viernes, 30 de noviembre de 2012

El barco 3x07 - La boda

Tres temporadas, treinta y cuatro episodios y, al fin, hemos tenido una boda, así que vamos a sacar las pamelas y las pajaritas para revivir el nuevo episodio de El barco, que ha estado muy mono y muy divertido y hemos tenido hasta ración de secretitos, jujuju. Vamos, que ha sido un episodio completito, que me ha molado mucho.

Así que nada, con mis mejores galas... vale, el pantalón de pijama y la camiseta de El internado, me dispongo a escribir la crónica y, ya sabéis, voy trama por trama.

Pues comienzo con el acontecimiento que ha marcado todo el episodio, la esperada boda de Julia y El Capi. Todos se están preparando para el enlace y, mientras, El Capi encuentra a Valeria en la cocina. La niña les ha pintado en unas tazas como regalo y al enseñárselas a su padre, le pregunta si puede seguir queriendo a su madre como antes... Y ya le hemos liado porque al Capi se lo nota en la cara que se nos pone paranoico.

Al mismo tiempo, Rodolfo se cuela en el aula, donde se está preparando Julia, y ésta le pregunta si la va a matar. Éste, tan cínico como acostumbra, le pregunta que por qué y Julia dice que porque no está autorizado que se case. Julia, sin dudarlo, le aclara que se va a casar de todas maneras, que deja el Proyecto. Cuando Rodolfo le pregunta si le merece la pena tanto riesgo, ella le responde que sí y le recuerda que él también tuvo una familia. Ahí, ahí, dale, Julia, go, ¡Julia, go! Valeria, por cierto, lo escucha todo, todo, todo... ni que fuera la niña del Catalana Occidente.

Gamboa: Cuando llegue el momento, vas a hacer un Novia a la fuga, ¿capicci?

Julia: Deja de decir tonterías o te meto el dedo en el ojo bueno.

Y a todo esto, el Tito le dice a Salodriel que hubiera apostado todo a que hubiera, estado juntos siempre y ella opina que al casarse como se casaron, lo gafaron un poco. Después, va en busca de la novia, a la que Lerdieta le está tomando el pelo al preguntarle si ahora que es su madrastra, la pondrá a limpiar el suelo, xD. Salodriel le regala un súper vestido de novia que se había hecho y que le ha arreglado. Joer, entre Piti y Salodriel dominan el mundo con sus manitas, ¿eh?

Julia, por cierto, está guapísima con el vestido, pero el problema es que El Capi la ve con él puesto y Salodriel lo echa porque da mala suerte. Y justo en ese momento, la pobre Julia se nos arrea una hostia terrible contra el espejo. Ay, si es que me ha dolido hasta a mí, pobrecita... Vale, vale, en realidad he hecho: xDDDD. Soy muy mala persona, si yo lo sé, xDD.

El Capi, por su parte, se va a desahogarse con su marido porque cree que la está cagando.. Sí, hijo, cuando piensas, porque ahora venirme con esas... El Tito es de mi opinión, pero El Capi sigue erre que erre con el recuerdo de Marisa. Encima, en ese momento, le dicen al Tito vía walkie que no identifican un objeto que ha visto y El Capi se china y decide ir a mirarlo él mismo. Joe, Capi, en serio, ¿pero estamos tonto?

El Tito cree que el Capi está atontolinao perdido y yo comparto su opinión ù_ú

Lo que encuentran es una tabla de surf y, entonces, el Tito decide ponerse en plan intercambio-psíquico y le dice que odiaba a Marisa por robárselo, pero que también la quería un montón y que le envidiaba... Al igual que le envidia ahora con Julia y que no sea tan tonto como él lo fue con Salodriel. Y lo que tiene de mono, lo tiene de animal porque no duda en llamar a Salodriel (que está maquillando a mapache-Julia e intentando convencerla de que se quite el vestido gafado) para decirle que se cancela la boda. El problema es que, en esas, se pelean y el Tito acaba tirando el walkie al mar, pero... pero... ¿A estos que le han dado para desayunar?

Y por si no teníamos suficiente, Julia sale del aula, se resbala y nos hace un Sofía Alarcón al espatarrarse por las escaleras, xDD. Ay, dios, esta no sobrevive a la boda, ¿eh?

Hablando de lo cual (y qué bien hilo ;P), Rodolfo está buscando algo en la enfermería, cuando Valeria aparece y le cuenta todo lo que ha oído. Rodolfo se sale por la tangente y dice que en vez de "matar" dijo "bailar", pero Valeria le dice que será pequeña, pero no tonta y que no mate a Julia. Rodolfo, demostrando una psicología infantil del quince, le dice que todo el mundo muere. Por cierto, menudos ovarios tiene la niña, que se enfrenta a Rodolfo sin inmutarse si quiera. Ahora me imagino a Ramiro llamándose "huevón" en alguna parte del barco, xDD.

El matrimonio, por su parte, se piden perdón por las leches que se han dado (mirad que de aquí a La guerra de los Rose hay un paso, ¿eh?) y descubren que en la tabla hay un poema escrito y entonces El Capi ve la luz, ¡por fin! Ahora que he dicho eso, me imagino al Capi y al Tito cantando el dúo de Enredados, ¿qué? Los dos juntos en el mar, sólo les faltan los farolillos, xDD. Bueno, bueno, sigo, El Capi dice que vuelvan, que se tiene que casar, pero, oh, horror, la moto no va.

Capi-Rapunzel: Y por fin ya veo la luz y ahora el cielo es más azul. Es tan bello y tan real, para mí el mundo ha cambiado
Tito: Pero, Ricardo, ¿qué leches haces cantando una canción de Disney?
Capi-Rapunzel: Venga, Julián, haz el dúo conmigo.

¿Pero qué dices? Si hasta el dibujo se parece más a mí que De la Cuadra.
 
Y mientras la pobre Salodriel se desespera al no saber nada del matrimonio, Valeria visita a Julia para pedirle que no se muera. Julia, en una escena monérrima de la muerte, le quita importancia a todo y le promete que serán una familia feliz :3 Cuando la niña se va, Salodriel sigue insistiendo en que debería quitarse el vestido, pero Julia dice que no, que hará lo que sea para casarse... Mientras Rodolfo envenena la taza donde harán el brindis de casados.

Al mismo tiempo, el matrimonio intenta arreglar la moto, pero no pueden. ¿Dónde está BricoPiti cuando hace falta, por cierto? El Tito está intentando consolarle, pero el Capi se monta un video parejil de Youtube mental y decide tirarse la manta a la cabeza o, mejor dicho, tirarse él al agua para ir a la boda en la tabla de surf. Así que ahí acaban los dos, descalabrándose y con el bajo del Capi roto. Muy awesome todo, sí señor, xD.

Con semejante percal, en el hotel se están poniendo nerviosos y Julia no duda en plantarse ante Rodolfo y decirle que como le haya hecho daño a Ricardo, lo mata. Olé, olé y olé, como mola Julia. Rodolfo, por su parte, no tiene ni oportunidad de decir nada, pues llegan los otros dos, caladitos y dispuestos a que el Capi se case.

Julia: Ven aquí, langostino, que te voy a arrancar bigotes, ojo sano y lo que sea menester.

Rodolfo está observando la taza envenenada, cuando aparece Valeria para preguntarle si es verdad que tiene hijos y si están a un millón de millas como su madre. Rodolfo asiente, así que la niña comenta que ellos deben echarle mucho de menos. Es entonces cuando llega el momento de la ceremonia, así que todos toman asiento y Rodolfo no deja de mirar a Valeria, mientras El Capi y Julia se casan, muy bonicos ellos.

Tras el "sí, quiero" los novios van a brindar y El Capi jura regresar a por los demás. Entonces a Rodolfo le puede la conciencia, por lo que le tira la taza a Julia, fingiendo un tropezón y dice querer ser el primero en felicitarla. Luego se marcha, así que El Tito dice que es hora de marchar y, mientras se besan, vemos cambiar el plano y están navegando de nuevo. Y, por cierto... ¡Habemos noche de bodas! ¡Y sin franela! ¡Yujú!

Awwww :3

Por cierto, decir que, aunque ha sido un poco dulzona, me ha encantado la trama porque ha tenido sus puntazos y es un placer ver a Irene Montalà presumiendo de vis cómica, que normalmente no lo hace y me gusta mucho verla así ^^

Sigo con la trama de Ulises, que ha tenido su miga. Tras un monólogo un tanto ñoño sobre el amor, el matrimonio y esas cosas, Tonteo quema su foto con Dulce. Después, se está intentando poner una corbata, pero no puede y Lerdieta acude en su ayuda. Con la excusa, Tonteo dice que no permitirá que ella se quede en el hotel, pero a Lerdieta le parece justo... Y yo iba a comentar el cambio molón que le están dando a ella, pero justo Tonteo se auto-compara con un periquito y casi exploto. Juas, si es que en el fondo les encanta su mote, xD.

Lerdieta lo echa del baño, llamándolo cursi y justo entonces descubre en su taquilla una nota que dice que Ulises miente. Más tarde, mientras habla con Tonteo vía walkie, en su habitación encuentra un sobre con la famosa foto y, claro, hila en cero coma. Tonteo tarda otro cero coma en reunirse con ella para pedirle que confíe en él y Lerdieta le dice que cómo va a hacerlo si ni siquiera sabe quién es. Y, ojo, le echa en cara que conoce a la gente que intenta matar a su familia, cosa que no hizo nunca con Gamboa. Al final, le dice que no le conoce y se larga y no sé vosotros, pero yo he echado de menos un arponazo por el camino, tsk.

Ainhoa (cantando): Porque ahora soy yo lo que quiere estar sin ti. Por eso vete, olvida mi nombre, mi cara, mi casa y pega la vuelta.

Por su parte, Tonteo recuerda que fue a casa de Dulce como telepizzero y que, como ella no había pedido nada, se la regala para ligar con ella y de hecho acaba entrando en su casa. En el presente, va a hablar con Rodolfo Langostino para preguntarle por qué le ha estropeado la vida al darle la foto a Lerdieta, pero Rodolfo flipa y le dice que, aunque no suele hacer promesas, cuando las hace, las cumple. Vamos que no ha sido él.

