domingo, 28 de abril de 2013

Maromo de la semana 134

Domingo por la noche y toca cambiar al Maromo de la semana. Además, como la anterior al final no pude hacerlo, ya traía al maromo pensado. Así que, nada, con vosotras uno de los actores que está pegando más fuerte y que a mí personalmente me encanta con sus ojazos azules y, no sé, tiene algo que... Arg. Pues eso, el maromo de esta semana es...

Nicholas Hoult


Nicholas Caradoc Hoult nació el 7 de diciembre de 1989 en Wokingham, Berkshire, Inglaterra, siendo el tercero de cuatro hermanos. Su padre era piloto y su madre una profesora de piano y, además, su tía abuela era una actriz famosa, Anna Neagle. Nicholas tuvo muy clara desde pequeñito su vocación y a los doce años dejó el colegio Ranelagh Church of England School para poder centrarse en su carrera como actor.

De hecho, su primer papel lo interpretó con siete años en la película Relaciones íntimas. Después, además de la tv movie Mr. White goes to Westminster, fue apareciendo como personaje episódico en multitud de series: Casualty, Silent witness, Ruth Rendell mysteries, Policía de barrio, Magic grandad, Holby city, Caso cerrado...


En el 2002 dio un paso más allá en su carrera al protagonizar con Hugh Grant la película Un niño grande, en la que Hugh Grant era un tío muy rico e inmaduro que acaba haciéndose amigo de Marcus, el personaje de Nicholas. Ahora mismo no me acuerdo muy bien de la peli, sólo que me gustó y, sí, he flipado al saber que el niño era Nicholas.

Luego, volvió a trabajar en la televisión, yendo de un episódico a otro en series como Judge John Deed, Star y Keen Eddie, pero también salió en un montón de películas: Wah-Wah, El hombre del tiempo (que protagonizó junto a Nicholas Cage y Michael Caine), Kidulthood, Coming down the mountain.

Y así llegamos al año 2007 donde Nicholas consiguió el papel de Tony Stonem en Skins, la serie británica sobre un grupo de adolescentes que es la leche. En serio, soy muy fan de Skins. No sólo Nicholas, todos los actores son maravillosos y los personajes molan. De hecho, yo a Toni al principio le odiaba, pero acabó encantándome y Nicholas se lució, vamos, su personaje tuvo una pedazo de historia muy chula.


Como en Skins cambian de generación cada dos temporadas, Nicholas estuvo en ella hasta el 2008 y, después, tras participar en un episodio de Wallander, se dedicó por completo al cine, salvo alguna aparición en Robot chicken, donde dobló, entre otros, a Harry Potter, lo que mola mil. En cuanto a las pelis, Nicholas participó en Un hombre soltero donde Colin Firth era su profesor, también en Furia de titanes (que, por cierto, con el reparto tan chachi que tiene, menudo bodrio salió), X-Men: Primera generación (donde interpreta a Hank McCoy, lo que es bien y encima mola mucho; por cierto, ahí conoció a la que fue su pareja, Jennifer Lawrence :3) y ya, más recientemente, Memorias de un zombie adolescente y Jack, el cazagigantes, que estoy deseando ver por la siguiente fórmula matemática: Nicholas Hoult + Ewan McGregor = MUEROME. Además, también sale Stanley Tucci, lo que es otro plus ^^

En lo que respecta al futuro, Nicholas tiene la agenda muy llena pues además de Mad Max: Fury road que está en post-producción, está grabando X-Men: Días del futuro pasado, Young ones y Dark places.

jueves, 25 de abril de 2013

Con el culo al aire 2x02 - José Luis se convierte en churrero

Una semana más, hemos tenido un nuevo episodio de Con el culo al aire, que ha sido tan divertido como siempre y, además, hemos podido conocer al personaje nuevo que faltaba: Roberto. La verdad es que me ha sorprendido muy gratamente, porque me lo esperaba muy soso, pero creo que dará que hablar y estoy deseando ver cómo se desenvuelven madre e hijo en el camping. Pero, de momento, vamos con la crónica y, como siempre, por tramas.

Como acostumbro, comienzo con Dino y cía que, de nuevo, han tenido trama con La profa, ya que continúa del episodio anterior. Para choteo general del camping, los Picachurreros quieren aparentar ser una familia modelo para impresionar a La profa, así que se nos han vestido de repollo. El problema es que, precisamente, el causante de todo, es decir, Javi aparece en medio de la reunión con unos tapacubos que ha birlado... y que son de La profa, sep. Este muchacho tiene un don, ni el de Alba, ni el de nadie, el de Javi, que tiene el superpoder de la puntería.

Total, que ayudan a La profa e hijo a mudarse al bungalow de Bobby (te sigo echando de menos, Bobby) donde encuentran a Lola. Una vez se deshacen de ella y se quedan a solas en su nuevo hogar, ambos respiran de nuevo... aunque tienen miedo de que los del camping se enteren de la verdad y los corran a boinazos (Paulino daría su aprobación a esto último), algo que, para qué mentir, va a suceder con toda posibilidad, xD.

A todo esto, Dulce está en su particular tira y afloja con Javi cuando ven a La profa siendo una plasta con su hijo, que parece un pringado... hasta que se nos descamisa. ¡Hostia puta! ¿Pero este hombre dónde guarda ese torso? ¿Dónde? Dulce debe de pensar lo mismo porque tarda cero coma en ir a ligar con él, aunque El opositor cachas pasa tres pueblos... Y como Javi es tan avispado, porque este es otro sabueso, se piensa que tiene un rival y acaba celoso perdido, xD.

 ralo, si es como un Ken humano.
Y no me miréis así, que todos sabíamos que iba a poner esa captura, xD.

La cara de Dulce también fue mi cara durante la escena, xD.

Más tarde, La profa se pasa por el bungalow de los churreros y se pone a impartir una clase magistral de maternidad, lo que le toca las narices a PeluVilma. Es que, encima, La profa le dice claramente que es una mala madre y, claro, PeluVilma saca las garras y le dice que su hijo, El opositor cachas, es un amargado y un enmadrado porque a ella la dejaron y se volcó en su hijo. La profa tiene un aguante espectacular porque en vez de acusar el golpe o devolverlo, sigue a lo suyo y es que tiene un plan para mejorar la familia. Esta mujer no aprecia demasiado su vida, está claro, que por si no tenía bastante con mentirles, ahora les toca las narices.

Javi, no muy contento con sus cuadernos Santillana, va a hacerle una visitilla al Opositor cachas para dejarle claras unas cositas: no va a ir a la fiesta, no va a mirar a su hermana y no va a correr sin camiseta. Oye, Javi, vale que estés celoso, pero me parece fatal que intentes privar al camping del torso del Opositor. Éste, por cierto, se va un momento al baño y Javi aprovecha para echar droga en su botella de agua. Pero, justo cuando El opositor cachas regresa, aparece Dani sin camiseta (igualitos) y en un ataque de chulería, se nos bebe el agua drogada, xDDD. Como el muchacho les dice que él sólo quiere opositar, que si quiere se lo firma (algo en lo que Javi no cree), se van y Javi le dice a Dani que, si por casualidad, de repente se siente muy feliz pues... que será porque está muy feliz, xDD.

Con Dani sin camiseta tiembla hasta Mario Casas, ¿eh?
Por cierto, fan de las caras de Javi cuando Dani se bebe el agua de Roberto, xDD.

Después, está haciendo los deberes con Dulce y la "ayuda" de Dino, cuando llega primero La profa y, después, el resto de la familia con un montón de cosas que se han encontrado por ahí. Exactamente, las cosas de La profa que, en serio, me fascina su auto-control. Menuda cara de póquer, mientras todos estos le curiosean las cosas, pensando en venderlas, quemarlas y romperlas. ¿Cómo lo logra?

De vuelta a su bungalow, le cuenta lo sucedido a su hijo y le dice que salgan corriendo porque los van a matar. La profa dice que deberían pedir dinero a su ex, pero El opositor cachas se niega, así que se le ocurre un plan alternativo: recuperar el álbum para que no les relacionen con los muebles.

Por eso, justo cuando los Picachurreros están todo enfurruñados porque están estudiando y no en la fiesta, La profa se los lleva a divertirse. En cuanto el bungalow se queda vacío, El opositor cachas se cuela, encuentra el álbum y se lo esconde debajo de la camiseta. Pero, oh, en ese momento aparece Dulce recién salida de la ducha y se pone a seducirlo... justo cuando llega Javi, que iba a espiarla en la ducha, y el chico se china un poco. De hecho, le propina un puñetazo al Opositor cachas y se hace daño... por lo que Dulce se da cuenta de que tiene el álbum. Y la súper deducción de Javi al verlo es que, ojo al dato, ¡de pequeño no estaba cachas! ¡Eso son dotes detectivescas, sabueso! ;P

Así que se enteran de todo y se disponen a echarlos del camping, pero, claro, en cuanto La profa les cuenta su historia pues se ablandan. Si es que son todo buenos. Además, en ese momento El opositor cachas explota y le dice que está harto de que le obligue a pensar de una manera y a hacer cosas que él odia. Al final, cuando La profa les dice que ella sabe tocar el piano y que su hijo cantaba en el coro (Aunque. No. Le. ¡Gustaba!), a Dino se le enciende la bombilla: Chema monta un piano bar para los guiris, salvo ese año, que se va a gastar el presupuesto en un concierto, así que tienen que sabotear el concierto.

