Además, en twitter Cassandra Clare está hablando de los preestrenos y esas cosas y aún me entran más ganas de ver la película.

Por cierto, que si no habéis leído Cazadores de sombras o no sabéis lo que es, no sé a lo que estáis esperando, porque la saga mola mil =D

3. ¿Algún libro te atrapó tanto que dejaste de ir a algún evento con tal de seguir leyéndolo? Si es que sí, ¿qué libro fue y qué evento fue el que te saltaste?

Pues la verdad es que atraparme, me han atrapado muchos libros, pero nunca he llegado a tal extremo. A lo máximo que he llegado ha sido a acostarme más tarde o no ver algo que pretendía ver o escribir menos rato por seguir leyendo. Eso me ha ocurrido con Los juegos del hambre, Bitterblue y Divergente. Seguramente algún otro libro me ha provocado lo mismo, pero ahora mismo no me acuerdo ;)

4. ¿Has envidiado la mascota de algún personaje de libros?

Yo quiero un Fujur en mi vida, que me lleve a donde sea, así que sí. Oh, ahora me apetece escuchar la canción de Neverending story, ohhh, ohhhh.

5. ¿Algún libro te ha hecho reír? ¿Cuál?

Unos cuantos. Así, a bote pronto, Maldito karma de David Safier, con el que disfruté muchísimo y, sobre todo, cualquier libro salido de la pluma de Jonathan Stroud y de Rick Riordan. Genios los dos. Lo que me he podido reír yo con Bartimeo, los hermanos Kane o Percy y cía.

6. ¿Qué libro me recomendarías y por qué?

Buff, qué pregunta más jodida. Es que hay tantos. Encima, no quiero tirar de auto-promoción, xD. Mmm, a ver que piense... Venga, pues para no repetir de los que ya he hablado, me quedo con La sombra del viento y con Aprendiz de diosa. La sombra del viento porque es un libro precioso, muy bien escrito y que sólo es el principio de una tetralogía maravillosa; Aprendiz de diosa, por otro lado, porque lo he leído hace poco y me encantó de principio a fin, lo disfruté muchísimo.

7. ¿Tienes algún libro del que te enorgullezcas de haber leído?

Leerse uno de Diana Gabaldon es una proeza por lo largos que son, pero de enorgullecerme... Mmm, quizás algún clásico, que he leído ya unos cuantos, como Madame Bovary que me costó un triunfo terminarlo. Venga, me quedo con ese porque fue algo en plan auto-superación. Por cierto, no me gustó nada, pero nada.

8. ¿Tienes algún libro que te avergüence haber leído?

Nop. He leído cosas como Crepúsculo, algún folletín que otro, novela erótico-festiva, pero no me avergüenzo de ello. Cada uno lee lo que le apetece, ¿no? Pues eso, que no creo que haya que avergonzarse ni nada así ;P

9. ¿Por qué personaje te cambiarías sin pensarlo, para que él viviera tu vida y tú la de él?


Otra difícil. Hay tantos. Hermione Granger, Claire Fraser, Gwen Shepperd (oh, Dios, lo que daría yo por viajar en el tiempo, colega), Anna Oliphant (ju, ju, ju, quedarse con Ètienne, otra ventaja)... Vamos, menos por un personaje de George R. R. Martin, me cambiaría por lo que fuera.

10. ¿Qué superhéroe te gusta más?

Yo es que desde la película de Thor siento un amor infinito e incondicional por Loki, gracias al señor Tom Hiddleston, que es un actor maravilloso, súper simpático, tiene una voz que me vuelve loca y que hace cosas tan sumamente awesome como estas:



Pero como la pregunta dice "superhéroe" y Loki es más bien el villano, me voy a quedar con Rondador nocturno, porque hace falta ser guay para elegir a Errol Flynn como álter ego cuando lleva el inductor de imágenes. Además, en la película lo interpreta Alan Cumming, que también es un actorazo. Señalar también a Spiderman, por ser un cachondo, y a Magik (o Illiana Rasputín, a quien le cogí prestado el nombre) porque ser una mutante, hechicera oscura y demás mola mil.

11. ¿Con algún personaje de la literatura te sientes identificado?

Bueno, siempre hay cosas de los personajes con las que siempre me siento identificada, pero con un solo personaje al completo pues... Creo que no o, al menos, ahora mismo no caigo.

Esas son las 11 preguntas de ghiomara. Ahora debería nominar a otros 11 blogs y proponer 11 preguntas, pero lo voy a dejar a vuestra elección: si os gusta el test, lo podéis hacer en vuestros blogs o dejarlo en los comentarios, que yo estaré encantada de leer vuestras opiniones ;)

PD: Oye, por cierto, así por comentar, qué grande que es Tom Hiddleston, por Dios. Sólo él es capaz de liarla así en la Comic Con, ainss, cómo me gusta, seriously :3

miércoles, 14 de agosto de 2013

En blanco y negro: Capítulo 15

Estamos a miércoles, así que os traigo un nuevo capítulo de En blanco y negro, la continuación de Cuatro Damas. En esta ocasión, el capítulo número 15 titulado Persiguiendo a Kenneth.