Entonces Tonteo recuerda estar en la cama con Dulce, justo cuando se hacen la foto. Ella dice que se va a duchar porque tiene que ir al curro y él aprovecha para registrar su casa sin ningún disimulo. Aprende de Fermín, leches, o dile a Julia que te dé algún cursillo, que seguro que aún recuerda sus tiempos de Rebeca. Uli-Hari encuentra unos papeles del Proyecto Alejandría y Dulce aparece diciéndole que le enseñaron a no fiarse de los desconocidos y que qué busca.

Tonteo le explica que está buscando a su padre, que Roberto le habló de él, que lo mataron y que la última llamada que éste hizo fue a su teléfono. WTF? Espera, espera, espera, ¿qué hacía Roberto (yendo ya por libre) llamando a Dulce? ¿Habrá una especie de Team Roberto en el Proyecto Alejandría? Y, lo más importante, ¿existe persona en el mundo a la que no conozca Roberto?

De nuevo en el presente, Tonteo va en busca de Max y le dice que él se quedará en el hotel y Lerdieta se irá con ellos; él es el hijo del primer oficial, así que es tanta garantía como la chica. Max lo acepta y le dice que si él estuviera con Ainhoa, no la dejaría sola, pero que, tranquilo, que él no se metería entre dos personas que están juntos... porque siguen juntos, ¿no?

Max (cantando): ¿Quién le va a dar salami a Ainhoa? Pues yo.
Vale, queda mejor con Amador, pero es que "Max" como que no rima mucho, xD.

Max se va y Tonteo recuerda como, el día en el que partió el Estrella, está en el muelle y entra en un coche donde está Dulce junto a Philippe. Éste le pregunta por qué quiere encontrar a su padre y Tonteo explica que siempre creyó que éste era un hijoputa, pero que sólo es un pobre hombre y que es todo lo que le queda. Philippe le dice donde encontrar al Tito, pero que a cambio no conoce a ninguno de los dos.

Tras la boda, Tonteo se queda en el hotel y, usando el walkie, se despide de Lerdieta, mientras ella está en su camarote, observando el walkie con tristeza. Nah, hija, tú a plantar margaritas con Max en la bodega, que es muy mono :3

Por otro lado, con todo esto de la boda, Burbuja se ha encargado de hacer la distribución de los asientos, pero Ventura nos ha salido anárquico y ha decidido sentarse en otro sitio que le pilla más cerca del váter. A Burbuja no le cuadra porque, claro, ha puesto barco-hotel para mezclarlos y, con la excusa, Ventura dice que Max no llegó en el barco, pero tampoco estaba en el hotel y que, de hecho, no está en el libro de registros. Y yo, que a lo mejor soy más de pueblo que una alcachofa, me pregunto: ¿pero el libro no estaría en recepción, ergo en la planta baja, ergo cantando Bajo el mar con Sebastián? Que venga un Alarcón a sacarme de dudas, a poder ser Javier, xD.

Javier: Hija mía, qué pocos conocimientos hoteleros... Pero te perdono.

Burbuja va a registrar la maleta de Max, cuando éste le descubre y le explica que no era huésped, sino que trabajaba de pianista, de ahí que no esté en el registro. También explica que se quedó atrapado en el piso 99 y que lo sacaron después. Este hombre parece Lyra Lenguadeplata, ¿eh?

Burbuja habla de nuevo con Ventura que le dice que Max Lenguadeplata ha mentido porque él estuvo en el piso 99 con su nieto y no lo voy. Burbuja señala que las plantas del hotel son muy grandes, pero entonces Ventura explica que como se levanta mucho a mear, una vez vio una sombra en el pasillo... Vamos, a Max Lenguadeplata llegando con traje de neopreno. También dice que la situación en el hotel equivalía a una jungla, pero que Max se erigió el líder y les salvó la vida. Burbuja dice que entonces Max es bueno, pero que la gente buena no tiene secretos y que, entonces, ¿por qué los tiene?

Al final, la última escena (y la pongo aquí para que quede con sentido) Rodolfo va a su camarote y descubre que Valeria le ha hecho una taza muy mona. Entonces aparece Max Lenguadeplata para decirle que no debió permitir que la doctora se casara y que, ahora que se acercan a tierra, le han enviado para controlarle, que es su superior y que a partir de ahora las cosas van a cambiar en ese barco. De paso, nos confirman lo que todos estábamos pensando: que fue Max el que le dejó la fotografía a Lerdieta.

Macho, qué poderío tiene Max, que me asusta a Gamboa y todo. OMG.

De momento, nos han pintado a Max como alguien peor que Gamboa, pero, quizás soy una ilusa, no creo que sea tan malo o puede que se enamore de Ainhoa y se redima. Eso molaría un montón, al menos a mí. Y ya me estoy montando películas, lo sé, xD.

Y ya para acabar, porque ya sabéis que me reservo la trama favorita para el final normalmente, voy con Piti y Vilma que tras seis episodios, los guionistas han decidido juntarlos de nuevo. La cuestión es que Piti está con Cho, enseñándole a poner una colada y el idioma (o su versión del español) cuando aparece Vilma y lo primero que hace es decirle que se está aprovechando de él.

Encima, Piti entra en brote y empieza a soltar chorradas y Cho a repetirlas y Vilma le da un collejón y le echa la bronca porque cree que se está riendo de él. También le dice que Cho quiere ser su amigo, pero que en cuanto sepa qué clase de persona es, no querrá serlo. Y digo yo, ¿qué clase de persona es? ¿La clase de persona a la que engañan y en vez de enfadarse, sigue siendo amigo de los dos? Oh, sí, Vilma, es terrible, ¿eh? En serio, me parece fatal que a estas alturas de la película, Vilma lo pinte así, ni que no lo conozca, leches.

Jo, vale que Piti es más simple que el mecanismo que un chupete, pero anda que Vilma... ¿Cómo puede pensar que Piti actúa por maldad? Es que puede tener muchos defectos, pero lo de ser una persona que no merece la pena o una mala persona NO.

Después, BricoPiti le regala a Cho unos palillos que le ha hecho y le dice que son amigos y que los amigos hacen cosas juntos, así que, ¿qué quiere hacer? Cho no se pispa de nada, pero Piti se da cuenta de que está mirando a las chicas y se ofrece a hacer de Celestino. Cuando le pregunta cuál le gusta, Cho señala a... Efectivamente, Vilma.

Cho, con Piti tras él ejerciendo de animadora, le dice a Vilma que le parece preciosa y que si quiere ser su acompañante. Vilma manda a Piti a la mierda... ¿Otra vez pensando mal de él? Joe, ni que él fuera el que se hubiera besado con Palomares a su espalda, hombre ya. Piti, pese a todo, le aclara que todo va en serio, que no es coña y que no es que le haga gracia hacerlo, por lo que Vilma acepta... y EmoSol mentalmente baila un zapateado para celebrar que tiene el camino libre. Y yo insisto en que el pobre Piti tiene un corazón que no le cabe en el pecho, porque hace falta ser bueno para ayudar a Cho, cuando es evidente que sigue loquito por Vilma y que le duele... Para que luego ella le tenga por Voldermort, contra.

Me gusta pensar que BricoPiti ha hecho las flores.
Y, por cierto, ¿qué pasa? ¿Que los tórtolos se entretienen plantando petunias pero luego no comparten o qué?

Ya en la boda, Vilma le pregunta a Piti si Cho sabe si está embarazada y él dice que no, pero que cree que el chino es valiente y que apechugará. A mí me hubiera gustado que ella dijera que no hacía falta porque él iba a ser siendo el padre de Peebles, peeero nada. A este paso acabaré desquiciada y escribiendo fanfics, xDD.

Eso ha sido todo por esta semana. Además, la siguiente no hay episodio nuevo, así que tendremos que esperar para ver el siguiente que promete y mucho: Burbuja descubriendo que Salomé es su hermana, Sol siendo parte de Pili y Mili al tener una gemela idéntica, Max ganando terrenos con Ainhoa... Vale que pinta malo, pero Jan Cornet me encanta y la química entre los personajes me gusta y, además, podrían tener una historia chula.

PD: La semana que viene hablaré de Fenómenos, ya que los primeros episodios de una comedia son muy complicados y, salvo Con el culo al aire, pocos me han convencido. De momento, decir que le veo potencial, pero que, en mi opinión, el querer poner toda la carne en el asador les jugó una mala pasada y la presentación de personajes les quedó atropellada y como con calzador.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

En blanco y negro: Capítulo 5

Hoy es miércoles y toca subir un capítulo nuevo de En blanco y negro, la segunda parte de Cuatro damas. Ya es el quinto capítulo, Semana infernal, que es cortito, aunque intenso ;P

La terrible semana de los exámenes ha llegado al internado Bécquer y cada uno la pasa a su manera y en algunos casos los sentimientos están a flor de piel.


Como ya os he dicho un capítulo cortito, de transición, aunque pasan algunas cosas importantes. ¿Contentos con la reconciliación? Espero que sí ;P Bueno, si me queréis decir lo que os ha parecido, ya sabéis que los comentarios me dan la vida =D

En dos semanas, más.

Próximamente: El juicio de Ariadne.

domingo, 25 de noviembre de 2012

Maromo de la semana 118

Ya es domingo por la noche (y se me ha vuelto a hacer tardísimo, tsk) y, por tanto, toca despedirnos del maromo actual y darle la bienvenida a uno nuevo. Y lo mejor de todo es que esta semana ha sido muy fácil elegir a uno porque tengo excusa. Y es que esta semana hay dos estrenos que me llaman mucho: por un lado, la serie Fenómenos, pero, claro, yo ya había puesto de maromos a sus principales chulazos (Alejo Sauras y Luis Fernández), así que quedaba descartada; pero, por otro, se estrena la tercera temporada de la fantabulosa Downton Abbey y como todavía no le he puesto y es todo un crimen, pues le toca esta semana.

Estoy hablando, por supuesto, del chulazo de Downton Abbey (con permiso de mi amado Allen Leech), ese que tiene unos ojos impresionantes y una sonrisa que quita el hipo y que me parece de esos guapos que no parecen de este planeta. Es decir...

Dan Stevens


Daniel Jonathan Stevens nació el 10 de octubre de 1982 en Surrey. Sus padres son maestros y él estudió Literatura inglesa en el Emmanuelle College, Cambridge. Años antes, había comenzado su preparación como actor en National Youth Theatre of Great Britain y ya durante su estancia en Cambridge, participó en multitud de obras de teatro.