 La profa no ha tardado mucho en integrarse y ya miente y esas cosas... aunque de momento se siente mal.
De momento, palabras clave, xD.

Y Alicia y Tino tan orgullosos ellos, xD.

Así, cuando llega el grupo, La profa les dice que trabaja en el súper y que Chema ni le paga a ella, ni les va a pagar a ellos. Y, claro, pues los muchachos se largan. Como no hay concierto, Dani (colocado no, lo siguiente) se pone a... debería poner bailar, pero creo que no era ni eso, pero... Qué grande, qué risas. Candela, por cierto, se da cuenta de que el pobre Dani va hasta las cejas y, cuando le pregunta a Javi si es cosa suya, el mamón le dice que no, que ha sido el nuevo, xDDD.

Eso sí, en ese momento llega La profa piano en mano y El opositor cachas quejándose de que le obligue a hacer eso. Pero, bueno, acaban cantando Una chica ye-yé, que es una canción que siempre, siempre funciona en estas cosas y, claro, lo petan. Por eso, Chema decide aceptar la propuesta de Dino, de que se queden en el bungalow a cambio de cantar, y encima el tío listo le pide que cante sin camiseta, xDD.

Y por si El opositor cachas no tenía suficiente, cuando está durmiendo, Candela le despierta para vengarse por haber drogado a Dani. Resulta que Candela le ha atado a la cama, le ha rodeado de queso para que se lo coman los ratones... al queso, que no son ratones mutantes-come-Opositores-cachas. Joder, qué brota, ¡Hulka ha vuelto! Eso sí, quizás soy una shipper obsesivo-compulsiva y veo cosas que no hay, pero yo creo que entre Roberto y Candela podría haber tema, jujuju.

Candela siendo muy maligna y disfrutando con ello.
Eso sí, soy muy fan del plan de genio malvado, es muy genial, xDD.

Por otra parte, Los marqueses han protagonizado su propia trama pues, como vimos al final del episodio anterior, para pagar la fecundación in vitro, Pepelu está vendiendo churros... pero no se le da demasiado bien: los quema, fríe el móvil cuando está hablando con Sonso y mintiendo cual bellaco, se hace una quemadura en el cuello... Por cierto, muy fan de la escena, lo que me he podido reír con el pobre hombre vendiendo churros y mintiendo.

De vuelva al camping, Pepelu se está duchando en las duchas comunitarias y Lola le contempla, tan feliz, sin ocultarse ni nada. Así, ve la quemadura del cuello y se piensa que es otra cosa. Pepelu, para quitársela de encima, le da cinco euracos que, oye, siendo este hombre es casi una fortuna. Sin embargo, no sirve para nada ya que, en cuanto Sonso se queda sola tras recibir a Pepelu con un pañuelo en el cuello a lo aristócrata, tarda cero coma en insinuarle que Pepelu le es infiel.

Sonso no se lo cree. No es que no le siga la corriente para fastidiarla, no, es que no le cree. Jo, eso es bonito :3 Lola, por su parte, es muy directa y le dice que va a marujear el tema en la peluquería, la sigue. En la peluquería hay sesión de trolleo continuo, pero Sonso no se inmuta. En esas, Pepelu se marcha para tener una conversación telefónica, pues está buscando ayuda en la churrería, y es espiado por Lola y Candela que, en un primer momento, dicen que es una llamada de teléfono, pero Sonso... bueno, es Sonso, ya sabéis, se pone en plan superior y, por eso, le dicen que Pepelu es puto. Dios, estas también son unas sabuesas, ¿eh? xDD.

En su bungalow, Sonso está que se sube por las paredes y se enfrenta a Pepelu en cuanto lo ve, quitándole el pañuelo y diciéndole que sabe que es un puto. Pepelu flipa y le acaba contando lo de los churros... que para Sonso es mucho peor que la prostitución. Me encantan las prioridades de Sonso, es como Hermione que las tiene que re-ordenar. Pepelu le cuenta que tiene que ir al bar porque ha quedado ahí con su futura ayudante, pero, claro, como los vecinos están ojo avizor, no quiere ir, pero Sonso le dice que vaya y que finja ser gigoló.

José Luis (cantando): I'm just a gigolo and everywhere I go, people know the part I'm playing.

Así que Pepelu se reúne con la chica en plan gigoló, mientras Chema, Lola y Candela comentan la jugada y tienen cada una... Dios... Eso sí, nada, pero NADA, supera a Dani súper colocado (¿recordáis que se había tomado el agua drogada del Opositor cachas?) detrás de los tres y liberando a las pobres servilletas del asesino de Chema, xDD.

MUERO con Dani colocado, es que es superior a mis fuerzas, jajaja.
¡Pero las servilletas han sido liberadas y Dani ha vivido para contarlo y eso que Chema estaba ahí! ¡Regocijémonos!

Ya en su bungalow, Pepelu le está hablando del contrato, cuando la churrera se piensa lo que no es y casi le viola. Por suerte, en esas llega Sonso y logra salvarle. Además, en lo que yo considero un gesto súper romántico, accede a ayudarle en la churrería. Jo, en serio, que estos dos se quieren mucho y a mí me parecen muy monos ^^

Y para acabar me he dejado a los Cuatro fantásticos, a los que se les ha añadido Paulino. La cuestión es que Eli ha tenido un sueño en el que es madre y, claro, cuando Pocoyó le ha hecho mimos, se ha despertado y la ha tomado con él. Pocoyó se preocupa por ella, pero sólo consigue amenazas al Eli's style, por lo que Ángel le pregunta que qué ha hecho y él dice que nada. Lo gracioso es que Pocoyó nunca cree haber hecho nada, pero por primera vez es que es así. Ainss, pobrecito.

Enseguida cambian de tema porque van a comer con los padres de Sandra. Encima, Pocoyó se ha hecho amigo de Paulino y, palabras textuales, le comprende porque él tampoco lo querría de yerno (no vende pisos, con las tías es un poco perro, intentó besarle... xD). Jorge es el adalid de la amistad, eso es así. En esas, aparece Paulino, que cree que quiere besar a Pocoyó de nuevo, xDD. Pobrecito Ángel.

Angelito: ¡Qué no quiero besarle, que se me cayó el mechero!
Que, por cierto, con mi padre no tendría tantos problemas, yo sólo lo digo, ¿eh? xDD.

Cuando van a la comida, Ángel se gana otro minipunto negativo con Paulino porque su barbacoa es eléctrica. Jo, Ángel, si donde estén los troncos con sus llamicas, no hay ná. Además, Pocoyó y Paulino le trollean en equipo, aunque lo que más flipa a Ángel es que Rosa Ruano esté pensando en abandonarlo y esté tan pita. Ángel le cuenta a su amigo todo y Jorge cree que deberían contarle la verdad, al menos a Sandra. Es que, encima, irónicamente, en ese momento Paulino le está diciendo a su hija que abandone a Ángel y que le haga caso a él, que sabe de lo que habla porque está felizmente casado.

Los chicos van a contarle a Sandra la verdad, pero ésta es secuestrada por Eli que tiene una urgencia: le cuenta, en el bar, que quiere tener un hijo y que le cure. Chema, sin visillo y sin nada, se pone a cotillear y, para echar balones fuera, Eli le dice que es Sandra la que quiere tener un churumbel.

Por su parte, el matrimonio va a hablar con Rosa Ruano y en el caso de Pocoyó a mirarla fatal porque, claro, él es fan de Paulino y no le entra en la cabeza que le haga eso. Total, que ambos la encierran en el baño y son tan machotes que tienen que sujetar ambos la puerta para que no se escape, xD. En esas llega Sandra que se entera de todo y libera a su madre. Ésta le cuenta que Paulino va del bar al campo, del campo al bar y que se aburre, que le ha dado cuarenta años de oportunidades y ya pasa de seguir así.

La guardia paulina en acción.

Luego, Eli está ayudando a Pocoyó con un catering y la pobre está un poco... bipolar: de repente quiere zurrarle a Jorge, como que se lo zumba en la mesa, como que ve que Guti va a ser padre y sale corriendo. En serio, Eli está que se sale hoy. Yo me meo, jajajaja. Bueno, por cierto, Eli le cuenta a Pocoyó su sueño y ambos deciden que tener juntos un hijo ni de coña, vamos, ya ni se van a enrollar ni nada. Y yo me declaro fan de Raúl Arévalo haciendo contorsionismo en la mesa, aunque, jo, ya podían haberlo sacado en condiciones.