Las vacaciones han pasado, es hora de regresar al internado y retomar las clases. Álvaro se pregunta el motivo por el cual Kenneth dejó tirada a Ariadne, mientras éste recibe una visita no muy deseada.



Una vez más, espero que os haya gustado. Ha sido un capítulo dedicado a Álvaro y Kenneth, así que me imagino que habrá cierta lectora muy, muy contenta ;P Y, bueno, ya sabéis que vuestros comentarios me dan la vida, así que si tenéis cualquier cosa que decir, me dejáis uno y yo tan contenta ^^

En dos semanas, más.

Próximamente: Historia y política.

lunes, 12 de agosto de 2013

Forastera

Hoy os traigo una reseña de una saga que conocí hace relativamente poco y que me ha gustado muchísimo, no puedo recomendarla más y me parece maravillosa. Estoy hablando de la saga Outlander de Diana Gabaldon; en España o bien es Forastera o bien La saga de Claire Randall, aunque yo prefiero la primera opción. Dicha saga está compuesta por siete libros, aunque a finales de año saldrá, al menos en inglés, la octava entrega, que, se supone, termina la saga:

1. Forastera.
2. Atrapada en el tiempo.
3. Viajera.
4. Tambores de otoño.
5. La cruz ardiente.
6. Viento y ceniza.
7. Ecos del pasado.
8. Written in my own heart’s blood.

La historia comienza en Forastera, donde conocemos a Claire Randall, una joven enfermera inglesa que está pasando su luna de miel en Escocia; Claire se casó con su marido, Frank, durante la segunda guerra mundial, así que hasta el fin del conflicto habían estado casi separados. Sin embargo, un día, mientras Frank, que es historiador, se encuentra investigando a sus antepasados, Claire se va a dar un paseo y acaba acercándose a un círculo de piedras; al cruzarlo, Claire acaba transportada en el tiempo 200 años atrás, justo en pleno conflicto entre escoceses e ingleses.

Y ahí, en 1734, es donde empiezan las aventuras de Claire a lo largo del espacio y del tiempo y, sobre todo, donde, casi sin comerlo ni beberlo, acaba casada con un joven escocés, Jamie Fraser, para salvar la vida.

Una cosa a tener en cuenta de esta saga es que cada libro se supera, siendo el primero el más flojo con diferencia. De hecho, a Forastera le cuesta arrancar y es muy pausado al principio, aunque luego coge carrerilla y la segunda mitad mejora notablemente. Y es que Forastera es, en cierto modo, un libro de introducción, el libro donde se nos presenta a Claire y Jamie, los grandes protagonistas de la historia y donde se fragua la relación entre ellos.

Por todo eso, recomiendo que, aunque Forastera no te entusiasme, le des una oportunidad y sigas porque a partir de la segunda parte, Atrapada en el tiempo, la historia sólo va a más: aparecen más personajes, se vuelve más coral, hay más aventuras, intrigas, misterios y, también, viajes en el tiempo.

Porque otra cosa a tener en cuenta de esta saga es que es muy difícil englobarla en un solo género. Sí, es cierto, está basada en una gran historia de amor como la de Claire y Jamie, pero es mucho más: es una novela histórica, pero también una novela de aventuras, a veces es terriblemente divertida y otras cruel y triste; hay misterios, cierto misticismo que flota en el ambiente con el tema de los viajes en el tiempo… Y, sobre todo, cada entrega es distinta de la anterior. Así como los dos primeros están ambientados en Escocia y Francia (con el fantasma de Culloden acechando), el tercero se traslada al Caribe y el resto en América (el sexto y el séptimo con la guerra de la independencia siendo casi un personaje más), por lo que ni la acción, ni el escenario, ni siquiera la personalidad de la novela es igual, lo que resulta muy refrescante.

Todo ello, además, logra que sean novelas que, a pesar de su larga longitud (yo tengo la edición bolsillo y las dos últimas sobrepasan las 1000 páginas, ahí es nada), se lean enseguida, enganchen y se disfruten muchísimo. Evidentemente, hay partes mucho más trepidantes que otras, pero eso también tiene su encanto: se disfruta mucho viendo a los personajes en sus épocas más apacibles y cotidianas.

Como ya he dicho antes, lo que hila todas las historias, lo que conecta a todos los personajes son Claire y Jamie. Ay, qué pareja. Nunca había leído una pareja como estos dos y tampoco me había imaginado que serían así, dado que él es un highlander del siglo XVIII y tal, pero me conquistaron por completo, tanto separados como juntos. Su historia es romántica, profunda, muy creíble y bien planteada; además, Diana Gabaldon logre que sea romántica y apasionada, sin resultar cursi o empalagosa, lo que, para mí, es todo un plus. Otra de las cosas buenas de las relación es que, aunque tienen sus altibajos, no marean la perdiz, ni hay terceras personas que se interpongan.

En lo que respecta a los personajes, pues, como os podéis imaginar, al ser tantos tomos que, además, abarcan una gran cantidad de tiempo, hay una gran galería de ellos y de lo más dispares.