En 2003, durante las vacaciones, se trasladó a Eslovaquia para rodar su primer trabajo en televisión: la miniserie Frankenstein, donde tenía un papel pequeñito. La miniserie, por cierto, se estrenó en 2004 en Inglaterra. Después de eso, Dan siguió trabajando en teatro, de hecho es el medio en el que más ha trabajado tanto en Inglaterra como en Estados Unidos y hasta le nominaron para un premio Ian Charleson por su interpretación de Orlando en la obra de Shakespeare Como gustéis.


De vuelta a la televisión, en 2006 Dan consiguió un papel en una miniserie de la BBC, The line of the beauty, en la cual era el protagonista. Por cierto, viendo fotos he visto que sale castaño y, hala, que cambiazo, aunque está igualmente guapo, argg *0* Ese mismo año también participó en una tv movie, Drácula, y lo más impresionante de ello es que Lucy fue intepretada por Sophia Myles (la chica de Moonlight o Madame de Pompadour en Doctor Who, como prefiráis) y que Drácula era ni más ni menos que... ¡Marc Warren! ¡El marido de Kalinda al cual yo odio, por cierto! OMG, me parece muy fuerte la casualidad, xD. Ah, bueno, volviendo a Dan, él era Arthur Holmwood que, al menos en la novela, era el prometido de Lucy.

Le siguieron un par de tv-movies más: por un lado, Marple: Nemesis, basada en la novela de Agatha Christie y Dan era uno de los protagonistas; por otro, Maxwell, que no se suena nada. En el 2008, hizo la miniserie Sentido y sensibilidad (nuevamente una adaptación, en este caso de la novela de la genial Jane Austen) junto a otros actores molones como Mark Williams (un hombre que ha hecho de señor Weasly y de padre de Rory en Doctor Who, se merece todos mis respetos) y Dominic Cooper (lo mismo se aplica a quien ha salido en Mamma mia! y El capitán América).

Dan con un porrón de libros.
No planeaba ponerla, pero es que, dada la de adaptaciones literarias que ha hecho, me parece lo más adecuado.

Y, tras otro par de tv-movie (Hilde y The turn of the screw -basada en la novela de Henry James, Otra vuelca de tuerca... y esta entrada me está recordando a mis clases de literatura en Filología, xD. Además, señalar que en esta tv-movie coincidió con Michelle Dockery, lo cual mola-), llegó el 2010 y también el papel que le haría verdaderamente famoso: el de Matthew Crawley en la fantabulosa Downton Abbey. La serie es una maravilla y Matthew es todo mono y lo que sufres con él y con Mary es indecible, pero aún así mola. Y yo me muero por ver lo que pasa con ellos en la tercera temporada, que tiene muy, muy buena pinta :3

Además, estando en Downton Abbey ha podio hacer otras cosas: como la ya estrenada película Vamps, donde comparte cartel con Krysten Ritter y Alicia Silvestone y yo me debato al pensar que puede ser una maravilla maravillosa o un truño del quince, mmm, habrá que verla. Además, tiene pendiente de estreno Summer in February junto a  Dominic Cooper de nuevo.


Ya para acabar, señalar que Downton Abbey ha sido renovada para una cuarta temporada, lo que es bien, pero que tanto Dan como Michelle Dockery (lady Mary, vamos) habían comentado como que no estaban muy por la labor de continuar, lo que es mal. Espero que se queden, sobre todo ella porque, vamos, Mary es una ídola del quince *0* Y de paso señalar que está casado con Susie Hariet desde el 2005 y que tienen dos churumbeles en común.

PD: Con lo british que es él y su carrera me sorprende muy, mucho que no haya participado en Doctor Who, no como su suegro en la ficción, que encima hacía de pirata y era muy awesome ;P

sábado, 24 de noviembre de 2012

El barco 3x06 - Fukushima Blues

La tercera temporada de El barco continúa y para que no nos acostumbremos a eso de que la trama sea más seguida, nos han dado otro episodio del tipo La catástrofe de la semana. Efectivamente, ¡aún les quedan catástrofes guardadas en el cajón! Pero, bueno, también han ahondado en el pasado y ha tenido sus cosas fantabulosas, así que no me quejaré y voy con la crónica :)

Pues voy a comenzar con La catástrofe de la semana, que ha involucrado a casi todos los personajes. Amanece un nuevo día en el Estrella Polar y pasan varias cosas: Estela le quita la venda a Rodolfo (¿no podría hacerlo Julia o en su defecto EmoSol, que es ATS? Que poco quieren a Rodolfo, macho), Tonteo ha amanecido con un mensaje de A, lo que hace que me pregunte si es una pretty little liar. Mmm, interesante si tenemos en cuenta el pasado de Lerdieta besando profesorAs.

Esta captura no tiene la intención de captar público carpetero, aunque si lo hace, no me quejaré ;P
Es para demostrar el poderío de A más allá de los SMS ilimitados y demás.

Pero, bueno, lo más destacable es que, durante el desayuno, el Capi y Julia les cuentan a Lerdieta y Valeria lo de su matrimonio y gracias a un berrido de esta última se enteran todos, así que celebración general... que se ve un poco interrumpida por la aparición de Rodolfo El pirata.

Y, bueno, también por Max que aparece en el Estrella para decir que hay un asesino en el barco: el que se cargó a los hoteleros chungos. Ante la acusación, El Tito se cabrea, el Capi pide pruebas y Pirata Rodolfo, el muy cínico, dice que a lo mejor fue un accidente. El Capi, conciliador donde los haya, dice que hay que colaborar. Max le toma la palabra: en cuanto los suyos suban al barco, les dirá donde están las coordenadas. El problema es que en el Estrella sólo hay lugar para cuarenta personas (¿A Cho lo contamos como animal de compañía? Pregunto, ¿eh?) y llevar a más es arriesgado, así que harán dos viajes. Max decide que irán la mitad de sus hombres y la mitad del Estrella, mientras las otras dos mitades se quedan en el edificio.

A todo esto, los tórtolos están en plan romanticones, aunque han cambiado el plantar petunias por afeitarse. Lerdieta cree en el para siempre, en las bodas y tal, pero Tonteo no está muy convencido del para siempre, las promesas y demás. Lerdieta está usando sus armas de mujer para convencerle, cuando aparece Estela pidiendo ayuda: ha oído algo en el ascensor y cree que es alguien que está en peligro, aunque según Tonteo eso no puede ser, así que se quedan con la opción de un animal.

Lerdieta: ¿Qué es eso que suena?
Estela: Suena como una mujer llorando...

Dori (en balleno): Hooooolaaaaa, balleniiiiiitaaaaaaaa.

Mientras tanto, en el Estrella, el Capi se siente culpable por dejar a la mitad de la tripulación en el edificio, pero Julia lo consuela: primero diciendo que el edificio es estable y luego besándole, lo que provoca dos cosas: que el Tito se ponga en plan "jejeje, parejita" y que Julia se meta en el jardín de contar los novios que ha tenido. La muchacha tiene suerte, pues antes de meter más la pata, los Cazafantasmas la llaman para que examine el ruido. Para la doctora los ruidos son sólo aire, así que Tonteo intenta echarlas para hablar con Lerdieta, pero ésta dice que Tonteo y ella no son de casarse, sino de tener una relación abierta.

Así que Tonteo acaba en un jardín porque Estela y Julia empiezan a darle por todos los lado. En ese momento, el armario de abre solo y empiezan a caer bolas de naftalina, a lo Tragabolas, de hecho me imaginaba un hipopótamo gigante por ahí... Sí, tanto anuncio de juguete se mete en mi cerebro. Soy muy impresionable, ¿qué pasa? xD. Tonteo, por cierto, deduce que el edificio se está inclinando.

Por su parte, el Capi está intentando hacer la lista, pero no deja de pensar en la boda. Se lo comenta a su marido, que, como siempre, es todo comprensión y apoyo... Vamos, que le dice que en la noche de bodas no va a dar la talla porque Julia era un poco casquivana y tiene práctica. El Tito y sus particulares puntos de vista de las cosas, dios. El Capi defiende su honor de macho ibérico diciendo que ha estado casado y tiene dos hijas, pero el Tito argumenta que cada mujer es un mundo y que si sabe qué le va a la doctora. Como va a ser que no, decide que lo mejor es ir a preguntar a las fuentes.

Bienvenidos al Diario de Julián, donde todos tus problemas se solucionarán... O se liarán más.

¿Y quién es el garganta profunda del Tito? Pues su hijo, claro. Aprovecha que éste les informa de que, pese a la inclinación, todo está bien, para pedirle que ayude al Capi. Éste intenta escaquearse, pero el cizañero del Tito insiste tanto que Tonteo le echa una mano... justo cuando aparece Lerdieta y se despiporra ante las explicaciones de uno y los entendimientos de otro. Además, para rematar le toma el pelo a su padre, metiéndose con sus calzoncillos, así, blanquitos, como del mercadillo, xD.

Después, Lerdieta vuelve al edificio y ve a Max tocar el piano, así que, tras mirarle amorosamente (me gusta pensar que a Max, no al piano), se reúne con él y le agradece el que les salvara la vida y le pide perdón por el golpe. Entonces vuelve a preguntarle por qué sabe que toca el piano y Max se marca una deducción que ni Sherlock Holmes (que si parece una niña bien de ciudad y tiene los dedos ágiles)... Ya, ya, ya, que diría El mentiroso, majo, que eres del Proyecto Alejandría, que te he visto el tatuaje.

Lerdieta acepta pulpo como animal de compañía y le dice que lleva tocando todos los días desde los once años y que no había pensado volver a verlo. Total, que se ponen a tocar a cuatro manos y yo muero de amor durante toda la escena. Ha sido muy mona y Max me gusta mucho :3

Yo quiero que haya tema, ¡que se líen, que se líen!

En esas aparece Tonteo, pero antes de que pueda ponerse celoso cual perro, el edificio se inclina aún más; de hecho, han aparecido grietas en la pared. Tonteo no lo entiende (no es que me sorprenda) y Max cree que se debe a dos fuerzas encontradas y le explica a Lerdieta que es ingeniero. Tonteo se pone celoso y también desdeñoso con la teoría y Max encima le toca las narices diciendo que una de las dos fuerzas puede ser la del amor de los tórtolos, xD. Yo me parto, en serio, jaja.