Mientras tanto, la otra pareja ve como Rosa Ruano le cuenta lo sucedido a Paulino, que está tan contento para sorpresa de Sandra. Lo que pasa es que Rosa Ruano es un poco mentirosilla y le ha contado que se va a cuidar a su hermana, así que el hombre cree que tiene cuatro días libres como quien dice. Sandra va detrás de su madre, aunque ésta no atiende mucho a razones porque ahora sólo piensa en lo que más le importa: ella. Así que, nada, pasando tres pueblos de su hija, la buena mujer se nos va a un hotel a Rascafría.

Por eso, Sandra y Ángel van a ir en su busca, así que dejan a las niñas con Eli. Las niñas adoran a Eli y, de hecho, las tiene súper educadas... a su manera, claro. Pero como Eli está con sus dudas filosóficas y filosofales sobre los bebés, se las deja a Paulino y, gracias a ellas, se entera de que Sandra y Ángel han ido a un hotel. Además, Chema es toda una ayuda porque le casca lo de que Sandra quiere un churumbel, así que Paulino va a la caza del Centollo, para castrarlo y eso, mientras que Chema se tiene que quedar de niñera. Dios, lo que daría yo por ver eso. Por fa, guionistas, una trama de Chema con las niñas, que tiene que molar cantidad.

Yo esto lo veo como trama. Chema como canguro tiene que molar.

Chema se las acaba llevando a Eli y, por eso, se entera de la verdad, así que Chema les informa del plan de Paulino. Pocoyó, cosa extraña, decide que tienen que hacer algo porque, claro, en ese hotel está Rosa Ruano con su amante. En serio, Jorge, ¿te preocupas más por Paulino que por tu Angelito? Me parece muy fuerte, que lo sepas, xD.

Eso sí, cuando Eli logra avisarles es muy tarde: Rosa Ruano está súper contenta con su amante y se escapan juntos, ya que Paulino está a punto de llegar. De hecho, estos pobres no logran escapar de Paulino y, encima, a Sandra le entra la risa nerviosa... que no me extraña con la situación en la que han terminado los pobres. Es que, encima, en plena cena, suena una música romántica y les sacan dos copas de champagne y una lleva un anillo y Ángel se ve obligado a preguntarle si se quiere casar con él. Aunque nos quedamos sin saber la respuesta, ¿qué contestará Sandra? Sí, me estoy haciendo la interesante porque en el avance se ve, pero seguidme el rollo, anda ;P

Qué estampa más bonica y familiar :3

Y, por su parte, Eli ha acostado a las niñas y Pocoyó le dice que es una estampa muy de la tele: ellas durmiendo, él que se va a trabajar... Así que empieza a besarla y a decirle que estaría bien el tener un hijo juntos... y acaban opositando a ser padres. Lo malo es que, una vez han acabado, se dan cuenta de que la han cagado. Joe, pues sí que han tardado, xDD. ¿Se habrá quedado embarazada? La verdad es que sería un puntazo ver a estos dos de padres, xDD.

Eso es todo por esta semana. El de la que viene promete muy, mucho: en parte porque no juntan a los personajes como siempre, lo que suele molar, y en parte porque las tramas pintan súper bien con la bebida rara esa que los vuelve tarumba y Sandra en la boda. Además, me gustan mucho los invitados que van a aparecer, so guay n_n

martes, 23 de abril de 2013

El invierno del mundo

Hoy es el día del libro, así que, en primer lugar: ¡Feliz día del libro! =D Y para celebrar este día tan guay, ya que no os puedo regalar libros, es la reseña de uno los últimos que he leído y que me gustó mucho. Como podéis juzgar por la fotografía que acompaña la entrada, estoy hablando de El invierno del mundo, la segunda parte de la trilogía The century ideada por Ken Follett.

En su día ya reseñé la primera parte, La caída de los gigantes, que aunque me gustó, hubo cosas que no me convencieron. Sin embargo, esta segunda parte me ha parecido mucho mejor y la he disfrutado muchísimo más.

En El invierno del mundo nos encontramos varios años después del fin de La caída de los gigantes, todos los protagonistas de esta primera parte ya tienen hijos más o menos crecidos, que son los que protagonizan esta novela, y todos deben hacen frente a la Segunda Guerra Mundial. Así, tenemos a los protagonistas en los países más afectados por la misma: Alemania, Inglaterra, Estados Unidos y Rusia, incluso hay pasajes que están situados en la España de la guerra civil.

Todo ello, claro está, salpicado por las distintas relaciones que se establecen entre todos los personajes: familiares, de amistad, de amor, incluso de espionaje.

Mientras que en la novela anterior, no logré emocionarme con ningún personaje en particular y menos con las relaciones románticas, en este caso me han gustado muchísimo. He logrado interesarme por ellos, por lo que les ocurría y he disfrutado mucho con sus evoluciones. En general, diría que están mejor construidos o mejor escritos que la generación anterior, lo que ha hecho que la historia mejore también.

De hecho, personalmente me he enganchado más a El invierno del mundo que en su día a La caída de los gigantes y me he encontrado a mí misma sin poder dejar de leer, aunque tenía que hacerlo.

Eso sí, el problema que le he visto es que ha sido un tanto irregular.

Mientras que ciertos pasajes eran completamente adictivos, eran otros que me resultaban de lo más aburridos. Así, la parte ambientada en Alemania e Inglaterra es muy entretenida, disfrutable y adictiva, la que se centra en los rusos es un auténtico coñazo. Era leer "Volodia" y resoplar porque sus capítulos eran realmente tediosos y, además, es que es un personaje que ni me caía ni bien ni mal, muy tedioso. En cuanto a los americanos, dependía del personaje, mientras que la parte de los Dewar sí que me gustó, la protagonizada por Greg Peshkov también me ha aburrido bastante.

Sin embargo, el resto de personajes sí que era muy interesante. Mis favoritos eran Lloyd Williams, Daisy Peshkov, Carla Von Ulrich y Werner Franck. Daisy, sobre todo, es la que mayor evolución tiene a lo largo de la novela y la que más cambia con todo lo que ocurre a su alrededor. Y Carla, por su parte, es uno de los personajes más fuertes que hay en la novela y, junto a Werner, la que peores situaciones vive al estar en plena Alemania nazi.

En cuanto al trabajo de Ken Follett, pues no puedo añadir nada más, pues este señor es uno de mis escritores favoritos: se expresa estupendamente, hila todo muy bien y se aprecia el gran trabajo que ha llevado a cabo. Además, en El invierno del mundo ha vuelto a hacer un libro más humano, no como La caída de los gigantes que se me antojó mucho más frío y menos emotivo.

En conclusión, El invierno del mundo además de un libro muy interesante desde el punto de vista histórico, pues abarca toda la Segunda Guerra Mundial desde varias perspectivas diferentes, y también desde el punto de vista más novelesco pues es entretenida, tiene grandes personajes y grandes relaciones de todo tipo. Muy, muy disfrutable.

sábado, 20 de abril de 2013

Memorias de un zombie adolescente, Jonathan Levine, 2013

Ayer se estrenó Memorias de un zombie adolescente (súper traducción de Warm bodies, la han clavado, pero clavado, ¿eh?) y nosotras fuimos a verla y yo, la verdad, no me esperaba demasiado. En su día, cuando se anunció y se publicó la novela, pasé bastante porque el tema zombies no me atrae en exceso. Sin embargo, he de decir que me ha gustado muchísimo y la he disfrutado de lo lindo.

En Memorias de un zombie adolescente nos encontramos con R (Nicholas Hoult), un zombie que dedica a pasar su tiempo en un aeropuerto junto al resto de su especie y los huesudos, que son los zombies que han perdido todo rastro de carne y humanidad y se dedican a comer cualquier cosa. Un día, R sale en busca de comida junto a varios zombies y se topa con un grupo de humanos, que han abandonado la fortaleza donde viven a salvo para buscar medicinas. Entre esos humanos se encuentra Julie (Teresa Palmer), la que le choca desde un primer momento... pero, sobre todo, cuando se zampa a su novio y empieza a experimentar los recuerdos de éste y sentimientos por la chica, lo que inicia en él un proceso de humanización.

Evidentemente, Memorias de un zombie adolescente no es una película de zombies al uso, no es un The walking dead ni nada así. Quiero dejar claro que no es un Crepúsculo con zombies, ni de lejos, aquí no son ni intensos, ni moñas, ni pavisosos.

Sí, el amor es importante, porque son los sentimientos que empieza a experimentar R por Julie lo que motiva la trama, pero tampoco es una pastelada. Tienen alguna escena de lo más romántica, como la de la piscina, aunque resultan muy bonitas y nada cursis y, además, tampoco se recrean en el romanticismo. Porque, básicamente, Memorias de un zombie adolescente es una comedia, una comedia divertidísima.