Claire es la protagonista, de hecho es la narradora en un primer momento (aunque, a medida que la historia avanza, se añaden puntos de vista en tercera persona) y yo la adoro. Claire es fuerte, decidida y valiente, siempre está dispuesta a actuar ocurra lo que ocurra y sabe cuidar de sí misma; vamos, que no es la típica protagonista pazguata, sino una mujer fuerte y admirable. Además, otra cosa que me gusta mucho del personaje es que, más allá del rol de heroína de historia de amor, es una profesional: sus conocimientos como enfermera enseguida hacen que sea una doctora y es un rasgo muy importante del personaje. Me gusta que además de esposa, amante, sea una mujer trabajadora que tiene muy clara su vocación.

Y Jamie es el héroe de la historia, el chico, el príncipe azul escocés de brillante pelo rojo. Sonriente, divertido, pero también un héroe, un líder que se hace con las riendas de la situación y la soluciona. Es romántico, apasionado, aunque también tiene carácter. Eso sí, no es el típico monstrenco que les ha dado ahora por escribir ahora en la literatura romántica; sí, discute con Claire, tiene carácter, pero ni es un borde, ni le pone la mano encima, ni es un neandertal de tomo y lomo. De hecho, Jamie Fraser es uno de mis protagonistas favoritos hasta la fecha.

Pero, como ya he dicho, Claire y Jamie no están solos y, la verdad, el resto de personajes no tienen desperdicio: Brianna, Roger, Lord John, Ian, Fergus, Marsali... Y así podría seguir durante mucho tiempo. Porque ninguno tiene desperdicio, porque todos son complejos, tienen veres, son muy humanos... y en varias ocasiones dan unos giros que te dejan patidifuso, lo que suele molar mucho. Eso sí, hay un lado malo y es que a Diana Gabaldon no le tiembla el pulso a la hora de matar, mutilar y putear de lo lindo a sus personajes.

Diana Gabaldon, además, tiene muy buena mano a la hora de narrar, tanto desde la perspectiva de Claire, en primera persona, como en la de varios personajes. Su narrativa es bonita, pero también efectiva y sabe adaptarse perfectamente a la situación. Encima, logra ambientar tanto el carácter de la escena como la época a la que se refiere: la saga está muy bien documentada, pero no resulta un libro de texto aburrido, sino que sabe adaptar la historia a la novela y que sea interesante, algo que muchos autores no saben hacer.

Para acabar, sólo me queda mencionar que las portadas que os he puesto son las de la edición más nueva de la mano de Salamadra que, no obstante, sólo tiene editadas las cinco primeras partes. Las otras dos han sido publicadas por Planeta, tanto en edición bolsillo como en tapa dura.

Resumiendo, la saga Forastera de Diana Gabaldon es una serie de novelas que aúna muchos géneros (romance, aventura, historia, misterio...) y que está protagonizada por una gran pareja de personajes. Aunque la primera entrega tarda en arrancar un poco, la historia no deja de mejorar y mejorar, hasta que acaba convertida en una novela río con distintas líneas temporales. Muy divertida de leer, emocionante y adictiva.

Ah, por cierto, la cadena america Starz está preparando una serie que adapta la saga y de la que ya se están conociendo los primeros actores. A ver qué sale de ahí, ojalá les salga una gran serie... y ya puestas a pedir, ojalá se publique pronto la octava parte ;)

El próximo lunes literario estará dedicado a... Divergente de Veronica Roth.

domingo, 11 de agosto de 2013

Maromo de la semana 147

Como el domingo pasado no cambié al Maromo de la semana, esta os traigo a uno que tiene una empotrabilidad infinita, pero que también puede ser muy mono él. ¿Y quién es este pedazo de tiarrón con músculos envidables, ojos bonitos y una sonrisa aún más bonita? Pues el señor...

Chris Evans


Christopher Robert Evans Capuano nació el 13 de junio de 1981 en Sudbury, Massachusetts, Estados Unidos, siendo hijo de Lisa, que era bailarina, y Bob, un dentista. Además, tiene tres hermanos, dos chicas y un chico; éste último, además, también ha hecho sus pinitos como actor. Y, bueno, el hermano de su madre, es decir, su tío es congresista.

Estando en el instituto, Chris tenía planeado estudiar en la Universidad de Nueva York, pero en el verano de su tercer curso de secundaria, realizó un curso de interpretación y conoció un agente que le ayudó a iniciar su carrera como actor tras terminar el instituto. Así, se olvidó de la universidad, pero comenzó a actuar. Su primer papel fue en la película The newcomers y, ese mismo año, consiguió un personaje fijo en la serie Opposite sex junto a Milo Ventimiglia (ay, Milo, que desde Héroes no te he visto, con lo que me gustas). Bueno, por cierto, Opposite sex tuvo muy mala suerte, ya que la cadena la fue relegando hasta el verano, donde no cuajó y fue cancelada. Si buscáis fotos por ahí, fliparéis de lo jovencitos que salían ;P


Después de que Opposite sex fuera cancelada, Chris apareció como personaje episódico en El fugitivo. La caza continúa y Profesores de Boston. Ese mismo año, el 2001, protagonizó No es otra estúpida película americana, que es una parodia de las películas teen en plan Dieciséis velas, 10 razones para odiarte y un largo etcétera. La película fue vapuleada por la crítica, pero era graciosa y sirvió de trampolín para Chris.