Ajenos a todo esto, el Tito lleva al Capi a la lavandería a investigar la ropa interior de Julia y se pone a dar clases de lo que lleva cada uno. Por cierto, el Tito se auto-denomina "single"... Estos cada día se parecen más a La que se avecina, ya sólo me falta ver a Ulises buscando al amante cabrón o algo así, xD. Bueno, en esas están cuando aparece Salodriel, que les echa una bronca acompañada de varias indirectas a Julián. Por eso, el Capi está dispuesto a contarle toda la verdad a Julia, pero ésta está ocupada hablando con Tonteo sobre la grieta y sobre que creen que han sufrido un terremoto, de ahí que ellos no lo hayan notado.

El Capi, entonces, decide que va a salvar a todos, mientras en el hotel Max manda a los yayos a la azotea. Y digo yo, ¿qué pasa con los demás? ¿Son inmunes a los cascotes y esas cosas? En el Estrella, el Tito le dice al Capi que no pueden traerlos a todos, pero el Capi dice que él no puede decidir quién vive y quién muere, así que va a ir a por todos... Y entonces todos se quedan con cara de acojonados y es que se está aproximando un tsunami, así que el Capi decide que usarán el hotel como parapeto porque éste aguantará la embestida. Escribir eso, mientras pienso en la tía esa que cantaba lo de "soy un tsunami" es muy traumatizante, por cierto. Brrrr.

El Tito reúne a toda la tripulación en el comedor y les tranquila, a su estilo, que incluye unas cuantas perlas del tipo "no quiero ni sustos ni llantinas, que no es la final de Gran Hermano", xDD. Me pregunto por qué dirá lo del susto, ¿por enfrentarse a la Milá? xD. En la sala de mandos, al mismo tiempo, el Capi le dice a Julia que teme no estar a la altura y no saber darle una noche de bodas memorable, pero que la quiere para todas las noches de su vida. Ohhh, Capi. Julia piensa lo mismo que yo y le planta un beso todo mono :3

Awwww, qué cute es el Capi :3
¡Moríos de amor!

En esas, los tórtolos tienen una escena tórtola en la cual Tonteo le hace prometer a Lerdieta que no estará con nadie Max. Bua, me acabo de lucir con ese chistaco. Max, por cierto, mira la escena con una sonrisa que, y no os negaré que puede ser una paranoia mía, me parece que dice "muajaja, pringado, disfruta que te queda poco, que esta va a ser para mí". Seh, cualquier día de estos me llaman para interpretar el lenguaje corporal en un programa del corazón o algo así, xD.

Seh, he deducido todo eso de esta sonrisa.
Que tiemble Patrick Jane, que para mentalista yo, xDD.

Al final, el tsunami pasa y todo está bien, el sol brilla y los pajaritos cantan y el edificio aguantará lo que le echen, según Julia. En esas, llega Max pidiendo la lista para flipamiento general de la tripulación. El Capi le entrega una hoja en blanco porque es el responsable de llevar a todos a salvo y no puede negarle a ninguno estar a bordo, así que peinarán el océano como antes. Max señala que así no encontrarán la tierra y no se le ocurre nada mejor que escribir las coordenadas en un papel y dice que se las dará a cambio de que Ainhoa se quede en el edificio y él tome su lugar.

Por cierto, Max tiene suerte de que los del Estrella sean cortos de narices, porque es como para dejarle KO y quitarle las coordenadas. Y, de paso, ya digo: ¿no podrían dejar a Ulises atrás y así tenemos tema entre Max y Ainhoa? Por fa, por fa.

A todo esto, con la boda del Capi y Julia, Palomares pide que alguien le ayude con la ceremonia, ejerciendo de monaguillo, pero ninguno quiere. Al final, Ramiro acepta, pero le pide que antes le confiese porque ha hecho una cosa muy mala: ha matado. Ante tamaña confesión, Palomares se queda flipado no, lo siguiente.

Pese a todo, le pide a Ramiro se le cuente todo y éste le explica que él fabricó la bomba que estalló en el barco ruso y que lo hizo a sabiendas de lo que iba a suceder y que en tierra no era así. Entonces, Palomares recuerda... y... y... ¡Hostia puta! Que Palomares era un posible protagonista de Gandía Shore... P-pero... ¿Esto que es? Encima, aparece Camilo que es el padre de Palomares... Espera, espera, ¿Camilo el padre de Palomares? ¿Lo sabía cuándo éste salió en El internado? Me parece todo muy fuerte, ¿eh?

Esto es demasiado para mí, no puede ser bueno ni para el espacio-tiempo, ni para mi cerebro, xD.

Bueno, Camilo le dice a Palomares que vaya a casa, que no quiere montar ninguna escena y que su madre ha pasado una noche terrible creyendo que le había pasado algo. Palo-quinqui le suelta que le deje en paz y que si su madre está rayada, que le diga que está muerto, por lo que Camilo le dice que es el demonio. Hombre, a ver, gilipollas era un rato el niño, pero tanto como el demonio... Encima, que tú digas eso, Camilo, habiendo conocido a especímenes como Hugo o Noiret...

De vuelta en el presente, Ramiro le cuenta a Palomares todo sobre Gamboa, el miedo que había pasado y que, cuando descubrió que era un elegido, se le fue la pinza y le dejó tuerto. Y entonces Rodolfo le debió de decir "o la bomba o la vida", de ahí que lo hiciera. Palomares vuelve a recordar: en esta ocasión que ha oído a alguien ahogarse, no como sus amigos, aunque se nos descamisa y va a en busca del ahogado.

Al dejar de recordar se marcha y cuando Ramiro le sigue, pidiéndole una penitencia, Palomares le dice que sólo quiere aligerar la carga. Más tarde, Ramiro intenta hablar de nuevo con Palomares, pero éste le pide tiempo y recuerda como salvó a un niño de morir ahogado y como éste le preguntó si era un ángel. No es hasta que están en el comedor por el tema tsunami, que le explica que no le ha puesto penitencia porque Dios le salvará algún día.

Y entonces recuerda estar en la playa con el niño que le salvó y ya con sus gafitas y sus pelo normal. Bueno, Palomares le dice al niño que gracias a él cree en los milagros. O sea, a ver que me pispe del tema: para Palomares Mitch Bucanan es un milagro, pero Frankestein no... Ajá... Sí, vale... Yo he de decir que esta trama me ha decepcionado un poco. Vale, seguramente es porque soy una peliculera y ya me estaba imaginado que a Camilo le daría un chungo y moriría y Palomares se sentía culpable. Por cierto, digo yo, ¿Pedro Civera ha salido sólo esa mini-escena o es que volverá más adelante porque el padre de Palomares es parte del Proyecto Alejandría? No sé, se me hace raro que un actor conocido salga tan poco.

Y ya para acabar, como siempre, me dejo mi trama favorita. En este caso ha sido la protagonizada por Burbuja. Y es que la noticia de la boda le ha tocado. Primero le pregunta a Lerdieta que por qué se casan y que si ella se va a casar con Tonteo. Entonces dice que él no se va a casar, ni tener novia, por la burbuja... y a mí me rompe la patata T0T Pobrecito. Por suerte, Lerdieta es normal cuando Tonteo no está cerca y le dice que las chicas no se fijan en la burbuja, sólo en si es bueno y que él es muy, pero que muy bueno. Ainss, qué bonica ella. Seriously, esta chica funciona mucho mejor con cualquiera que con Tonteo.

Primero Vilma, ahora Ainhoa, Burbuja se está poniendo las botas últimamente ;P
Lo raro es que Estela no se le haya tirado a los brazos todavía...

La cuestión es que, ante el tema novia, Burbuja se ha acordado de Marimar, así que se pone a mirar la caja con sus cosas que tiene Salodriel... Y Rodolfo Pirata le pilla. Tsk, cachis, ya es mala suerte. Éste, al verle con un móvil, se da cuenta de que el teléfono, pese a la pantalla rota, funciona y le dice que saber cómo hacer para ver lo que hay ahí guardado.

Lo que hace es conectar el móvil a una pantalla y así Burbuja puede rebuscar: no tenía ningún número guardado en la agenda (según Rodolfo porque era tan inteligente que los recordaba... Macho, que yo apenas recuerdo el mío, que tonta me siento ahora mismo), pero sí varias fotos: una de Valeria, otra de un perro, un cochazo, un escotazo (según Burbuja era un cochino, xDD) y una foto de Leticia Dolera, ay, no, de Marimar. A mí esto de que cambien las actrices como que no, ¿eh?


Burbuja: Hala, era fan de Leticia Dolera...
Gamboa: No, tonto, que es Marimar.
Burbuja: ¿Pero Marimar no era rubia?
Gamboa: Calla, leñe, que los espectadores no tienen memoria y no se acuerdan.

Además, encuentran un vídeo de Roberto. En éste, Roberto se dirige a Marimar: le pide perdón, le dice que la quiere y que vea el vídeo entero porque es importante. Y, vamos, a Rodolfo le ponen por primera vez el final de Perdidos y no se interesa tanto. En el vídeo, Roberto cuenta  que trabajó en el acelerador de partículas y Burbuja lo para porque sabe que eso destruyó el mundo y no quiere tener nada que ver. Rodolfo le dice que le conoció ahí y que era feliz hasta que algo se torció.

Le dan al play de nuevo y Roberto cuenta que descubrieron cómo generar materia, lo que es un gran avance y podrían hasta curar el cáncer (ya sabemos cómo curaron al Tito), pero que las consecuencias pueden ser fatales. De ahí que ideara el Proyecto Alejandría.

Es entonces cuando el edificio empieza a agitarse y Burbuja dice de salir cagando virutas de ahí, pero Rodolfo cree que si el edificio ha aguantado hasta entonces, lo seguirá haciendo. Claro, hijo, y también las gomas se estiran hasta que se rompen, no te fastidia ¬¬U

También incita a Burbuja a seguir viendo el vídeo y éste comenta que hay algo que no entiende: si era tan listo, ¿por qué no dijo nada si vio que el acelerador iba a provocar un cataclismo? Rodolfo explica que sí que dio aviso a sus superiores y a los superiores de sus superiores y que incluso intentó hacerlo con los más superiores. Entonces dice que los dos eran amigos hasta que Roberto hizo algo y que por eso tuvieron que separarse y que por eso dejó a Marimar. ¡Ja, lo sabía! Sabía que era por eso, tiririti... Vale, vale, sigo con la crónica.