R es un zombie y, por tanto, no es muy hablador, aunque es él quien nos narra la película pues oímos sus pensamientos a lo largo del metraje. Y tiene unos puntos buenísimos. Desde golpes de humor muy negro hasta otros muy burros, pasando por alguno simpático que otro. También hay escenas descacharrantes tanto protagonizadas por él como por Julie y los respectivos mejores amigos de ambos, mezcladas con escenas de acción que, al fin y al cabo, Julie es humana y tiene que salvarse de los huesudos que se la quieren comer.

La verdad sea dicha, de la hora y media que dura, no me ha parecido que haya sobrado ninguna escena, pues siempre sucedía algo y tiene tal ritmo que se me ha hecho corta. Vamos, que no me he dado cuenta de que había pasado una hora y media y ni siquiera he mirado el reloj de una sola vez.

Y, además de entretenida, que lo es, y de divertida, tiene dos puntos a su favor que yo, personalmente, aprecio mucho.


Por un lado, me han encantado los personajes. Normalmente, en este tipo de historias de corte juvenil no suelo ser muy fan de la protagonista, porque suele ser una pavisosa indecisa que no sirve más que para ser "La chica", pero no es el caso de Julie. Julie mola, mola mucho. Tiene carácter, sabe defenderse, reacciona con cierta naturalidad y, no sé, es guay, me ha gustado mucho. R también me ha encantado, algo que me ha sorprendido porque, bueno, es un zombie y yo no iba muy convencida de esa parte, pero el tío era adorable y gracioso. Eso sí, yo ante quien me arrodillo las veces que haga falta es ante Nora, la mejor amiga de Julie, que es la puta ama. Así, sin más, es genial.

Por otro lado, y relacionado con lo que acabo de comentar, sería el casting. Es muy difícil apreciar a un personaje si lo tiene que defender alguien con el carisma de una escoba, a lo Kristen Stewart o Brandon Routh. Sin embargo, en Memorias de un zombie adolescente los actores han sido elegidos con mucho acierto.

Teresa Palmer, que ya había demostrado que podía ser una badass en Soy el número cuatro, me ha sorprendido con vis cómica. Además, es que la muchacha me cae en gracia. John Malkovich interpreta a su padre, que no tiene mucho papel, pero este hombre es muy bueno (aunque me sorprende que salga en esta peli, por cierto). Los dos secundarios, Analeigh Tipton y Dave Corddry, como Nora y M, los mejores amigos de los protas, también han estado estupendos.


Eso sí, Dave Franco no puede ser más artificial y menos sentido porque es imposible. Además, no ayudaba que su personaje se llamara Perry. ¿Qué queréis que os diga? Soy muy tonta, pero cada vez que pronunciaban su nombre en pantalla, automáticamente después yo canturreaba "el ornitorrinco". True story.

Y me he dejado para el final a Nicholas Hoult porque es el que más se luce de todo el reparto, ya que tiene el personaje que más se lo permite. De hecho, su trabajo en esta película es magnífico. Porque R va cambiando a lo largo del metraje, se va volviendo más humano y, sí, el quitarle maquillaje ayuda, pero Nicholas va modificando su postura y sus gestos, humanizándose, poco a poco, con naturalidad, lo que me parece una actuación de la leche. Además, es que está graciosísimo y adorable al mismo tiempo, lo que necesitaba el tono de la película, más gracioso que otra cosa.

Finalmente, otro de los aspectos más acertados y que más he disfrutado ha sido la banda sonora. Perfecta. La elección perfecta de canciones, consiguiendo que se enfatizara la emoción, al mismo tiempo que, en muchas ocasiones, soltaras una carcajada. De hecho, las momentos musicales mientras R y Julie se van conociendo son de lo más simpáticos y disfrutables de la cinta. Y, además, Pretty woman. Si habéis visto la peli, me comprenderéis, si no... Pues vedla, no os vais a arrepentir ;)

9'5/10

jueves, 18 de abril de 2013

Con el culo al aire 2x01 - De vuelta al camping

Ha vuelto el camping más famoso de la tele y cómo ha vuelto. En plena forma. Cómo me he podido reír con el episodio, madre, qué geniales son. Y cómo se les echaba de menos. Además, he de decir que, aunque una es sentimental y echa de menos a Bobby, Serafín y Juana, tampoco se ha notado demasiado su ausencia. Así que, nada, me repito de nuevo diciendo que ha sido una vuelta magnífica y, como siempre, voy por tramas.

Comienzo con los Picachurreros, ya sabéis, la familia de Dino y PeluVilma. La cuestión es que, antes de irse, Bobby les regaló la estancia en un hotel caro... que se ve interrumpida por Javi, que llega en moto para decirles que una mujer ha llegado al camping dispuesta a quitarles a sus hijos.

Los pobres tienen que regresar a casa donde se encuentran a la profesora de Javi, al que no había visto hasta el 3 de junio. La profesora, encima, acaba viendo de todo: Nico y Yuki en su línea, Dulce diciendo que se ha acostado con Javi... Total, que la mujer decide dar aviso a los servicios sociales. Y a mí que lo que me sorprende es que ese bungalow siga en pie tras haberlos dejados solos a los cuatro, por cierto.

Entonces, no se les ocurre nada mejor que perseguir a La profa en moto y, cuando Javi frena bruscamente, Dino sale disparado y la aplasta. Dios, es el Dino voladoooor, el Dino vola... Vale, lo dejo. Además, cuando padre e hijo van a llevarla al médico, Javi ve una ardilla y la señala con el dedo. ¡Javi es el perro de Up! En serio, personalidad, gustos, atención... ¡Son idénticos!

 Javi: ¡Ardilla!

Dog: ¿Dónde?
Lo dicho: son idénticos, xD.

Llevan a La profa a la que la vea Sandra y, por si no estaba lo suficientemente recelosa, se entera de que no puede ejercer por culpa de las drogas y acaba huyendo. Como cree que es un desastre, insiste en denunciarlos porque no se puede vivir en un camping, así que Dino improvisa y dice que viven ahí en verano, pero que tienen una casa-casa, pero ella no les cree. Por eso, Dino se tira el farol de los faroles y queda al día siguiente con ella en su casa-casa. Por cierto, soy fan de Javi creyéndose la trola de su padre.

Dino convoca un Consejo de Trolls, digo eso porque hay más pullas que ideas (aunque las pullas son muy ingeniosas ;P), para que encuentren una solución. Además, si los servicios sociales van y descubren que están viviendo en el camping podrían joderlos a todos. A Eli se le ocurre alquilar un piso para un día, pero a Pepelu le parece una idea de mierda. No así a PeluVilma, que tiene una gran iluminación: que Ángel le deje un piso de los que enseña.

Ángel se niega, pero Pocoyó decide someterlo a votación, disfrutando del momento, claro está, así que a Ángel no le queda otra. Sobre todo cuando llega a su casa y Javi ya le ha cogido las llaves de un piso piloto y, ojo, no es el piso de un piloto como cree Javi. Es que Javi es muy genial, ¡me encanta! Por cierto, me mata que entre los desperfectos que enumera PeluVilma hable de ardillas crucificadas. WTF? ¿Qué les ha dado con las ardillas? ¿Las habrá cazado Javi? Seguro, lo lleva en su naturaleza, como Dog, xD.

Ángel al plan le ve lagunillas. Pues yo no sé por qué, xD.

Los Picachurreros van al piso piloto para intentar apañarlo, pero canta un montón que es un piso piloto: los libros son huecos, la tele es una foto de un leopardo... Para darle personalidad, entonces, deciden que los niños se peleen como acostumbran, cuando llega el pobre Ángel y ya se está viendo desaparecido. Justo entonces llega La profa, así que Dino decide que Ángel sea el caganet de la familia y lo encierra en el váter, mientras ellos se reúnen con La profa en plan familia modélica.

Mientras lo intentan, se encuentran con varios problemas al estar en un piso piloto: la jarra está pegada a la mesa, la tele de pega, Javi casi se come una manzana de plástico... Sin embargo, logran convencer a La profa, que se va a ir tan contenta... hasta que aparece un compañero de Ángel montándoselo con una, así que Ángel tiene que salir del baño e intentar arreglar las cosas con su compañero. Pero, claro, La profa se entera de todo y decide avisar a los servicios sociales.

Al día siguiente, Dino y PeluVilma se despiertan en silencio, lo que es muy raro y es que sus cuatro hijos no están en casa. Así que, claro, cunde el pánico y aprovechan para comentar su situación, cagarse en La profa a la que culpan de todo.

