sábado, 31 de julio de 2010

Toy Story 3, Lee Unkrich, 2010

Hace 15 años vi por primera vez Toy Story y esa película cambió mi vida y la de muchos de nosotros. Toy Story marcó el inicio de la increíble carrera de Pixar, los cuales se van superando película a película.

Y ya, en el plano más tonto y personal, desde que vi Toy Story he entrado súbitamente a mi cuarto esperando encontrar a mis juguetes o bien moviéndose o bien en una posición distinta. Y, aunque jamás ha pasado, me da cierto respeto el tratar mal a un juguete... Sólo por si acaso, xD.

Así, quince años después nos encontramos ante el final de la saga: Toy Story 3.

La película comienza con su propia película de vaqueros en la que Woody, Jessi, Buzz y Perdigón deben salvar a un tren lleno de huerfanitos (los trolls de pelos multicolor de toda la vida) y capturar a la familia de villanos compuesta por los señores Patata y sus tres hijos, los marcianitos del Pizza Planet. Al final, resulta ser una de las súper aventuras que Andy se monta al jugar y eso da paso a las cintas caseras donde el niño aparece jugando con nuestros protagonistas.

Pero el tiempo pasa. Andy tiene ya diecisiete años, prefiere el móvil a jugar y por eso de todos los juguetes que eran, sólo queda el grupo formado por Woody, Buzz, Jessi, Perdigón, los señores Patata, los marcianitos, Hamm, Rex, el perro Slinky y algunos soldaditos verdes. Ante la inevitable ida de Andy a la universidad, los ánimos del grupo andan divididos: los hay que temen acabar en la basura (Jessi, con ataques de ansiedad, incluida) y los que se resignan con acabar en el trastero esperando que Andy los rescate cuando tenga hijos.

Sin embargo, la madre de Andy es toda una lianta y básicamente la lía parda.

Quizás en Estados Unidos sea normal, pero a mí me dio la impresión de que Andy no se iba a la universidad, sino que lo echaban de casa porque, madre, cómo le vacía su progenitora la habitación: ni siquiera la deja los trofeos o las fotos en las paredes. Jo, cuando yo me fui, seguí teniendo mi cuarto tal y como estaba. Bueno, la cosa es que la mujer se pone muy plasta en que separe las cosas que vaya a tirar y las que suba al trastero. Eso, mientras insta a la hija pequeña a que elija entre sus juguetes también: que guarde unos y los otros los done a la guardería del barrio. Vamos, la buena mujer la tiene entramada con los juguetes, xD.

Universidad o desván, this is the question

Andy, con la cara de suplicio que ponemos todos cuando a nuestras madres les entra el afán limpiador, mete a los supervivientes en una bolsa para subirlos al trastero, salvo a Woody a quien planea llevárselo a la universidad. Por una serie de malentendidos, la madre acaba tirando a los juguetes a la basura, por lo que éstos, muy ofendidos, deciden colarse en la caja de donaciones - donde se reecuentran con la Barbie de Molly, depresiva perdida por el desengaño - e irse a la guardería. Woody intenta explicarles lo del lío, pero no le hacen ni caso. Entonces la madre petarda y oportunista, aparece y el pobre Woody acaba en las donaciones también.

Una vez en la guardería comenzamos a conocer a las nuevas adquisiciones, de las cuales las dos más importantes son el oso Lotso, un bebé que si tenía nombre no me enteré y que me daba un mal rollo del quince y, el gran descubrimiento, Ken. Como podéis suponer, el encuentro entre Barbie y Ken fue épico.

Cuando yo era pequeña, hacía escenas así... Pero sin los corazoncitos molones del fondo, xD

Prácticamente desde el principio, la película destila melancolía y nostalgia (lo cual me recordó a la genial Up, por cierto), ya que la idea central es la despedida, los caminos separados y dejar marchar al ser querido. Pero no por ello resulta menos divertida. Y es que es lo bueno de esta película, algo en lo que Pixar lleva trabajando un tiempo: una cosa no quita a la otra, la mezcla de sentimientos, emociones y sensaciones, aunque sean encontradas.