Burbuja sigue viendo el vídeo y Roberto explica que ha robado una pieza del acelerador y que no cree que se atrevan a usarlo entonces. En caso de que usen el acelerador sin esa pieza, habría un cataclismo seguro y que va a chantajear a los Mega Súper Superiores (lo pongo así para distinguirlos de todos los superiores) para evitar que eso suceda; si eso sucede... Justo en ese momento se va la luz y yo aprovecho para repetir: ¡lo sabía! Sabía que Roberto no era tan malo como parecía, tiririririri.

Además, Rodolfo se ha dado cuenta de que se han quedado encerrados en la habitación y, por si no era poco, el tsunami se aproxima. Por eso, decide que tienen que atarse. Está en eso, cuando la luz vuelve y el vídeo empieza de nuevo. Burbuja lo rebobina para ver lo que queda: Roberto dice que si está viendo eso, es que han encendido el acelerador de partículas y que él sabe cómo encontrarla, pues sabe dónde está la tierra. Burbuja se alegra al saber que Marimar está viva, pero lo malo es que no recuerda dónde está la tierra... Ay, hijo, ¿no te acuerdas de Calenda donde Marimar trabaja de guardia civil?

No iba a olvidarme de la captura semana de Roberto, el cual cada día me gusta más :3

Rodolfo le dice que tiene que recordar y se pone a tirar de una cortina y le cae algo en la cabeza. Ahh, eso va a ser el karma, amigo ;P Burbuja, que al parecer tiene habilidades de ninja, se suelta y salva a Rodolfo, mientras vemos el flashback de como ahogaron a Roberto y el responsable era... Tachán, tachán... ¡Rodolfo Langostino! Uy, que capullo, so asqueroso, esto no te lo perdono, Rodolfo, esto no, para que luego vaya de amiguito por la vida, grr ¬¬U

Eso ha sido todo por esta semana. En la próxima habrá que ir con nuestras mejores galas, que nos vamos de boda y, lo que ya es casi tan raro como ver a un unicornio, aparece Vilma y tendrá trama con Piti (prefiero ignorar que también con Cho, xD). Hombre, ¿cuántos episodios llevaban postergando el juntarlos desde la ruptura? Y también parece que descubriremos cosas sobre Max, algo que me mola mucho porque el tío me encanta *0*

jueves, 22 de noviembre de 2012

Los líos de Javier Alarcón

Ayer terminó la segunda temporada de Gran hotel en un coitus interruptus del copón porque, en realidad, la temporada debería de haber durado otros ocho episodios más que irán después de Navidad. Que conste en acta que me parece fatal que nos hagan esto y nos dejen con ese final tan abierto y que tengamos que esperar para saber qué narices ocurre a continuación y qué hay detrás de la muerte de don Carlos Alarcón.

No me voy a poner a teorizar sobre dicho misterio, más que nada porque no tengo ni repajolera idea de por dónde van a ir los tiros. ¿Estará don Carlos vivo? Entonces, ¿de quién es el cadáver que desenterraron Ayala y compañía? ¿Qué tiene que ver su muerte con el intento de asesinato de Andrés? Vamos, que son muchas preguntas y muy poca información como para teorizar, sobre todo con tanto sospechoso rondando por el Gran hotel.

Pero lo que sí voy a hacer es alabar infinitamente a los guionistas.

Porque hace falta ser rematadamente bueno para que, en el episodio de ayer, Belén me diera lástima. A mí, que la detesto y que considero que es, de lejos, el personaje más idiota de la serie. Belén siempre ha tenido delirios de grandeza y no ha pensado más allá de ello, por lo que ha ido manipulando y cometiendo errores a su paso. Se casó con Andrés, engañándole en más de un sentido, sólo porque creía que conseguiría que se hiciera valer como heredero del hotel.

Belén, alcantilados caca, tú tienes que volver a dar guerra, hombre ya.
Aprovecho para decir que Marta Larralde ha estado tremenda en esta temporada.

A lo largo de la segunda temporada hemos visto como su matrimonio con Andrés era más el conformarse porque no tenía otra que otra cosa. También hemos visto que no aprende de los errores y que vuelve a tropezar en la misma piedra, anteponiendo sus delirios de grandeza a la lógica y el consejo de doña Ángela. Porque hace falta ser una lerda de campeonato para intentar chantajear a Diego, ni que no lo conociera y no supiera de lo que es capaz de hacer.

La trama de los bebés, por cierto, ha sido de las más entretenidas y, en mi opinión, atrevida. El vender a uno y lo ocurrido con el otro, el pobre Juanito, son hechos muy series, graves, casi de película de sobremesa dominical, pero los guionistas han sabido darles el tono adecuado. Aunque, eso sí, desde aquí os digo que nunca, jamás, les perdonaré lo sucedido con el pobre Juanito y, de paso, Andrés que, en un tris, ha perdido todo lo que tenía sin haber hecho nada para merecerlo y ser víctima de las maquinaciones de Belén, Diego y doña Teresa.

Eso sí, por suerte o por desgracia, porque no lo tengo muy claro, Andrés ha seguido siendo un buenazo que hasta ha intentado marcharse junto a Belén. De hecho, me dieron ganas de arrearle un bofetón tipo doña Ángela por querer seguir con ella. No te quiere, te ha mentido y ha jugado siempre contigo, ¿y no te importa? Coño, Andrés, un poquito más de amor propio, leches.

Ay, Andrés, si es que te dan una mala vida entre todos...

Y si Andrés siguió en su línea, Alfredo se plantó y sacó un carácter que no le habíamos visto hasta ahora. Me resultó gratificante ver como, tras haber admitido que doña Teresa le daba miedo, se enfrentaba a ella sin asomo de duda. Por fin algo se le escapa de las manos a la doña, aunque no dudo que no tardará en volver a manejar el cotarro.

Porque Gran hotel es, ante todo, una serie sobre mujeres fuertes. Son ellas las que marcan las pautas a seguir, las que pelean entre ellas, mientras los hombres bailan al ritmo que ellas marcan. Alfredo no dejaba de ser un títere manejado por su esposa y por doña Teresa, al igual que Diego que, pese a los aires que se da, no deja de ser el perrito faldero de la doña.

También es una serie sobre las consecuencias. Quizás no de manera inmediata, pero las actuaciones de los personajes siempre generan consecuencias y a los guionistas (enormes ellos) no les tiembla el pulso a la hora de llevarlas a cabo. Para dejar a Belén tranquilita, voy a poner a Sofía como ejemplo, que ha perdido lo que más le interesaba mantener, su marido, por seguir las tácticas de su madre de manipular, mentir y demás. Por cierto, aprovecho para comentar que, de todos sus hijos, es Sofía la que más se le parece y ya empieza a dar muestras de la misma ambición, colocando a Alfredo como director del hotel e instándole a actuar de determinada manera.

¿Le durará el carácter a Alfredo?

Y alejados de las intrigas, de las morales dudosas y demás, tenemos a Alicia y Julio que han seguido investigando. Tras resolver el caso de Cristina, de forma un tanto incorrecta porque creen que el marqués la mató (interesante ver a Julio a punto de degollarle por la rabia, otra escena genial), la parejita se ha concentrado en descubrir quién intentó asesinar a Andrés, lo que les ha llevado a investigar la sospechosa muerte de don Carlos Alarcón.

Alicia, que siempre ha estado al margen sobre las verdaderas actuaciones de su familia, ha empezado a descubrir los secretos de ésta: que Andrés es su hermano y que, aparentemente, su padre no era la gran persona que creía ser. Digo aparentemente porque yo ya no me fío de nada. Sí que es cierto que, a priori, parece un bicho de mucho cuidado, aunque personalmente no descarto que todas las malas acciones que creemos que cometió, en realidad fueran obra de su querida esposa.

De momento, hemos dejado a la parejita más unida que nunca, hasta el punto de que nos regalaron un par de escenas preciosas. El apasionado beso en el armario, mientras Diego, pistola en mano, parecía buscar al amante cabrón (que diría Antonio Recio) y la escena de cama. Pocas he visto hechas con tan buen gusto y tan sumamente bonitas. Por cierto, por lo que he leído por ahí, no soy la única que prevé que Alicia se quedara embarazada de Julio, algo que podría ser muy interesante.

Muero de amor :3 Ainss, qué bonicos son.

Además de todo esto, durante esta temporada hemos tenido hueco para el sentido del humor. A Ayala le ha sentado muy bien el que le hayan degradado y el tener que lidiar con Hernando, que el pobre no puede ser más tonto que no se entrena y le quiero por eso. Muy buen dúo cómico. Además, siempre recordaré el episodio de Agatha Christie y el momento de irse a dormir con ese camisón, el gorro y, sobre todo, la épica bigotera. Soy muy, muy fan.

El otro alivio cómico que hemos tenido ha sido Javier. Ay, mi pobre Javier, cómo lo adoro. La verdad es que ha tenido una temporada muy completa y ha sido el único que ha tocado todos los palos.

Fue sospechoso de intentar asesinar a Andrés y yo lo pasé muy mal porque lo adoro y, en general, eso tiende a ser sinónimo de que, efectivamente, es el malo. Pero todo quedó en ser el cuasi responsable de perpetrar el segundo intento. Digo "cuasi" porque él mismo cuenta que, aunque fue con la intención de matar a Andrés, se arrepintió. De hecho, se le vio muy afectado cuando Andrés le cuida en una escena que también me gustó mucho y que dejó ver que, pese a todo, Javier apreciaba a Andrés.

Y es que Javier es un bala perdida. Tiene muchos defectos, una facilidad tremenda para meterse en líos, pero yo siempre he creído que tiene buen fondo y que siempre le ha tocado un papel a desarrollar muy difícil en su familia. Es la oveja negra de la familia, es tan poco importante dentro de la misma que ni siquiera conspiran contra él. Es el único al que nadie desea destruir, casi como si fuera más la mascota que el único hijo varón de los Alarcón.