Y deben de gafarla porque en ese momento despiden a Charo, pese a que lleva veinte años de interina, vive de alquiler con su hijo y la mitad de su sueldo va para pagar la residencia de su madre que necesita cuidados. La profa se enciende y suelta unas verdades sobre el dinero, la situación de la educación, los políticos y tal, que chapeau, vamos. La pobre mujer se va toda afectada, cuando se encuentra con los cuatro hijos de los churreros y le ofrecen pagarle un bungalow durante una semana para que vean los buenos que son Dino y PeluVilma. Ey, hasta Dulce dice algo bonito de Tino, que quede para la posteridad.

Para terminar de convencerla, Javi le dice que sin sus padres, él acabará en la delincuencia, Dulce en una barra americana, Yuki cosiendo balones y Nico será el jefe de todos, xDD. Soy muy fan del enano como jefe de todos, jajaja. La profa accede porque tampoco tiene otra, así que ellos se alegran. Se alegran tanto que hasta Dulce y Yuki se abrazan. Otra cosa para la posteridad. De vuelta a su casa, con La profa, les cuentan todo a Dino y PeluVilma, que deciden enseñarle el bungalow, tan contentos ellos porque han solucionado el problema.

Charo con un disgusto del copón por sus perspectivas de vivir en un camping. Mujer, si luego te echaras unas risas, no te preocupes... También te trollearán viva, pero eso curte, xD.

A todo esto, tanto Los marqueses como Lola y sus hijos se han visto envueltos en otra trama. Siguiendo con el final de la temporada anterior, Los marqueses quieren tener un hijo, así que van al médico, pero éste dice que no van a pagarles la inseminación y eso que Pepelu lo intenta, ¿eh? Pero, nada, que les echan a patadas. Tsk, habrase visto, impedir así la llegada de un Ercilurrutigastañazagogeascoa, muy mal me parece. Y, sí, la de pausas que he hecho con el dvd para copiarlo han sido muchas.

Cuando llegan a casa, encima, Lola McBorracha les trollea, vamos, como siempre, pero es que encima la pobre Candela está depre por la marcha de Bobby y eso de servir a su familia deprimida... como que no. De hecho, tampoco le apetece trabajar, así que cuando van Los marqueses al súper, se ponen a robar sin planificación ni nada, a lo pobre, que dice Pepelu, que cree que es cleptómano porque hasta roba condones y eso que lo hacen porque quieren tener un hijo, xD.

Pero, claro, Chema es Chema y tiene un sexto sentido, así que aparece y les hace devolver todo... hasta el plátano que se había metido Pepelu en los pantalones. Jo, Chema, eso no era necesario, ¡que luego alguien se lo va a comer! Eso sí, al menos contrata a Sonso para suplir a Candela.

Ésta, por cierto, está cocinando, por lo que Lola se regocija... durante un solo segundo, pues Candela ha decidido que es SU comida porque la ha pagado con SU dinero. A partir de entonces, cada uno se pagará lo suyo y tendrán que trabajar. De hecho, se va a tomar un mes libre porque ella tiene sus ahorros.

El servi-Candela ha cerrado y ni comodines de rescate ni nada. Y encima se regodea de sus lentejas. Fan.
Eso sí, yo de Dani y Lola me andaba con cuidado que aún recuerdo su digievolución a Hulka cuando se enfadó con Bobby.

A todo esto, para estupefacción de medio camping, Dani parece que ha ligado con una chica muy mona. Los dos quedan y Dani se piensa que es para chuscar, así se lo dice a Dulce, pero resulta que la chica sólo quiere dejarle sus mascotas para que las cuide. Y la chica no podía tener un perrito o un conejito, no, tiene una enorme tarántula peluda y asquerosa y serpientes. Dios, qué horror, qué horror, qué horror. Brrr.

Mientras tanto, medio camping está trolleando a Sonso en su nuevo trabajo como dependienta del súper, cuando llega Lola. Ésta reclama el puesto para Candela, pero Los marqueses se niegan, así que Lola les declara la guerra. La mujer está pensando en cómo vengarse y su plan inicial es "guillotina", cuando llega Dani con la mega araña asquerosa, así que Lola decide presentársela a Los marqueses.

Sonso, por su parte, no quiere volver a trabajar en el súper, pero tampoco tienen otra forma de conseguir dinero. Están rememorando sus tiempos de ricos, cuando se ponen cachondos... pero no pueden disfrutar del calentón porque Lola les dice que ha soltado a una araña muy tocha en su casa. En un principio no se lo creen, pero entonces llega Dani preguntando por la tarántula y la cosa cambia. La pobre Sonso se aterra, no me extraña, yo de ser ella estaría ya en Francia. Lola también les amenaza con echarles las serpientes, lo que pone en marcha la máquina de pensar de Pepelu: en el bungalow de Bobby van a montar un exotario con los bichos asquerosos.

Los marqueses se ponen a hacer propaganda y yo soy súper fan de Sonso hablando inglés, por decir algo, y gesticulando. Dios, qué genial es esta mujer, jajaja. Lola les ayuda y ve a Candela tomando el sol, así que se sienta junto a ella para decirle que, como está trabajando, Candela tiene que volver al súper. También intenta beberse el tinto de verano de su hija, pero ésta no le deja, así que Lola la distrae con "mira el guiri" y la pobre Candela pica. Ainss, pobrecita, jo, ¿por qué tuvieron que largar a Bobby? A mí me gustaba con Candela, tsk.

Una sola captura no puede mostrar lo sumamente grande que es esta mujer.

Y, para acabar, me dejo al cuarteto de los Raúles, Sandra y Eli, en parte porque son mis súper preferidos (con esta serie tengo que inventarme un nivel más porque me encantan todos los personajes) y, encima, para que el final de todas las tramas cuadre. Como ya ha llegado el verano, Chema es taaan nice que obliga a Sandra a pluriemplearse y ahora es la socorrista de la piscina.

Además, el camping está lleno de guiris buenorros y Eli, que de tonta no tiene un pelo, no pierde oportunidad, mientras Jorge y Ángel... Bueno, ellos son como un matrimonio asentado disfrutando de la piscina, en su línea. De hecho, Pocoyó prefiere echarle cremita a Ángel en vez de a alguna chica mona, mientras se queja de lo solo que se siente porque su Angelito está con la doctora todo el día.

Si es que son el matrimonio ideal.
Ainss, cómo les echaba de menos.

A todo esto, Pocoyó sigue con su relación particular con Eli y decide hacerle una visitilla para dejarle claro que ellos de estar juntos, nada. Así que él echa mano de todos sus grandes éxitos: quiere libertad, se acabará yendo de ahí, que él es una persona maravillosa... Y Eli venga a hacer ruiditos, pero él ni pisparse... hasta que oye un estornudo y descubre a un tío bajo la mesa y, claro, se ofende. Pero que no están juntos, ni Eli le gusta, ni nada. Claaaaro que sí.

Y, por si nuestro pobre Pocoyó tenía poco, cuando llega a casa se encuentra a Ángel con un ramo de flores, que Dulce le ha robado de un cementerio por un módico precio. Ángel intenta contarle que se quiere ir a vivir con Sandra, pero se lían y al final es Dulce la que le da la buena noticia.

Así que, bueno, los dos van en busca de Sandra (y Pocoyó se queja de que, encima, le vaya a dar SUS flores) cuando Dani les señala a la chica de la araña. Los dos se ponen a soltar barbaridades, por lo que un señor les echa una bronca tremenda y Ángel acaba discutiendo con él. El problema es que luego ambas parejas siguen el mismo camino, llegan a la misma piscina y la misma chica les saluda: Sandra. Y es que el matrimonio son los padres de Sandra... y la cara de Ángel es para enmarcar, jajaja. De hecho, el pobre se queda tan acojonado que cuando la doctora los va a presentar, dice que sólo son amigos.

 Los padres de Sandra.
¡OMG, Rosa Ruano con alguien que no es su Antonio! ¡Qué fuerte!
¿Llevará anacardos en el bolso?

El grandísimo momento "la he/has cagado" de estos dos. Me encantan las caras.

Después, Eli le pide a Pocoyó que vaya a verla y él está muy dolido porque no entiende por qué tiene que recurrir a otro teniéndole ahí que, recordemos, es el guapo de la relación. También es el modesto. Deciden romper porque, según Jorge, ni le gusta, ni le atrae, ni la necesito... o todo lo contrario, porque así se lo cuenta a su gran amigo Chema, que decide ayudarle tras que Jorge le confirme que es su gran amigo, claro.

Eli está reparando algo en las duchas (y, de paso, deleitándose con las vistas inglesas) cuando Chema le trae a su nuevo becario: sí, Pocoyó. Eli no está muy por la labor, pero Chema es muy tajante: o becario o festival heavy. Eli lo acepta, aunque está segura de que Jorge no va a aguantar nada. Yo también, que este es muy señorito, aunque las pintas de fontanero le quedan guay ^^

Jorge, albañil-seductor.
Oye, como que me mola esta captura, sep, además el mono le sienta tó bien a Jorge ^0^

Por su parte, Sandra debe atender a Charo y, de paso, tiene que aguantar la bronca de su padre, que está en pleno apogeo cuando llega Ángel. Éste va a escapar de nuevo, pero Paulino no le deja. Sandra le salva y consigue que les dejen a solas, diciendo que es un paciente, por lo que le pregunta por lo sucedido y Ángel se lo cuenta. Ángel quiere caerle bien antes de contarle la verdad, así que Sandra le da dos consejos: que no se entere de su fama de picaflor y de por qué le llaman El centollo.