Y es que en el 2004, tras la tv-movie Eastwick y un episodio de la serie Skin, protagonizó dos películas: por un lado, la comedia The perfect score junto a Scarlett Johansson, Bryan Greenberg y otros; por otro, Cellular junto a Kim Basinger, Jason Statham y William H. Macy. En Cellular, secuestran a Kim que es súper lista y logra arreglar un móvil con el que pide ayuda a Chris por casualidad, al que no conoce, y éste lo hace, estando comunicados únicamente por teléfono. Quizás el planteamiento es un poco absurdo, pero, oye, que la peli mola mucho. Te mantiene en tensión, entretiene y tiene varios golpes graciosos: el hijo de Kim se llama Ricky Martin, no me digáis que no es épico.


En el 2005, Chris participó en dos películas más independientes: Gente poco corriente y London. Oscura obsesión, donde interpretó a un drogadicto con muchos problemas, lo que fue un gran cambio de registro. Ese mismo año también fue elegido para interpretar a Johnny Storm en la adaptación cinematográfica de Los cuatro fantásticos. Y básicamente es lo único bueno de la película (vale, también se pasea por ella Julian McMahon, lo que también merece la pena), que tuvo muchos errores de casting y que es muy, muy floja. De hecho, creo que fue la que peor ha funcionado en taquilla, sin contar su secuela, la cual ni siquiera he visto. Pero, vamos, que Chris como Johnny es guay, me gustó mucho porque era muy... Johnny :3

Tras doblar a Casey en TMNT - Tortugas Ninja Jóvenes Mutantes (a mí me gustan tanto las películas viejas que me da muuucho miedo ver esta, por cierto), se dedicó al cine por completo: Sunshine, Los 4 fantásticos y Silver Surfer (vale, en serio, ¿tanto le costaba al traductor mirar cómo se llamaba el personaje en español? Silver surfer, Silver surfer, en mi casa es Estela plateada de toda la life, que somos muy poco modelnos, xD), Diario de una niñera (donde era el adorable pretendiente de Scarlett Johansson), Dueños de la calle (junto a Keanu Reeves y Hugh Laurie), La pérdida de un diamante lágrima, Push (esta es entretenida, de gente con poderes y tal, si no recuerdo mal), Los perdedores (junto a mi amado Jeffrey Dean Morgan y, ojo al dato, que es increíble... ¡Óscar Jaenada! WTF?), Scott Pilgrim contra el mundo, Puncture.


En el 2011, cuando ya se estaba preparando la adaptación de Los vengadores, por lo que se estaban realizando las películas individuales de los futuros miembros, Chris fue elegido como El capitán América o Steve Rogers, as you wish. Yo al principio era un poco excéptica porque para mí era Johnny Storm y no me pegaba para el sosaínas del Capitán (lo tengo atragantado, sep), pero luego vi la peli y me moló mucho, pero mucho. De hecho, mientras que el personaje de los cómics me repatea, la versión de Chris me parece muy guay.

Y como Chris fue El capitán América en su propia película, también lo fue en Los vengadores, tras haber protagonizado la comedia romántica Dime con cuantos, junto a Anna Faris. Una vez más, el Steve de Chris fue muy mono y me gustó mucho verlo interactuando con los demás y alegrándose de pillar alguna referencia cultural que otra, xD. Tras Los vengadores, Chris apareció en The iceman y Snowpiercer y me mola que todo quede en frío... vale, podéis tirarme tomates, me lo merezco, xD.

Y en estos momentos su agenta está un poco apretada y tiene al menos cinco películas que nos irán llegando poco a poco: A many splintered thing (junto a Aubrey Plaza y Ashley Tisdale, lo que me mola), Captain America: The winter soldier (donde repite Sebastian Stan, así que me regocijo y, además, han fichado a Emily Vancamp, lo que también es guay. Además, Cobie Smulders repite como Maria Hill y también Scarlett como Viuda negra, que es lo que menos me mola, porque no me gusta como han adaptado el personaje: encima, Scarlett no me pega, pero bueno), 1:30 Train, The ten o'clock people y The avengers: Age os Ultron (tres cosas: 1) Ultron. Yo me emociono, me emociono mucho; 2) ¿lo de que Mercurio sale es cierto? OMG, ¿y su hermana? Yo quiero ver a Wanda, me encanta Wanda. 3) Yo entiendo que Loki fue el malo de la uno, que toca cambiar de malo, pero... Jo, lo voy a echar de menos o.o)

jueves, 8 de agosto de 2013

Once actores para Víctor Ros

Aunque la última vez que hice una entrada de este tipo no acerté quién sería el doceavo Doctor (aunque he de decir que me mola Peter Capaldi), vuelvo con otra especie de porra. Y es que sabemos que se está preparando una serie pasada en la saga de novelas de Víctor Ros (escritas por Jerónimo Tristante y que molan; de hecho las reseñé hace tiempo en esta entrada de aquí), pero todavía no sabemos quién será el detective. Así que, ni corta ni perezosa, aquí os traigo a varios actores que me gustaría ver en el papel.

Elio González


Quizás es porque recuerdo el haber visto alguna que otra vez a Elio en Bandolera, así, vestido de siglo XIX, pero al cuestión es que me pega mucho de Víctor Ros. Además me gusta muchísimo como actúa (me encantaba en Doctor Mateo) y, no sé, que lo veo muy de detective intelectual y tal. Además, ahora salía en Gran reserva: El origen, pero como les han cerrado el chiringuito, pues está libre.