Awww :3
Este hombre es taaaan guapo.

Curiosamente, y pese a esto, ha sido el único miembro de la familia (sin contar al recién llegado Gonzalo) que ha sido considerado sospechoso de la muerte de don Carlos. Por lo que él contó, estaba discutiendo con su padre y a punto de ser desheredado, cuando a su padre le dio un chungo. La verdad es que parecía sincero cuando habló con Alicia, pero ahora mismo no tengo muy claros los pocos datos que sabemos sobre dicha muerte, pero, vamos, que espero que él no se cargara a don Carlos, si es que está muerto, claro.

Pero no todo ha sido un drama para Javier. Conoció el amor por primera vez de la mano de Adriana, una mujer casada, y se metió en un lío tremendo. Como siempre. Este es otro de los que nunca aprende. Siempre acaba en problemas gracias a las mujeres. En este caso, se llevó un tiro y un corazón roto pues gracias a maquinaciones varias, Adriana creyó que Javier quería abusar de su hija.

La verdad es que, personalmente, no me emocionó la relación entre Javier y Adriana, pero desembocó en la maravillosa trama del último episodio en la que Javier amenazaba con meterse a monje y actuaba como tal, hablando de forma pausada y perdonando a todos. Muy genial. Yo me moría de la risa al verlo en plan místico. Encima, le marcó un gol por toda la escuadra a su madre y fue memorable.

Javier: Que la fuerza te acompañe, madre, digo... Te perdono. Eso, te perdono.

Todos los personajes de Gran hotel son maravillosos (que me caigan mal algunos como Diego o Belén no quiere decir que no disfrute viéndolos y que no sean grandes personajes), pero yo siempre he sentido debilidad por Javier. Quizás es porque siempre me han atraído los anti-héroes, los personajes desastrosos, no lo sé, pero la cuestión es que, en una serie con la que disfruto con absolutamente todo, con lo que más lo hago es con los líos de Javier. Y entre maquinaciones, intrigas, puterío fino, putadas a mansalva y relaciones imposibles, siempre estoy deseando ver cómo la va a liar.

Dios, qué grande es esta serie y qué geniales son sus guionistas.

La espera hasta el resto de la temporada se me va a hacer larga, muy larga.

martes, 20 de noviembre de 2012

Maldito karma

Hace unos días recomendé por tuiter Maldito karma, novela de David Safier y, claro, como ahí sólo tienes 140 caracteres no me pude explayar demasiado. Pero toca hacer la reseña, así que podré hacerlo, jujuju.

Bueno, este libro llegó a mí por casualidad. Alguien se lo recomendó a mi padre, incluso se lo prestó y después él insistió en que lo leyera. Total, que en cuanto terminé Interworld, lo cogí y sencillamente me encantó.

Maldito karma cuenta la historia de Kim Lange, una presentadora de televisión alemana bastante popular que justo el día en que su hija Lilly celebra su quinto cumpleaños, tiene que a ir la gala de los premios de televisión a los cuales está nominada. Este gesto tan solo es uno más  de los que tiene hacia su familia, por lo que su marido, Alex, y ella vuelven a tener la misma discusión sobre si la familia no es importante para ella, algo que se repite desde hace tiempo. Por si no fuera poco, Kim no pasa precisamente un buen día por una serie de pequeñas desgracias (incluida la de acostarse con el guapísimo presentado Daniel Kohl a espaldas de su marido), que culminan cuando, por la noche, sale a la azotea del hotel y le cae el váter de una estación espacial, matándola.

Cuando despierta, Kim es una hormiga y Buda le señala que no ha sido precisamente una buena persona y que, por tanto, no puede acceder al Nirvana. Sin embargo, su problema más inmediato es que Alex parece que va a encontrar el amor en una amiga común de ambos, Nina, y eso Kim no lo puede permitir. Por eso, con la compañía de Casanova (sep, quien estáis pensando) se dispone a acumular buen karma para poder reencarnarse en otros animales más grandes y que le permitan estar más cerca de su familia y, de paso, boicotear a Nina.

Lo primero que tengo que decir de esta novela es que es divertidísima. Hacía mucho (desde el último de Bartimeo, creo) que no me reía tantísimo con un libro y eso que tiene muchas escenas que son muy entrañables e incluso románticas.

Safier emplea a Kim como narradora, lo que es todo un acierto. Kim es un gran personaje, la adoro, es una ídola y sencillamente me encanta. Sí, ella tiene sus defectos, incluso hay ocasiones en que es malvada, pero es imposible no quererla. Irónica, divertida, con un punto de vista de las cosas desternillante y muy, muy humana. Kim es uno de los personajes más reales y humanos que he leído nunca, pese a estar en semejante situación surrealista.

Además, Safier incluye unas notas a pie de página brutales que son extractos de las memorias de Casanova, el mítico italiano que acompaña a Kim en sus aventuras para reencarnarse en un ser humano. Él mismo, como personaje, tiene muy buenos puntos y, al igual que a Kim, se le coge un cariño tremendo.

En cuanto al resto de personajes, pues como los ves desde el punto de vista de Kim y no es que interactúen mucho con ella (¿cómo relacionarse con una hormiga?), no llegas a conocerlos en la misma medida. Aunque también es cierto que están muy bien retratados y que no son nada tópicos, ni planos. Ni siquiera Nina, que ejerce un poco de “mala” al intentar quedarse con la familia de Kim, no es la típica villana que sí sería en otras historias por el estilo. O, por ejemplo, Daniel Kohl, al que presentan de playboy, es mucho más que el estereotipo con el que te lo presentan.

Personalmente, he encontrado curioso como una historia que, en el fondo, es tierna y manida (persona demasiado centrada en el trabajo, que pierde a su familia e intenta recuperarla y encontrar la verdadera felicidad) y que incluso presenta un triángulo amoroso, no sea ni típica, ni manida, ni empalagosa. Sí, es capaz de emocionar, incluso estás deseando que, de alguna forma, Kim y Alex se encuentren, pero nunca pierde la chispa, ni el sentido del humor y está muy bien equilibrada.

Y, como es de suponer, es muy entretenida, se lee muy fácilmente y la historia consigue que te metas mucho en ella, que te interese el ascenso de Kim por la escala evolutiva del karma y que quieras, como ella, que recupere a su familia.

En conclusión, altamente recomendable, id a por ella ya. Divertidísima, entrañable a ratos, grandes personajes encabezados por una protagonista maravillosa y perfecta, precisamente por sus imperfecciones como ser humano. Vamos, que yo me declaro muy fan de David Safier y estoy deseando leerme el resto de sus novelas.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Maromo de la semana 117

Menudo finde de locos que llevo entre unas cosas y otras. Pero, bueno, domingo noche y la normalidad ha vuelto y, aunque sigo en shock por el pedazo de episodio que se marcaron los chicos de Supernatural esta semana, toca cambiar al Maromo de la semana. En esta ocasión, no voy a pensarlo mucho y voy a poner al protagonista de la película que vi ayer... Tranquilos, que no es ni el Pati, ni ninguno de Amanecer, sino el nuevo y monísimo Peter Parker, es decir...

Andrew Garfield


Andrew nació el 20 de agosto de 1983 en Los Ángeles, aunque cuando tenía tres años él y toda su familia se mudaron a Surrey (Inglaterra). Sus padres, además de poseer un pequeño negocio de decoración interior, son un entrenador de fútbol y una profesora. Andrew, por su parte, estudió en la City of London Freemen's school, donde descubrió su vocación como actor participando en varias obras teatrales. Además, Andrew era un gran nadador y gimnasta.

A los diecinueve años ingresó en la Central School of Speech and Drama y siguió trabajando en el teatro. De hecho, en el año 2004 ganó un Manchester Evening News Theatre Award. Después, en el 2005 comenzó su carrera en la pequeña pantalla con un papel recurrente en la inglesa Sugar Rush.No he visto esa serie, pero sí que he oído hablar maravillas de ella y, bueno, no logro descubrir quién era exactamente Andrew, tan solo que su personaje se llamaba Tom y apareció en cinco episodios de la primera temporada.


Durante los años siguientes, Andrew intervino en varias series como episódico: Swinging, Simon Schama's Power of art (esto tiene pinta de reality en realidad), Trial and retribution, Freezing (anda, en este coincidieron los condes de Grantham antes de Downton Abbey, guay)... Y en el 2007 Andrew apareció en Doctor Who, en uno de los episodios dobles de la tercera temporada (Daleks en Manthattan y La evolución de los Daleks) donde era un trabajador que ayuda al Doctor y salía muy mono :3

Ese mismo año, Andrew dio el salto a la gran pantalla y llegó a participar en varias películas: protagonizó Boy-A, apareció en Leones por corderos (con Robert Redford y Meryl Streep), una breve aparición en Las hermanas Bolena que, según IMDB, luego fue cortada del montaje final. Y así llegamos al 2009, cuando Andrew protagonizó la miniserie de tres episodios Red Ridding (ey, en esta trabajan Michelle Dockery y Robert Sheehan, uy, me está entrando la curiosidad) y también apareció en El imaginario del Doctor Parnassus, que es una película de Terry Gilliam (que, por cierto, tengo pendiente de ver) tristemente conocida porque Heath Ledger murió durante su rodaje y Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell retomaron su papel para finalizarla.


Más tarde, en el 2010, protagonizó Nunca me abandones que cuenta la historia de un triángulo amoroso entre él, Carey Mulligan (que mona es esta chica y, eh, es Sally Sparrow ;P) y Keira Knightley, aunque son clones creados para donar órganos si es necesario. Ese mismo año, Andrew aparecería en La red social junto a Jesse Eisenberg y Justin Timberlake. Y no, no la he visto y mi hermana me aseguró que era muy aburrida, así que tampoco es que tenga demasiadas ganas de verla.

Y ya en el 2012, Andrew fue elegido para protagonizar The amazing Spiderman, el reboot de la franquicia de Spidey, vamos, el reinicio de la misma. Y a mí me encantó su elección, me parece que da muy bien el perfil de Peter Parker (cof cof no como el sosainas de Tobey Maguire cof cof) y de hecho la película me encantó. No es demasiado fiel a la historia original, pero como peli está muy, muy bien y me reí un montón y me encantó el casting (Emma Stone como Gwen Stacy moooola mucho y, además, lo que más me fascina: Nora Walker y el presidente Bartlet son los tíos de Peter, ¡awesome!). Ya están preparando la segunda parte que, se supone, llegará a los cines en 2014 (si no me miente IMDB, claro está).