Más tarde, los padres de Sandra están con sus nietas cuando Rosa Ruano recibe un whatsapp y se va muy misteriosamente. Uhh, esta se está mensajeando con Antonio Ruano, ya veréis. Paulino, por su parte, aprovecha que se queda a solas con las niñas para interrogarlas y se entera de que Sandra está con El centollo, que se llama así porque está tan bueno que le chuparías hasta las patas. Y, bueno, el hombre no se lo toma demasiado bien, incluso echa de menos la escopeta que se dejó en el pueblo... Uy, a este paso vamos a tener Donut de Centollo.

Vale, corramos un tupido velo para ignorar semejante chiste malo. Mientras tanto, Eli le pide a Pocoyó que meta la mano en un váter que, en resumidas cuentas, parece un círculo del Infierno. Además, ella no ayuda diciendo lo que puede haber. Sin embargo, en cuanto Eli comenta lo buenorro que está un guiri, Pocoyó le echa narices y lo hace. Y en ese preciso momento Eli le dice que se ponga los guantes. Pocoyó corre despavorido hacia su casa, justo cuando Paulino se asoma, así que éste cree que Pocoyó es el Centollo... y lo ve liándose con Eli.

Y por si Pocoyó no tenía suficientemente mala suerte, en ese momento Chema intenta multar a Paulino, así, por multar, como si fuera un deporte cualquiera. No lo hace, pero le cuenta que El centollo es un truhán, es un señor, que ama la vida y ama el amor. Vamos, que es un follador-vividor. Por eso, en cuanto tiene a Pocoyó a tiro va a saludarlo y le da unos golpecitos cariñosos que casi lo descoyuntan, así que Jorge va corriendo a su casa para darse reflex. Paulino le sigue, encontrándose con Ángel, a quien le cuenta todo y éste, valiente como él solo, le dice que sí, que Jorge es El centollo. Qué poco amor, Angelito, qué poco amor, xD.

Dos observaciones:
1) Me mata Paulino diciendo "jugaba al frontón de la iglesia... hasta que la derribamos". Dios, qué brutos, xD.
2) Únicamente Raúl Fernández con esa percha que tiene el jodido puede lucir tan bien ese traje y esa corbata. Ay, omá. 

Cuando Paulino se larga, Pocoyó sale de la habitación y se entera de toda la historia. Honor entre ladrones, ¿eh, Angelito? Me hace gracia que el pobre Jorge dice "yo no quiero", así, como lastimero, xD. Pobrecito Jorge, con lo blandito que es y menudo enemigo se ha buscado a lo tonto, xD.

Tu quoque, Ángel, amore mi?
Ay, la carita del pobre Jorge.

Paulino, por su parte, sigue con sus ansias de joder al falso Centollo y ve la ocasión perfecta con el exotario de Los marqueses. Tras informarse, va en busca de Pocoyó y le dice que vaya al bungalow de Bobby para arreglar el fregadero.

Mientras, Ángel se lleva a Sandra al bungalow de Bobby para enrollarse y, de paso, le cuenta lo que está ocurriendo con su padre, al que denomina como una mezcla del hombre de Atapuerca, Marianico El Corto y Bud Spencer, xDD. Sandra le da una leche del copón, aunque admite que algo de razón tiene. Se están poniendo monosos, cuando oyen a Paulino, Ángel se asusta y se esconden tras unas cajas. Así, ven como Paulino coge una de las serpientes, la pone en el fregadero y se esconde, todo eso mientras flipan de lo lindo, claro.

En esas, llegan Pocoyó y Eli con sus discusiones de pareja habituales, porque Pocoyó quiere ir más en serio, pero lo dice a su manera... Vamos, soltando la bomba y cuando Eli la repite, haciéndola ideóloga de la misma, xD. Eli quiere que se lo pida en condiciones y, la verdad, Pocoyó lo intenta, pero no le sale, así que se pone a arreglar el fregadero... y la serpiente le pica. Cuando se queja, sale Paulino como el malo de una opereta, así que Sandra y Ángel salen de su escondite para contarle la verdad.

Y, encima, va y llegan Los marqueses y Lola con sus clientes. Los primeros se largan, pero Lola se ofrece muy ufana a chuparle la picadura a Pocoyó, aunque éste prefiere que lo haga Sandra. Paulino se ofende, Ángel le dice que lo deje en paz porque El centollo es él, pero Eli le arrea un guantazo que lo deja grogui (y del que soy fan de póster) para que su sister salve a Jorge. Ay, el amor, luego lo negaran, pero estos están hasta las trancas, vamos. Además, también en ese momento llega La profa para ver su casa, xDD.

Yo es que me troncho con Paulino grogui, es superior a mis fuerzas, xDD.

Ya, para acabar, están con la tradicional fideguá, donde Candela le ofrece un trato a su madre: trabajarán ambas, Lola por la mañana y ella por la tarde. Pocoyó le pide a Eli que quiere ir en serio con ella, pero ésta se hace la dura, xDD. Dani llama a Ángel, por lo que se van a un aparte para que El centollo pase sus conocimientos de pichabrava... pero la chica viene con pareja. Ay, pobre Dani. Lo malo es que, al volver a la mesa, Ángel escucha como Rosa Ruano quiere fugarse con su amante. Y, para conseguir el dinero para la inseminación, Pepelu coge la churrería de Dino. Eso sí que es amor, por cierto, sobre todo conociendo a Pepelu.

Eso es todo por esta semana, el próximo promete con la llega de La profa y su hijo al camping, Pepelu vendiendo churros a escondidas y el lío de los padres de Sandra.

martes, 16 de abril de 2013

Mauro en el país de las maravillas

Llevo queriendo hablar de Amar es para siempre la tira, pero por hache o por be lo he ido relegando, hasta ahora. Y es que, a juzgar por los avances de esta semana, creo que enseguida explotará la trama o se cumplirá lo que en mi casa llamamos El súper mega spoiler y, bueno, he creído que era el mejor momento: por un lado, ya hemos entrado bastante en la materia, los guionistas han ido limando la serie y, por otro, me imagino que El súper mega spoiler marcará un antes y un después.

Amar es para siempre comenzó hace ya sesenta y cinco episodios. Tras una primera semana bastante cargada de acción con el juego de espías, Durán, Elsa y demás, tuvo unos cuantos episodios más calmados, en los que se dedicaron a mostrarnos a los personajes: cómo son, con quién se relacionan, en qué situación están... Y, la verdad, al principio era un poco dispersa, más que nada porque se empezó con unos veinte personajes más o menos importantes.

Sin embargo, llevan ya unas cuantas semanas que, pese a contar con una cantidad similar de personajes, sí que han cogido el punto a la serie y está mucho mejor. De hecho, es que siempre pasan cosas importantes en cada episodio y ahora mismo hay un montón de tramas que se tratan cada semana.

Como veis, la foto grupal está casi vacía, ¿eh?
(Estoy convencida de que hay un Wally por ahí escondido y todo)

Salvo la de las azafatas, que se han despedido a la francesa y, la verdad, no las echaré de menos. Pese a que las actrices me gustaban, sobre todo Ledicia Sola con esa sonrisa perenne, todavía sigo sin entender qué pintaban en la serie. Eran como un spin-off que tampoco iba a ningún sitio porque, encima, salvo alguna interactuación de Montse con Tomás, Belén y algún otro personaje, no tenía nada que ver con el resto. Bueno, ayer Tomás comentó que Montse se había vuelto a Barcelona y yo que me alegro, que conociendo a estos guionistas, mataban a los tres en un accidente y se quedaban tan panchos, xD.

Au revoire, azafatas. Y sigamos con otra cosa.

Porque ahora mismo el hostal La estrella está siendo de mis tramas favoritas. Entre que vive ahí media plantilla y otra media se pasea de vez en cuando, coinciden entre sí muchos personajes y, además, ahí están la mayoría de mis personajes favoritos. Pero lo que hace que ame por encima de todas las cosas el hostal son Belén y Daniel. Seriously, un día de estos moriré de amor con estos dos y tan contenta. ¡Son de monos!