Adriá Collado


Yo es que soy muy fan de este hombre y, aunque últimamente lo vemos en La que se avecina (o en Aquí no hay quien viva, que son muuuy fáciles de pillar en la TDT), yo también lo recuerdo en la película Fumata blanca, tan guapo él con su sotana, investigando quién ha matado al Papa y esas cosas. No recuerdo haberle visto en una serie de época, pero, oye, me pega y sería todo un cambio de registro para él.

Félix Gómez


Hace un montón que no veo a este hombre pasearse por la tele, lo que es mal, porque es muy, muy bueno (qué genial estaba en Amar en tiempos revueltos, por ejemplo). ¿y qué mejor regreso que siendo Víctor Ros? El porte, el físico, su talento y, encima, es que me lo imagino tal y como salía en La república y me parece perfecto.

Carles Francino


El único rubio de la lista y también dueño de unos ojazos azules que quitan el hipo. ¿Que no se parece físicamente a Víctor Ros? Vale, pero eso se arregla con maquillaje o se pasa por alto. Y es que Carles es otro actor que me gusta mucho, pero mucho y que le veo carisma y personalidad como para ser Víctor Ros. Además, otro plus, volveríamos a verle por la tele que, creo, que tras Punta Escarlata ha estado desaparecido.

Carlos García


A Carlos actualmente lo podéis ver en Amar es para siempre, donde ha vuelto a prestar sus rasgos a Fernando Solís (alias El resucitado), pero no va a estar en la nueva temporada, así que problemas de agenda no va a tener. Por otro lado, físicamente me pega un montón para Víctor Ros y es un actor que me gusta muchísimo y que creo que daría bien la talla. Además, su señora Esmeralda Moya ha fichado por la serie y si es Clara, que espero que lo sea porque va perfecta para el papel, molaría verla con Carlos.

Álex Gadea


Vale, Álex está actualmente en El secreto de Puente Viejo, que es diaria y tal, así que lo veo muy difícil, pero como es una miniserie quizás suene la flauta. Y, bueno, que a mí me mola como Víctor Ros. Con ese porte, lo bueno que es actuando el tío (menudos cambios de registro en Puente Viejo sin ir más lejos) y ya estamos acostumbrados a verle de época, así que va perfecto ^0^

Marc Clotet


Otro al que actualmente podéis ver pasearse por la Plaza de los Frutos y que dejará de aparecer esta temporada, así que podría ser Víctor Ros perfectamente. Si no me falla la memoria, que podría ser, es el que más se asemeja a la descripción dada en las novelas y, además, me encanta como actúa Marc. El tío es súper natural, se le quiere en cuanto sonríe y sería todo un desafío verlo en un personaje como Víctor Ros, tan alejado de su Vaquero o su Mauro. Además, Marc ya fue policía en El comisario, así que tiene cierta experiencia como detective  ;)

Fernando Andina


A Fernando lo tenemos sin serie actualmente y a mí me encantaría verlo en una, que lo echo de menos (ay, aún duele que me dejaran sin FoQ y sus líos con Olimpia, snif, snif). A Fernando le he visto en muuuchos registros, que para eso estuvo en Al salir de clase y pasó de ser súper malo malísimo al galán de la serie, y da bien el perfil en todos los aspectos. Además, eso de ser detective tampoco le pillaría de nuevas, que ya fue un poli súper guay en El comisario (y qué guapo salía él con sus gaficas :3).

Alejo Sauras


Otro que lleva demasiado tiempo sin pasarse por alguna serie, cosa que NO puede ser porque Alejo mola y le da igual un roto que un descosido, él lo borda todo: desde su adorable y atontado Raúl de Los Serrano, hasta la complejidad de su Santi de Al salir de clase, pasando por sus otros papeles (no creáis que no sé que cada vez que hablo de este hombre me pongo en plan fangirl total, pero es que él lo vale). Además, es carismático y tiene los ojos verdes, que se supone que el señor Ros los tiene así.

Raúl Fernández
 
Siempre me he preguntado a qué venía esta sesión de fotos de Fermín en la comisaría de Los hombres de Paco o.o

Otro que tiene serie y que muy bien que siga en ella, que me encanta su Angelito de Con el culo al aire, pero como Víctor Ros sería una miniserie, podría tener tiempo y compaginarlas. Además, eso de verle tanto en comedia como en algo más dramático al mismo tiempo molaría mil, que Raúl es grande en cualquier registro. Y, encima, es otro que el físico lo da clavado, que tiene carisma y que molaría verlo en plan detective súper molón. Oh yeah.

Víctor Clavijo

Si no comentas esta entrada, Vicente Cortázar viajará en el tiempo, hará equipo con su versión Gutiérrez Caba y te puteará. Y no quieres eso, xD.

Este es MI candidato. Yo a Víctor le veo y mucho y no porque sean tocayos. Ya sabréis, y si no os lo comunico ahora, que yo amo a Víctor Clavijo por encima de todas las cosas desde que era una pipiola que empezaba el instituto y lo veía en Al salir de clase. Además, es todo un señor actorazo, físicamente también me da el pego, tiene personalidad suficiente y ya es hora de que protagonice una serie en prime-time y una que yo vea, xD. Por otro lado, como han cancelado Gran reserva: El origen, está libre y yo le busco trabajo, claro que sí, xD.