Ya para acabar, comentar que Andrew está saliendo con Emma Stone (y me parecen monísimos de la muerte) y que, por si os interesa verlo, estuvo dos veces en El hormiguero. Una vez por La red social, que no lo vi y eso que fue polémico gracias a las declaraciones de Jesse Eisenberg y una segunda vez por The amazing Spiderman: esa vez estuvo con Emma Stone y estuvo guay.

PD: Madre del amor hermoso el trailer de City of bones. Muero, muero y remuero. Me encanta. ¡Qué ganas de verla! Aunque sigue sin convencerme Jace, pese a su sexy voice, pero los demás sí me molaron. Y, por cierto, ¿a quién se le ocurre montar el trailer sin meter a Magnus, eh, eh?

sábado, 17 de noviembre de 2012

El barco 3x05 - El dueño del mundo

Este jueves se emitió un nuevo episodio de El barco y a mí me gustó mucho: por un lado, siguieron las tramas que habían dejado abierta, hubo flashbacks muy interesantes y me encantó ver a Ainhoa más allá de ser la novia de Ulises. Pero, bueno, como siempre voy por tramas ;)

Comienzo con la trama de los niños que, aunque es simpática y Ratón es uno de los niños más monos ever, pues fue muy de relleno. Valeria está jugando en el hotel, cuando conoce a Ratón, que pasa de ella tres pueblos. Su abuelo, Ventura, es testigo y como el hombre no tiene nada mejor que hacer, decide ejercer de Salodriel, es decir, de Isabel Gemio, vamos, que los quiere hacer amigos.

Tras forzar un encuentro, que acaba con Ratón llamando miedica a Valeria y ésta a él empollón, decide que la sutilidad no va a servir. Así que les dice a los niños que habla con los fantasmas mediante una caracola y que un fantasma quiere que le den cuerda a su reloj. Entonces usa lo de "¿a qué no sois unos miedicas?", para que vayan a la habitación y los pobres van aterrados. Ahí, se encuentran al fantasma, que en realidad es Ventura que les da un susto de muerte y se despiporra el muy cachondo. Soy fan. Y pensar que mi madre no me deja ni hacer lo de El melocotón que murió por culpa tuya con mis primos. Ah, sí, por cierto, los enanos huyen y acaban haciéndose amigos porque ambos han tenido miedo.

Ídolo.
A mis nietos pienso hacerles algo así, muajaja.

Por otro lado, hoy hemos tenido doble entrega de flashbacks y la mitad de ellos han estado centrados en Estela. Todo empieza cuando Burbuja está viendo una fotografías del hotel, cuando se encuentra con Vilma (más tonificada imposible tras su paso por el SPA) y le comenta que Estela sale en una fotografía. Aunque al principio no está muy convencida, acaba pidiéndole la foto y se va con ella a pedirle explicaciones a Estela.

Vilma le da un besito a Burbuja, muy bonico todo :3
Pero... ¿Por qué en el hombro? Como una es bajita, le gusta pensar que es porque no llega a la mejilla, xD.

Primero, Estela miente, pero entonces Vilma le dice que hay un jacuzzi (confirmado: ¡Vilma ha estado en un SPA!) y que le está mintiendo; también se pregunta cómo puede ser que el primer sitio en el que estén, sea precisamente en el que Estela estuvo montando a caballo. Ésta le dice que no es asunto suyo y recuerda montar a caballo, reunirse con El palafrenero (esta trama es tan Once upon a time) y casi besarle, cuando aparece su padre y le corta el rollo. Éste tiene una sorpresa para ella: la beca del Estrella.

También le indica que al día siguiente volará a España y Estela dice que hace mucho que no lo ve, que iban a pasar más tiempo juntos, así que no va a España... Y su padre le calza una hostia de campeonato, mientras le dice que quiere estar ahí para follarse a todo el personal del hotel. El padre es un encanto, ¿eh? Madre mía, eso sí que son amores que matan. Eso sí, también diré que me creo lo del personal, ¿eh?

En otro recuerdo, vemos a Estela abrazando y besando al Palafrenero, que quiere huir con ella. Estela dice que su padre les encontraría en cualquier lado... y le arrancaría el corazón, ay, no, que me he equivocado de serie. El palafrenero insiste en que huya con él, que nunca les encontrará y Estela accede.

En el presente, estando Estela recordando en la azotea, Vilma va a verla y le lleva... ¿Lo adivináis? ¡Exactamente! Una Coca-Cola. La Coca-Cola, al parecer, tiene cualidades tipo pentotal sódico porque Estela decide hablar: le dice que fue ahí de vacaciones o en Cancún... Vilma dice que le da envidia porque sus padres la llevaban a un camping (y a mí me gusta pensar que es el de Con el culo al aire, por cierto), cuando Estela dice que la que tiene envidia es ella porque los demás han sido elegidos porque tienen una función que cumplir, mientras que ella es una enchufada. Entonces dice que su padre es el dueño del hotel, también del Estrella y que, si queda un trozo de tierra, también será de él... WTF? Pero, como bien dice Vilma, ¿quién leches es este hombre?

Vilma: Esteeela, toma una Coca-Cola y responde unas cuantas preguntitas, maja.
Por cierto, qué guapa es esta chica y qué mona me ha salido en la captura. 

Duda filosofal (que no filosófica): ¿en el reglamento del hotel les obligan a ir con vestido playero? ¿Y de dónde lo han sacado si se supone que todos llevaban lo justo? ¿Tienen un talle ilegal en el Estrella entre el SPA y la fábrica de Coca-Cola?

Estela responde que su padre es un hombre que consigue lo que quiere y recuerda de nuevo: ha acudido a su cita con El palafrenero, pero éste no aparece, sino que lo hace su señor padre. Estela intenta huir, pero como que no es muy factible la cosa, así que dice enfrentarse a su progenitor. Le pregunta por El palafrenero y ella misma se da cuenta de que le ha matado. Ostras, pues al final no me había equivocado tanto de serie. Por cierto, señor chungo donde los haya que mata a los novios de su hija en vez de asustarlos, retenerlos o algo menos radical. Entonces, el padre le dice que, aunque no lo crea, le está salvando la vida. Lo curioso del caso es que Estela, aparentemente, se queda mansa. ¿Estará tramando invocar una maldición tremebunda o algo así?

Otra de las tramas ha sido la del golpe de estado barquero, que continúa de la semana pasada. Los hoteleros no lo tienen demasiado fácil para secuestrar el barco, pero deciden seguir a lo suyo y llevarse combustible del hotel. Claro, como que eso lo soluciona ¬¬U En esas, Piti aparece con el bebé en brazos porque éste necesita mamar y la madre no tiene leche, así que, con un par, va a la cocina. Ainss, Piti, cuando te sale la vena heroica, me derrito :3

Mientras tanto, Tonteo regresa del barco ruso y se encuentra con su padre que está hablando con Salodriel por walkie y le dice que nunca dejaría de estar a su lado. Ante tal arranque, Tonteo le pregunta si se hubiera quedado con su madre si hubiera sabido que ésta estaba embarazada. El Tito es muy sincero y le dice que sí, que se hubiera ido igual porque estaba enamorado de Salodriel y, oye, será una putada para Tonteo, pero a mí me parece muy bonito. Seh, soy muy fan de Salo y Julián ^^

Ante la respuesta, Tonteo se nos pone sentimental y recuerda estar corriendo en un parque y conocer a... ¡Roberto! Macho, este hombre es un relaciones públicas de la hostia, conoce a todo dios. Roberto (Schnider, por cierto) se hace el simpático y tal, pero acaba dando un poco de miedito al conocer la vida de Tonteo al dedillo. A Tonteo, claro está, el tema no le mola nada y Roberto le cuenta que conoce a su padre, Julián de la Cuadra.

Yo cada día soy más fan de este hombre, serisously.

En el presente, Tonteo le pide explicaciones a su padre, cuando aparece Cho y le hace callar... Cho, hijo mío, ¿por qué no apareciste al principio de la serie, eh? Bueno, Cho les muestra el motín que se está llevando a cabo y noquea a uno de los hoteleros chungos haciendo karate o algo así... Jia, jia, jia, me están poniendo muy a huevo que le llame Bruce Lee, pero de momento resisto ò_ó

A todo esto, en la cocina BricoPiti ha vuelto y tras la bañera y un par de cosas más, ha inventado un biberón con un guante. A EmoSol no le parece buena idea (qué novedad, algo no le gusta a esta mujer –nótese la ironía–), pero Piti la convence y le va a dar de merendar (mientras a EmoSol están a punto de caérsele las bragas... Y no diré que no la entienda, xD) cuando aparece El calvo para que se lleven al bebé, pero Piti no lo permite. Jo, Piti, es ver un bebé y te creces, ¿eh?

Se me enamora el alma, se me enamoraaaaa...

Los ángeles del Capi entran en el Estrella y Cho Lee (efectivamente, soy una persona muy débil) noquea a otro más, mientras El Tito le pregunta a su hijo que si hubiera dejado embarazada a Julia, se hubiera quedado con ella. Tonteo dice que sí, pero el Tito está convencido de que no (si me pongo literal, suelta: ¡los cojones!). Ante el comentario, Tonteo recuerda una tarde con su madre (estando ya enferma) en la que se ponen en plan intercambio-psíquico y ella le explica que Julián no era tan mierda porque le dejó todo su dinero sin ni siquiera saber que estaba embarazada.

En el presente, Tonteo sigue emperrado en el tema y, pese a estar intentando frenar un motín, le dice a su padre que él se hubiera quedado ahí, dando la cara. El Tito le dice que si se hubiera quedado, Tonteo habría visto que no se querían y que eso no es una familia. Entonces le da un abrazo a su padre y vuelve a recordar: se reúne con Roberto en un parque y éste le informa sobre De la Cuadra (por cierto, MUERO con que la primera foto sea una de Julián con El Capi en plan matrimonio, muy fantabuloso el detalle ^^).

Para que veáis que no me invento cosas, xD.