Belén desde el principio se convirtió en uno de mis personajes favoritos de la temporada y seguramente de la serie: fuerte, honesta, con paciencia y habilidades para torear al personal en caso de que sea necesario (manipuló a Héctor con maestría, escena que me encantó en su día). Pero entonces apareció Daniel y desde que le vi, supe que Inocencia era una forma de que se conocieran. Por cierto, pobre Inocencia que ya reposa en el cementerio de Amar, el más poblado del universo catódico con diferencia. Pero, bueno, a lo que iba: yo ya iba predispuesta a caer rendida ante este hombre porque lo interpreta Patxi Freytez y yo lo adoro desde El comisario. Sin embargo, la historia que están forjando entre estos dos es monosa a más no poder y nos ha dejado grandes momentos cómicos y a una Belén tan deseosa de conocer el secreto de Daniel como yo.

I bloody love them!!

Aprovecho para decir: ¿qué cojones hay en la maleta de Daniel? ¿Eh? ¿Piensan comentarlo pronto? De momento, la teoría que manejo es que Daniel es un cura rojo que colgó los hábitos y, de paso, se llevó con él todo lo de valor que había en su iglesia y lo está vendiendo para ayudar a los desfavorecidos al más puro estilo Robin Hood. Pero, vamos, que yo de momento me conformo con esos encuentros, esas miradas y esos besos con su Lady Marian particular. Preciosos los dos.

Con Daniel también llegaron dos personajes nuevos, sacados del Pozo del tío Raimundo, que vienen a sacudir el mundo de Leonor y Pedro. Y mientras que a Quique yo no puedo ni verlo, idolatro a Dorita. Antes de alabar a la chica y a Anna Castillo que es grande como ella sola, voy a señalar lo magistral que me parece lo bien que pueden llegar a hilas los guionistas: llevábamos semanas con alusiones a la pulsera desaparecida de Asunción y las sospechas de Belén acerca de Daniel, aunque no llegó a pronunciarlas (estupendos guionistas y actriz), ya ha aparecido y todo se va a liar.

Y ahora sí, voy con Dorita. Porque Dorita me conquistó en apenas dos episodios, en parte por el buen hacer de Anna Castillo, que es natural como ella sola, y en parte porque la chica lo merece. Simpática, humilde, con ganas de hacer cosas y aprender. Yo sólo espero que Pedro y ella acaben teniendo algo porque serían una gran pareja, además lo poco que han coincidido los actores tienen química.

Encima, Dorita le da mil vueltas a la petarda de Leonor.

Porque si Pedro ha salido ganando con el salto temporal, convirtiéndose en una especie de héroe romántico destinado al fracaso, Leonor es peor que de niña. En serio, parecía difícil, pero lo es. Vale, sigue teniendo buen fondo, no diré que no, pero pava, marisabidilla e insoportable también lo es un rato. Particularmente, me harta muy, mucho lo victimista que es y lo mal que trata al pobre Pedro.

Leonor en la plaza con Quique. No soy fan de la pareja.

Y es que Los Asturianos están un poco pesados por el momento. A excepción de Pelayo, que está ejerciendo de centro de la familia al ser el único sensato, centrado y que se preocupa del todo (siendo el único que se relaciona con casi todos los demás personajes), el resto es un desastre anclado en un pozo del que parecen no salir: Marcelino sin ver nada más allá del fútbol, Manolita pesada hasta decir basta y Leonor con un pavo que no hay quien se lo aguante.

Por favor, ya basta, que la situación cambie de una vez, que da hasta cosa ver a Marce y Manolita tan distanciados y tan mono temas.

Y siguiendo con la familia, vamos con los Perea-Muñoz, que últimamente no han salido de una para acabar en otra peor. Felisa está muy bien como está, me gusta verla en el hostal y haciendo migas con Belén, pero La Pluscuam y Héctor... Ah, por cierto, debería deciros que yo llamo a Asunción "La Pluscuam" porque ya no es que sea perfecta, es que es pluscuamperfecta. Hombre, por favor, ya hasta da clase de historia del arte a su hermano el genio, ahí es nada.

A lo que iba. No me gusta la pareja que hacen estos dos, yo lo intento, pero no me gusta. Los actores no me pegan ni con cola y no les veo química romántica y nunca se la he visto. Además, dio la casualidad de que me juntaron a uno de mis personajes favoritos con una de las que nunca jamás he soportado. Y aunque La Pluscuam está más serena en esta temporada, no termino de verla de detective. Que conste que las escenas familiares aún me convencen, pero el tenerlos juntos absolutamente siempre no, preferiría que ella fuera periodista y él detective y pudieran gozar de cierta independencia. Sobre todo ella, que Héctor aún tiene más cuartelillo. De hecho, Héctor como detective estaría mejor solo, ya que no puede estar con Bonilla porque a algún genio se le ocurrió hacerlo subcomisario. ¡Yo quiero a Bonilla de vuelta!

Por cierto, echo de menos el sombrero de Héctor. Que sí, que ya estamos ene l 61 y no se estilaría, pero le sentaba de bien.
BTW, ¿soy la única que al verle con esa cantidad ingente de brillantina en el pelo ve a Héctor haciendo Grease? xD.

De momento, parece que se avecinan problemas porque han ofrecido trabajo sólo a Héctor y en vez de acordar que él llevo eso y ella la agencia, La Pluscuam montará en cólera porque, hombre, a ver quién es el guapo que osa despreciarla a ella. Además, estoy absolutamente convencida de que su brillante idea de escribir el caso de Ramiro Pardo a modo de relato les va a traer problemas. Pero fijo.

He de decir que todo el tema de Ramiro Pardo me parece un poco cogido por los pelos: el ir a por un tío tan poderoso era un suicidio y aún me asombra que Héctor accediera, el brillante plan era ridículo, La pluscuam a lo Sydney Bristow no, es que no... y ahora, encima, tras que casi fuera a la cárcel por su culpa, se permite el lujo de escribir relatos con el caso, lo dicho, se va a liar pardísima.

Otra que está pagando el caso de Ramiro Pardo es doña Carmen que, de momento, es un personaje "sin más", no me llama especialmente la atención pese a que me gusta la actriz. No sé si estará ahí por algún motivo en concreto o qué. En esta misma situación también está Marina, que de verdad no sé qué pinta y mucho menos como personaje fijo. Marina viene de Estepona buscando a su Reca (y no, no era un recadero... bah, perdonadme el chiste, anda), que resulta que era un pichabrava porque, además de estar casado con otra, tenía un hijo con una tercera.

Y como yo soy de naturaleza positiva, no dejo de preguntarse si esta mujer estará metida en la trama por algún motivo que desconocemos. Quizás el Reca era Jose María con nombre falso (oye, ahora que Bandolera pasó a mejor vida, Tomás del Estal podría regresar, xD) o era un espía o algo así. Seguramente esté hilando muy fino, pero me parece raro que, con la de personajes que tienen ya, se metan en camisas de once varas con un personaje que, a priori, parece una azafata más.

Decía lo de los espías porque han recuperado a dos personajes de la tercera temporada, de hecho a la pareja de la tercera temporada: Alicia Peña y Fernando Solís. Porque, sí, Fernando Solís se ha apuntado a la moda Javier Alarcón y ha sobrevivido a un fusilamiento. Creo que nunca me he quedado tan "WTF?" cuando vi el trailer donde aparecía el muchacho. Fue muy "en ocasiones veo muertos". Pero, oye, que yo me alegro que Carlos García es un gusto para la vista, jujuju. De momento, Fernando no se ha topado con nadie y Alicia sólo ha hecho acto de aparición. A ver qué nos deparan. Yo tengo ganas de ver la reacción de los vecinos que conocieron a Fernando al verlo, va a ser épica ;)

Fan de póster de Carlos García, ¡qué guapo está con barba! :3

Y ahora sí, que me los he reservado para el final, voy con La parejita.

Porque estos son una pareja con mayúsculas. De hecho, si algo me decepcionó la séptima temporada fue que, pese a que tenía un gran planteamiento y material, la relación entre Carlos Alberto (me gusta llamarlo así, es muy de telenovela) y Sisilia (seguramente Cecilia para vosotros) no estuvo muy lograda. La cuestión es que ella me gustó mucho en general, tuvo una buena evolución, pero creo que a él lo escribieron demasiado frío, no sé.

La cuestión es que ahora tenemos a Mauro e Inés y son una parejaza. Es juntarlos en una escena y saltan chispas. Los actores bordan sus respectivos papeles, pero es que encima tienen muy buena química entre ellos. Con estos dos se están tomando su tiempo, aunque no me quejo, van despacito y con buena letra y sus escenas siempre son muy disfrutables.

Además, cada uno está metido en sus propios problemas, provocados por naturalezas diferentes. Mientras que Inés tiene que manejar a Pía, que está loca de atar, Mauro tiene que lidiar consigo mismo. Porque Mauro es el peor enemigo de Mauro.

Vale, sí, lo he capturado en la cabecera porque en este episodio que me he bajado no salía, xD.