Luego no acertaré, pero, oye, por probar que no sea. Sólo espero que no elijan a Unax Ugalde, que era el que sonaba últimamente, porque no me termina de convencer, aunque Álex García, que era quien habían anunciado al principio sí que me molaba. Bueno, y vosotros, ¿os imagináis a algún otro actor en el papel de Víctor Ros?

PD: Nos ha dado por re-ver Yo soy Bea a la hora de comer y, Dios, cuánto cuantísimo me ha gustado siempre Diego de la Vega, sobre todo enamorado de Adriana. Ainss, qué bonicos ellos y cómo mola verlos de nuevo :3


Actualización: Yo esto lo escribí ayer, véase la imagen, peeero no pude publicarlo y lo hago hoy, cuando los amiguetes de Mi zona tv (echadle un vistazo a la página, que mola) han anunciado que Megan Montaner será La valencia (mola, mola mucho) y que Víctor Ros será... Carles Francino. Eyyy, no acerté al Doctah, pero sí esto, oh yeah.

Y, de paso, comento lo sumamente feliz que me hace el segundo circulito, así, por comentar ;P

lunes, 5 de agosto de 2013

Aprendiz de diosa

Hoy os traigo la reseña de un libro que me encantó de principio a fin y que estaría entre mis mejores lecturas de este año: Aprendiz de diosa de Aimée Carter, que es el inicio de una saga, peeero que tiene un final bastante cerrado, lo que es un plus. Y, bien,  ¿de qué trata Aprendiz de diosa?

La madre de Kate se está muriendo. Para cumplir su última voluntad, Kate se traslada con ella a Eden, el lugar donde nació su madre, con la intención de pasar el mayor tiempo con ella antes de que muera. Una vez en Eden, Kate conoce a Henry, un joven misterioso y atormentado que dice ser Hades, el dios del Inframundo... a quien Kate tomaría por loco, de no ser porque lo ve resucitar a alguien. Así, Henry le acaba ofreciendo un trato: mantendrá a su madre con vida, si Kate acepta irse a vivir con él y pasar siete pruebas para convertirse en su reina, en una diosa inmortal. ¿El problema? Que todas las que lo han intentado antes han sido asesinadas.

Como me gusta mucho la mitología, tenía muchas ganas de leer este libro; además, había leído muchas críticas positivas, por lo que tenía miedo de que me acabara decepcionando. Pero no, todo lo contrario: me atrapó de principio a fin y, como ya he dicho antes, se ha convertido en uno de mis libros favoritos de todos los que he leído este año.

Aimée Carter nos ofrece una historia basada en el mito de Perséfone, pero con su toque personal, por lo que resulta todavía más original y no es demasiado predecible. Lo que la autora nos presenta es a Henry, o Hades, destrozado tras la pérdida de su esposa y que, por tanto, debe encontrar a una nueva compañera, si no quiere que el resto de dioses le quiten su reino y, entonces, desaparezca. Y ahí es donde entra Kate.

Aunque pueda parecer lo contrario, Aprendiz de diosa no es una novela de acción. Yo imaginaba que las siete pruebas serían algo parecido a las hazañas de Hércules o a una especie de yincana, pero no, son diferentes. Sin embargo, la novela resulta tremendamente entretenida y siempre estás deseando leer la siguiente página para saber qué va a pasar y si Kate va a conseguir sus objetivos: tanto sobrevivir como conquistar a Henry.

Porque, poco a poco, Kate se va enamorando de Henry, pero él está destrozado y, como bien señala la sipnosis, torturado por lo que ocurrió con su esposa, con Perséfone. De hecho, Aprendiz de diosa trata mucho de superar el dolor, de seguir adelante... Ojo, no es una novela depresiva o triste, sino más bien esperanzadora, positiva, que insta a luchar, a vencer los problemas sean de la naturaleza que sean.

Pero Aprendiz de diosa no sería tan guay, que lo es, sin su pareja protagonista. Porque ambos molan, tanto ella como él.

Kate, que es la narradora de la historia, es una chica madura, fuerte y que tiene muy claros sus objetivos. Sí, hay ciertos momentos en que la pobre está más perdida que Marco el día de la madre, pero también es normal, ya que su mundo se tambalea al descubrir que los dioses griegos existen y que tiene que vivir seis meses en la mansión de Hades. Kate no es una narradora divertidísima, como mi adorada Gwen de Rubí, pero tiene sus puntos y, además, es que cae bien y es muy fácil empatizar con ella. Además, su relación con Henry está magníficamente bien llevada y resulta de lo más natural que acabe enamorada de él y dándose cuenta que ya no lucha sólo por pasar más tiempo con su madre, sino por él y su propia felicidad.

Y es que Henry es un amor. De verdad, menudo chico. No me suelen gustar los personajes que, desde el principio, son descritos como torturados, ya que suelen ser unos intensos del copón que no hay quien aguante. Pero Henry es distinto. Porque tiene toda una historia detrás, porque, aunque está hecho mierda, intenta no mostrarse así y es amable y comprensivo con Kate.