Cuando Tonteo le pregunta por qué quiere conocerle en ese momento, Roberto le dice que no es así, que Julián no sabe ni que existe, pero que es especial y que forma parte del Proyecto Alejandría porque él mismo lo eligió. En ese momento, Roberto ve a un tío y le dice que se vaya y que confíe en él y se reúna con su padre. Tonteo se larga y Roberto echa a correr cual Correcaminos, huyendo del desconocido vestido de negro (y, según aprendí viendo Slayers, los chungos siempre van de negro, así que ojito, xD).

jaijiafoaiufaufa...
Bueno, vale, no es que sea fan, que también, sino que estoy enamorada de Iván Massagué :3

Por otra parte, en la cocina, EmoSol le pregunta a Piti que por qué pudiendo ser el chico tierno que cuida a un bebé, es un idiota, a lo que Piti responde que es más fácil ser el idiota que ser el héroe. En ese preciso momento, el barco se mueve, así que Piti le da el bebé a EmoSol y agarra un cuchillo. EmoSol le dice que está loco y Piti dice que no piensa permitir que se lleven el Estrella porque en el hotel quedan muchos de ellos, queda Vilma... Eh... Esto... ajfjajakjfaifljaijfra... Muero de amor, muero, muero y remuero. Además, Piti le pide a EmoSol que si le ocurre algo, le diga a Vilma que fue un idiota. Oh, por favor, yo me muero de amor, si es que sigue hasta las trancas, sólo piensa en ella (y mi parte infantil también piensa: ñañañaña, fastídiate, Sol, xDD).

Entonces se desata el caos: PitiRambo sale con el cuchillo, justo cuando Los ángeles del Capi interrumpen en el comedor, por lo que los hoteleros chungos y éstos se ponen en plan quién tiene la chorra más larga. Por suerte, ese es Rodolfo, que es un crack de la vida y, pese a estar ciego, ha calculado cuántos son, los que quedan y los que perderán tras la refriega. Este hombre tiene poderes, ¿verdad? Bueno, Rodolfo dice que morir por morir, tontería, sobre todo cuando hay otro barco igual que el Estrella.

El calvo cabrito (nadie apunta a Palomares, nop) no cree a Rodolfo y les pregunta que por qué no son ellos los que se van y El Tito dice que el Estrella es su casa y que por eso no se van. Ahí, Tito, dejando las cosas claras. Uno de los esbirros del Calvo cabrito confirma la existencia del otro barco. Al final, éstos se marchan y entonces Tonteo recuerda el encarguito de Rodolfo y acaba hilando, por lo que va a la sala de mandos, donde está Rodolfo para preguntarle qué había en esa caja.

Gamboa, el único hombre que acojona más estando ciego que no.

Tonteo le pide que deje marchar a Los hoteleros chungos y Rodolfo dice que las personas que han sobrevivido escribirán la historia y que si quiere que esa gente participe en eso. Tonteo dice que Rodolfo no es mejor que ellos, algo que éste no niega y, de hecho, le dice que la diferencia es que él tiene el detonador y que Tonteo llevó la bomba a cambio de la dichosa foto de marras. Macho, ¿qué hay en esa foto? ¿Ulises pateando gatitos?

Bueno, Rodolfo no se lo piensa dos veces y hace explotar el barco ruso. Entonces, le da la foto de marras a Tonteo y le dice que sea feliz con Lerdieta, que le diga que no tienen secretos, porque esa es la base de un matrimonio feliz. Entonces Tonteo vuelve a recordar: tras coger una nota que se le cae a Roberto, va a un almacén donde lo ve reunirse con alguien (a quien Roberto conoce, por cierto), que es el que le ahoga. Tonteo, al acercarse, hace ruido, por lo que los encapuchados se largan, dando a Roberto por muerto, aunque Tonteo lo salva. Ulises, esa es la mejor cosa que has podido hacer en tu vida, sep, sep.

Vale, a ver, Roberto sale huyendo de alguien y se reúne con un supuesto amigo. Eso lo acabamos de ver. También hemos visto que huía de Philippe. Entonces, digo yo, en plan teoría conspiparanoica: ¿y si Roberto se arrepintió de trabajar para Philippe y cía y actuó por cuenta propia, en plan rebeldes del Proyecto Alejandría y de ahí que se lo cargaran? Jo, que ganas de seguir descubriendo la historia de este hombre, seriously.

Ah, bueno, por cierto, Tonteo nos enseña la dichosa foto y no sale pateando gatitos, sino besando a Dulce, ¡una de Los chunguitos! OMG, ¿pero esto qué significa? Si, además, Dulce parecía conocer a Piti, ¿estará todo relacionado? Uy, uy, uy.

Yo lo flipo muy mucho, sep.

Y, para acabar, pues han continuado con la trama del ascensor, donde El Capi y Julia se habían quedado atrapados y a punto de diñarla. De hecho, están intentando salir por la típica trampilla que hay en los ascensores de las películas, pero la presión del agua no permite que se abra. Por suerte, Lerdieta le echa narices al asunto y decide salvarlos: bajará por el otro ascensor, perforará la pared y les pasará oxígeno para que respiren mientras buscan la manera de salvarlos. Lerdieta llama a su amado Tonteo que, dados sus pulmones xxl, no es mala idea, pero este está ocupado con el tema del motín y eso.

Max considera que el plan es un suicidio, aunque decide ayudar y, de paso, le dice que cree que no ha sido un accidente. Por el camino, le dice que una niña pianista no es Lara Croft y Lerdieta tarda cero coma en hilar: ¿cómo sabe que es pianista? Así que, por si las moscas, le deja grogui. Os juro que es verdad. Lerdieta piensa y actúa con cabeza, en serio... Sí, yo también lo flipo.

En el ascensor, al mismo tiempo, Julia le explica que escuchó a Valeria hablar de su madre y que le da miedo vivir bajo el fantasma de Marisa o convertirse en la madrastra del cuento. El Capi le dice que no olvidará a Marisa, pero que quiere "empezar una nueva vida con usted". Y seguimos con el "usted", ¿eh, Capi?

Esta captura tiene la única finalidad de matar a alguien de amor, ¡qué miraditas! *0*

Por su parte, Lerdieta le ha contado lo sucedido a Salodriel que, ni corta ni perezosa, ha cogido un arma para vigilar a Max. Éste intenta detener a Lerdieta y le dice que hay otra solución: subir el ascensor con generador conectado al mecanismo de emergencia. Justo en ese momento, El Tito les informa del motín y Salodriel cree que Max es el diablo y que él ha puesto al Capi ahí abajo. Y yo me digo, querida Salodriel, si Max es el que se pispó de todo y ha estado ayudando a Ainhoa, ¿por qué leches iba a estar con los del motín, eh?

Lerdieta, que hoy está que se sale, decide aliarse con el diablo (palabras textuales), mientras el Capi le dice a Julia que es la única mujer de la que se ha enamorado después de Marisa y que quiere llenar muchas páginas del álbum de fotos de su familia con ella. Y, jo, vale que no sea el momento, pero es una escena tan tierna ^^ En el piso superior, Lerdieta le dice a Max que tiene veinte minutos para elevar el ascensor y le dice a Salodriel que si él hace algo raro, le disparé un arponazo. Ay, Ainhoa, qué fácilmente solucionas tú las cosas con los arpones, ¿eh?

Mientras baja en el otro ascensor, Lerdieta le dice a Salodriel vía walkie que si le ocurre algo, que le diga a Valeria que se ha ido a llevar la carta a su madre porque no se fía de los globos. En serio, esta chica es tan mona cuando está con su familia. Y, ante la evidente preocupación de Salodriel, Max le dice que esté tranquila, que la van a sacar de ahí y que las chicas como Ainhoa tienen ángel y la aludida lo escucha. Y una que nunca ha soportado el Ulinoa, está a punto de shippearlos porque, eh, los actores molan.

Max: "... las chicas como Ainhoa tienen ángel."
Y la patata de Ainhoa (y la mía) hizo boom ;P

Además, dentro del ascensor, Julia le dice al Capi que sí que se quiere casar con él, pasear con él, besarse en público, tutearle... Bueno, eso no se lo dice, pero seguro que sí que quiere que eso ocurra. Entonces se besan... Y escuchan a Ainhoa, que está al otro lado y les explica el plan. El Capi le dice que es peligroso y que se vaya, pero ella lo hace igualmente, mientras Max se pone en plan McGiver. Seguro que con BricoPiti lo habría tenido más fácil, sep, sep.

Cuando la pareja está ya con el agua al cuello literalmente, Lerdieta consigue pasarles el oxígeno y se lo van turnando mientras, por un lado, el ascensor de Ainhoa empieza a inundarse y Max ha hecho funcionar el generador. En un principio parece que no funciona, momentos de ansiedad, pero duran un segundo, pues el ascensor de la parejita empieza a subir... aunque no el de Ainhoa. Ésta, encima, pierde el tubito del oxigeno, aunque le promete a su padre que se verán arriba, así que El Capi se pone en plan celebración con Julia: ¡a besarse se ha dicho!

Lerdieta le pregunta a Salodriel qué está pasando, porque el ascensor suyo se mueve, pero no sube. El nivel del agua sí que lo hace, así que acaba sumergida. Y entonces El Capi y Julia salen del ascensor, mientras Salodriel y Max están sufriendo como Geno por la chica. El Capi está entrando en brote, cuando el otro ascensor se abre y sale Ainhoa, por lo que todos están muy contentos y Lerdieta mira a Max y a mí no me hagáis esto, que los voy a shippear y será peor, leches, xD.

Pese haber recuperado a su hija, El Capi sigue en brote por lo del motín y le dice a Max que nadie secuestra un barco si no sabe a dónde va. Por eso, al final, Max acaba explicando que, al día siguiente del cataclismo, recibieron una señal de radio de un avión y que saben donde está la tierra. Uhh, mola.

Eso es todo por hoy. Yo estoy muriendo por ver el siguiente episodio por: 1) Burbuja encuentra un vídeo de Roberto y ya sólo el avance mola; 2) ¡El páter era quinqui! ¿Pero esto qué es? Pero... Pero... Creo que no lo he terminado de asimilar, xD.

PD: Hoy me he llevado el récord en cuanto a tardanza, pero estoy teniendo un finde de locos y lo he hecho cuando he podido.