Que quede por delante, que me encanta Mauro. Suelo meterme con él, me desquicia a menudo, pero me encanta, me parece un personaje muy bien escrito y muy real. ¿Cuántos niños de mamá hay por el mundo? Porque Mauro es un niño de mamá, quien le ha consentido hasta la saciedad y se niega en absoluto a ver a su hijo como en realidad es. Porque, sí, Mauro tiene muy buen fondo, ni que decir tiene, pero es una persona que no piensa, que actúa sin reparar (o, muchas veces, sin querer reparar) en que sus actos tienen consecuencias y eso se debe a que Josefina (esta también vive en el país de las maravillas, calle de la piruleta, por cierto) siempre le saca de los líos y achaca éstos a que Mauro es un incomprendido de la vida.

Mauro, además, es una persona extremadamente inocente. Me hace gracia ver cómo puede ser muy pícaro para algunas cosas, rozando a veces la malicia (manipular como manipula a su madre es deleznable), pero como después cree en todo. Porque hace falta ser inocente y, de paso, tonto, para creerse a la insoportable Miss Martell. Dios, que alguien le estampe una tarta en la cara a la vedette, por cierto. De hecho, también manda narices que se niegue a creer a los demás: porque, vale, es muy infantil con su padre y todo lo achaca a "mi papá no me da lo que quiero, pues es malo conmigo, buuu", pero no me entra en la cabeza que no tenga en cuenta la opinión de Inés y de su Pepito Grillo particular llamado Tomás.

Aprovecho para declarar mi amor eterno a Tomás y a Enrique Berrendero por regalarnos el personaje. De mis favoritos este año, cariñoso, sensato, con su punto cómico. ¡Guionistas, dadle amor que el muchacho se lo merece!

Tomás e Inés en el hostal. Me encantan que se sean amigos ^^

En el caso de Inés, los problemas le vienen de fuera. Ella es responsable, idealista, luchadora y de vez en cuando se equivoca, lo que se le agradece. La cuestión es que la pobre Inés últimamente no deja de hacer malabarismos con todos los demás: Arturo la adora y es recíproco, mas no por eso la relación es fácil, sobre todo con Pía flotando sobre ellos. Lo de Pía, por cierto, ya no son sólo celos, esta señora está mal de la cabeza: se masajea continuamente las sienes, mantiene conversaciones con un Martín Angulo imaginario y ve cosas donde no las hay. Lo dicho, tarada no, lo siguiente.

De hecho, Pía se está perfilando como una de las villanas de temporada, sólo hay que ver el odio y la maldad con la que habla Inés, a la que le lanza palabras como si fueran armas arrojadizas. Me imagino, dado que cada vez se parece más a la madrastra de Cenicienta, que sus actos no acabarán ahí. De momento, se ha planteado destruir a Arturo, lo malo es que no se parará ahí y después irá a por Inés, que encima, la pobre, intenta mediar y recuperar a su madre adoptiva.

Y con el plan de Pía, se ha formado una alianza de lo más interesante. Martín Angulo ha sido retratado como malo desde el principio, rival de Arturo y extrañamente obsesionado con Inés, ya que en su día estuvo enamorado de su madre (por cierto, la buena señora tenía una vida interesantísima con altos niveles de putiferio fino ;P). Eso no es nada nuevo. Pero, oh, ha entrado en juego Guillermo.

A mí Guillermo me desconcierta muchísimo. No sé todavía qué papel va a jugar en la serie, es el gran desconocido. De momento, sabemos que es franquista, pero también un buen abogado y, aparentemente, un buen chico. Digo aparentemente porque no me fío de él, en parte porque me mola y esos suelen darme la puñalada trapera. Yo siempre he pensado que está loco por Inés, de hecho su reacción ante que Inés pudo haber estado con Cristóbal fue la de un hombre celoso. ¿Será la tercera parte del triángulo? No lo descarto porque esta gente tiene manía persecutoria con los abogados y siempre son los terceros, los pagafantas.

¿Pagafantas? ¿Malo? ¿Homosexual? ¿Qué será, será?

También podría ser malvado. Generalmente, en Amar los verdaderos malos pasan desapercibidos por un tiempo: Encarna Llanos parecía la abuela guay, Eugenio Armenteros un buen padre algo severo, Ernesto hasta parecía el galán... ¿Será ambas cosas? No lo sé, pero me tiene muy intrigada de momento y quiero saber más de él.

Ya sólo me quedaría comentar la trama de Roberta y Sabino, pero es que me dan mucha pereza. También me faltan los tíos de Mauro, que los actores lo bordan (bueno, en general el reparto de Amar es excelente), pero de momento sólo han mostrado lo tensa que es su situación entre ellos y con el resto de la familia. Y me he dejado al pobre Eusebio, al que no me parece tan malo y duro como se empeñan en decir. No sé, en cuanto está con su mujer se le nota en la cara lo sumamente enamorado que está. Y, además, aguantar a la hermana, al cuñado, a su mujer que vive en Los mundos de Yupi y a Mauro con su Maurín, que le dice mi padre, pues... Vamos, que yo no entiendo como este hombre no ha agarrado toda su pasta y se ha ido a las Fitji, xD.

domingo, 14 de abril de 2013

Maromo de la semana 133

Domingo noche, se me está haciendo tarde, pero llego a poner el nuevo Maromo de la semana. Como voy justa de tiempo y tengo cosas que hacer, no me lo he pensado mucho y he elegido a un actor de The good wife porque esta semana no ha habido episodio, lo que es una mierda muy grande, ya que la he echado mucho de menos. Así que, nada, sin más dilación, al rubito más mono que se pasea por Lockhart & Gardner:

Matt Czuchry



Matt nació el 20 de mayo de 1977 en Manchester, New Hampshire, Estados Unidos, aunque creció en una ciudad de Tennessee, ya que su padre era profesor en una universidad de allí. Por cierto, la familia de su padre es ucraniana y de ahí que tenga un apellido impronunciable ;P Matt fue capitán del equipo de tenis en la universidad de Charleston, a la que fue becado por sus habilidades deportivas y donde logró licenciarse en Historia y Ciencias políticas, ahí es ná.

En lo que respecta a la actuación, comenzó a interesarse por ella porque estudió teatro en la universidad y los profesores le animaron a continuar porque tenía mucho talento y poco a poco fue orientando su carrera hacia la interpretación. Su primer papel fue un episódico en Freaks and geeks y otro en Opposite sex, aunque ese mismo año, el 2000, logró un papel principal en un nuevo drama juvenil de la WB: Jóvenes rebeldes, que es como se tituló en España Young americans, un spin-off de Dawson crece, donde también aparecía Ian Sexyhalder.


La serie duró dos telediarios y Matt estuvo dos años parado, hasta que en el 2002 su carrera se vio impulsada: además de sendos episódicos en El abogado, Siete en el paraíso y Jake 2.0 (protagonizada por Christopher Gorham, por cierto ^^), apareció en varias películas: Swimming upstream, Dale caña que es francesa (sep, he visto esta peli porque la protagonista es Piper Perabo y yo a Piper Perabo la adoro, lo peor es que no recuerdo nada de ella, xD. Habrá que re-verla algún día de estos), Arac attack (a veces veo unas mierdas de peli... xDD) y Midsummer night's rave.

Después le siguió un papel recurrente en Hack, que no sé qué serie es, y la película Em & me, que ni idea tampoco. Pero entonces llegó el 2004 y Matt fichó por una serie fantabulosa, magnífica y demás: Las chicas Gilmore. En Las chicas Gilmore era Logan Huntzberger, un pijo que conoce Rory en Yale y con el que se acaba liando. Yo nunca he sido fan de Logan, pero sí que me gustaba Matt como actor y hasta le cogí cariño y todo. Además, y esto va a ser muy superficial... Vale, sí, que menuda sección profunda he elegido para escribir eso. Pero, bueno, que me encanta su voz :3


Matt estuvo en Las chicas Gilmore desde la cuarta temporada hasta la séptima, que fue la última de la serie, pero mientras tanto trabajó en más sitios: la tv-movie Darks shadows (una tv-movie basada en la serie Sombras tenebrosas, antes de que saliera la peli de Johnny Depp), un episodio de Veronica Mars (muy épico que Logan Huntzberger coincidiera con Logan Echolls, aunque el primero interpretara a otro personaje, xD) y la tv-movie Gravity.

Luego, apareció en varios episodios de Friday Night Lights y también protagonizó la película I hope they serve beer in hell. Y fue entonces, en el año 2009, que Matt fichó por la estupendísima The good wife como Cary Agos y me hizo mucha ilusión verle por ahí cuando empecé a ver la serie. He de decir que yo tengo una extraña relación amor-odio con Cary Agos. No sé si es porque lo interpreta Matt, quizás por los guionistas o qué, pero tiendo a amarle, hasta que hace algo, le odio, pero vuelve a encantarme poco después. Ahora mismo me está molando mucho y, como ya he dicho, espero con ganas que haya un nuevo episodio de la serie n_n