La verdad es que las escenas de estos dos son de lo mejor de la novela: sus conversaciones, como se van conociendo, como surge la chispa entre ellos... Vamos, que me tienen encantada perdida con su relación. Además, aunque sí que es romántica y bonita, no es una cursilería, lo que también es de agradecer.

En cuanto al pequeño misterio de quién va asesinando a las candidatas a esposa de Henry, cabe señalar que, aunque está bien llevado y es entretenido, peca un poco de previsible. No obstante, es la única pequeña pega que le encontré a Aprendiz de diosa.

Eso sí, tanto la parte de misterio, como la relación entre Kate y Henry, como la vida en la casa de éste, está maravillosamente escrito. Aimée Carter tiene buen estilo, es muy expresiva y sabe adaptarse perfectamente a cada situación, ambientando cada escena de forma perfecta: la extrañeza del principio, la confusión de Kate ante los acontecimientos, la pena que está devorando a Henry... Todo está muy bien descrito, muy bien expresado, así que no cuesta ni meterse en la historia, ni creerse lo que nos está contando la autora.

Vamos, que es una novela que recomiendo fervientemente. Entretenida, compleja, original y bien escrita, además de protagonizada por una gran pareja de personajes, tanto juntos como por separado. ¿A qué estáis esperando para leerla?

Y también me pregunto: ¿a qué está esperando Darkiss para sacar la segunda parte?

El próximo lunes literario estará dedicado a... Forastera de Diana Gabaldon.

viernes, 2 de agosto de 2013

Frases inspiradoras del mes: Julio 2013

Pues ya estamos en agosto y no sé vosotros, pero yo estoy a punto de derretirme como un helado fuera de la nevera -.- Pero, bueno, olvidemos el calor, porque toca empezar mes en el blog y esos e hace con las Frases inspiradoras del mes; sección que, por cierto, no sería lo mismo sin vosotros, que sois tan bonicos que participáis :3 Así que, nada, como siempre, las que habéis enviado están en rosa y las de la menda en azul.

"¡Soy Bartimeo! ¡Soy Sakhr al-Yinni, N'gorso el Poderoso y la Serpiente de las Plumas de Plata! He reconstruido los muros de Uruk, Karnak y Praga. He hablado con Salomón. He galopado junto a los antiguos búfalos de las praderas. He velado por el Gran Zimbabwe hasta que sus piedras se derrumbaron y los chacales se alimentaron de sus gentes. ¡Soy Bartimeo! No reconozco amo alguno. Así que ahora te ordeno yo, niño, ¿quién eres tú para invocarme?" Bartimeo de Uruk en El amuleto de Samarkanda de Jonathan Stroud.

"- ¿Por qué no vas a buscar a otra chica que no te haga daño?
- Porque te quiero." Emma Kurtzman y Adam Franklin en Sin compromiso.

"Jorge, ¿me dejas jugar con tu pelota?" Ángel García en Con el culo al aire.


"Moses supposes his toes are roses but Moses supposes erroneously. Moses, he knows his toes aren't roses as Moses supposes his toes to be." Profesor de Don en Bailando bajo la lluvia cortesía de Brigid.

"- Es tu responsabilidad notificárselo a los parientes supervivientes. Las víctimas de crímenes y los desaparecidos son cosas del FBI.
- ¿Y qué pasa contigo?
- ¿Conmigo? Soy agente especial. Pego a los malos y salto por encima de las cosas.
- Estás describiendo a Superman.
- ¿Has oído alguna vez que Superman cogiera el teléfono? Nah." Seeley Booth y Lance Sweets en Bones.

"Señalo la puerta de mi habitación como una tonta mientras mi cabeza asimila la información: nombre francés, acento británico, escuela norteamericana, Anna confundida." Anna Oliphant (narradora) en Un beso en París de Stephanie Perkins.

"Nos salvaste la vida, eternamente agradecidos." Marcianitos en Toy Story 2.


"- Mi hermano quiere matarme.
- Bienvenida al club." Elena Gilbert y Damon Salvatore en The vampire diaries (serie) cortesía de Noelia Smile.


"A propósito, querida. Si te preocupa el peligro, te aconsejo que dejes de retozar junto a ventanas iluminadas cuando anochece. Por supuesto no es más que una sugerencia." Ladislaus Nim en El ocho de Katherine Neville.

"- Lassiter, ¿por qué lleva gafas de sol en una autopsia?
- Jefa, ¿me permite? Lassie nos sugirió hace días que viniéramos con gafas de sol a las autopsias como muestra de respeto hacia el difunto. Yo no tengo y Gus se negó porque no valora la vida humana." Jefa Karen Vick y Shawn Spencer en Psych.

"Dicen que, cuando conoces al amor de tu vida, el tiempo se para... Y es verdad. Lo que no dicen es que, cuando vuelve a ponerse en marcha, se mueve aún más rápidamente para recuperar el tiempo perdido." Ed Bloom en Big fish.


"[...] y sólo el sueño muerto siguió su combate mientras la tarde se desvanecía, tratando de alcanzar lo que ya no era tangible, peleando sin fortuna y sin desesperar, buscando la voz perdida al fondo de la habitación." Nicholas "Nick" Carraway en El gran Gatsby de F. Scott Fitzgerald cortesía de Xymeeforyou.

"- ¿Está lista?
- Creo que sí, doctor.
- Levántemela.
- ¿Aquí? ¿Ahora?
- Sí, sí. La plataforma, levántemela.
- ¡Ah, la plataforma! Era eso... Ya..." Doctor Frederick Frankenstein e Inga en El jovencito Frankenstein.

"¡Sólo trato de exponer una duda razonable!" Jurado número ocho (interpretado por Henry Fonda) en Doce hombres sin piedad.

"Odio a los psicólogos. Se creen que lo saben todo, cuando está claro que ése soy yo." Patrick Jane en El mentalista.


"- El Libro Gris tiene runas que ni siquiera yo conozco.
- Figúrate." Jace Wayland y Magnus Bane en Cazadores de sombras I: Ciudad de hueso de Cassandra Clare cortesía de Brigid.


"- ¿Sabe todo lo que estás tramando?
- ¿Alicia? No.
- ¿Se lo vas a decir?
- No lo sé. Ella lleva un lastre de esos... ¿Cómo se llama? Conciencia." Interlocutor y Eli Gold en The good wife.

"Tú eres mi amiga, Kate, y lo estás pasando mal. ¿Qué puede haber más importante que cuidar de ti?" James en Aprendiz de diosa de Aimée Carter.

"- Dije que pusieran un tablero de sitrang en tus habitaciones.
- ¿Y con quién iba a jugar?
- Contigo misma. A veces es mejor estudiar un juego antes de empezar una partida. ¿Hasta qué punto lo conoces, Arianne?
- Lo suficiente para jugar.
- Pero no para ganar." Doran Martell y Arianne Martell en Canción de hielo y fuego IV. Festín de cuervos de George R. R. Martin
.

"- Tienes suerte de que Tim esté aquí, porque me vuelven loco las chicas llamadas Haley James.
- ¿Si? Tú también tienes suerte de que Tim esté aquí...
- ¡Tim, vete a casa!" Nathan Scott, Haley James y los dos a la vez en One tree hill cortesía de Noelia Smile.


"Si te pregunto por el amor, me citarás un soneto. Pero nunca has mirado a una mujer y te has sentido vulnerable. Ni te has visto reflejado en sus ojos. No has pensado que Dios ha puesto un ángel en la tierra para ti, para que te rescate de los pozos del infierno. Ni qué se siente al ser su ángel. Al darle tu amor, darlo para siempre." Sean Maguire en El indomable Will Hunting.

"Lo que dije, John, iba en serio, muy en serio: no tengo amigos. Sólo tengo uno." Sherlock Holmes en Sherlock (serie de la BBC).

"Un héroe verdadero no lo es por el tamaño de sus músculos, sino por el de su corazón." Zeus en Hércules (película).


"- ¿Por qué he de creerte?
Sucede así de rápido.
- Porque creo que me gustas.
- ¿No me amas?
- Bastante engorroso es esto ya - le digo-. No me lo pongas más difícil." Narrador y Marla en El club de la lucha de Chuck Palahniuk cortesía de Xymeeforyou.


"- ¿Aceptarías no casarte conmigo? ¿Y crees que no casarte conmigo podría convertirse para ti en algo que durara el resto de tu vida? ¿Quieres?
- Sí, quiero." Charles y Carrie en Cuatro bodas y un funeral.

"Siempre he pensado que hay gente que deja una marca imborrable en el alma, una huella que nunca puede ser borrada." Phillip Broyles en Fringe.

"Liesel no pudo responder enseguida. Tal vez fue la súbita sacudida amorosa que sintió por él. ¿O había sido así siempre? Era probable. Privada del habla, deseó que la besara, que la agarrara de la mano y la atrajera hacia él. No importaba dónde. En la boca, en el cuello, en la mejilla. Tenía toda la piel libre para él, a la espera." La muerte (narradora) en La ladrona de libros de Markus Zusak.


"Al menos usted nunca será una hortaliza, porque hasta las alcachofas tienen corazón." Amélie Poulain en Amélie cortesía de Brigid.

"- Bien, un falso policía federal con tarjetas falsas. ¿Tienes algo auténtico?
- Mis pelotas." Agente de policía y Dean Winchester en Supernatural.

"Hay una razón por la que el héroe nunca muere, ¿sabes? Cuando sucede lo peor, alguien tiene que decidir qué hacer." Claire Randall en La saga de Claire Randall 7. Ecos del pasado de Diana Gabaldon.


Y como en cada entrada de esta sección, esperar que os hayan gustado y recordaros que, si lo deseáis, podéis participar y que, de hecho, estamos encantadas con que nos mandéis vuestras citas favoritas ^^ Para participar, simplemente tenéis que hacernos llegar la frase inspiradora en cuestión (junto a la procedencia de la misma) a través de uno de estos medios:

A) Dejarla a modo de comentario en cualquiera de las entradas de Frases inspiradoras del mes.

B) Enviarla a nuestro correo: epic.us.blog@gmail.com

C) Dejarla en el muro de nuestra página de feisbuk y, de paso, si os apetece y eso, regalarnos algún like ;P