Con pocas películas he llorado tanto como con el final de Toy Story 3 (inundé las gafas 3D y apenas podía ver, xD) y también con pocas películas me he reído tanto. Durante los créditos ya no sabía si lloraba de pena o de risa, en serio, tan solo que debía parecer una idiota con los lágrimones y las carcajadas al mismo tiempo, mientras me afanaba en limpias las puñeteras gafas, xD. Por suerte, no era la única... Aunque eso no me libró de las burlas de mi señor padre que me invitó al cine.

Y supongo que esa es la moraleja que quieren difundir los chicos de Pixar: la vida tiene momentos tristes y duros, pero no por ellos debes dejar que se apague tu sonrisa. Uy, qué cursi me ha quedado eso.

El grupo de juguetes encaja a la perfección, teniendo todos su parte de protagonismo y sus momentazos. Quizás el que más sobresale es Woody, mientras que todos los demás (incluído Buzz) quedan relegados un poco a segundo plano; puede que sea que Woody es mi favorito, al que siempre apoyo y del que siempre tomo partido, pero esa sensación me dio. Al fin y al cabo, es el favorito de Andy, es el que cree ciegamente en su niño y el que haría cualquier cosa por estar ahí, por ser el amigo fiel del que habla la canción.

Pero, como ya he dicho, todos tienen sus momentazos para lucirse cómicamente, destacando en ese apartado Buzz y su nueva... Vamos a llamarla faceta andaluza, xD. Geniales sus gestos, sus movimientos y genial el doblador. No sé si en versión original resultará tan gracioso como con el acentazo que le pone el actor español.

Los caretos Bú-andalú son lo mejor...
Y los de Jessi en plan arg y el de Woody en plan ó_ò también

También destacaría a dos de las nuevas incorporaciones: Barbie y Ken. Curiosamente a lo que pueda parecer en un primer momento, la fémina delicada y tontita es él, no ella, que tiene todo un señor carácter. Claro, al fin y al cabo Ken es un juguete para niñas, ¿no? xD. Como nota curiosa, diré que tengo exactamente al Ken en el que está basado el de la peli (incluso tengo uno de los trajes que sacan en la peli, xD) y que, como soy tonta, me hizo mucha ilusión, xD.

Y podría comentar un montón de cosas más, pero sería entrar en demasiados spoilers y esto sería eterno. Así que, hale, resumiendo: Toy Story 3 es una película redonda, perfecta, una obra de arte a las que Pixar nos está malacostumbrando desde su primera cinta y, curiosamente, inicio de esta saga.

10/10

PD: Se me ha olvidado comentarlo, pero el corto previo también es una maravilla ^^

PD2: Se me siguen acumulando las reseñas: me terminé Los doce clanes de Jonathan Stroud.

viernes, 30 de julio de 2010

Esta foto...

... Me encanta.


Por si no lo sabéis son (en este orden): Adam Baldwin, Zachary Levi y Ryan McPartlin o, lo que es lo mismo, Casey, Chuck y Captain Awesome de la serie Chuck.

¿Os he dicho ya que quiero ir a la Comic-con de San Diego?

Y pensar que justo en ese mismo evento también estaban estos dos:

Misha "no puede ser de este planeta" Collins

Ian "ay, omá" Somerhalder

Lo dicho: ¡¡quiero ir a la Comic-con!!

Por cierto, las fotos están sacadas de Pizquita.

PD: ¡Ya he visto Toy Story 3! Mañana reseña, I promise. Mmm, se me van acumulando, cachis, xD.

martes, 27 de julio de 2010

Tensión sexual no resuelta, Miguel Ángel Lamata, 2010

Llevaba queriendo ver esta película desde que salió, pero entre unas cosas y otras me quedé con las ganas, sobre todo porque ni siquiera rulaba por ahí una versión chusca. Pero, oh, ya ha salido el dvd y por fin he podido verla.

Tensión sexual no resuelta empieza con la presentación del personaje de Jazz (Norma Ruiz), escritora de éxito que conoce en una firma a Celeste (Salomé Jiménez) y este mero hecho supone una revolución no sólo en las vidas de ellas, sino de varios personajes más.

Celeste es una chica normal y corriente que se va a casar con Juanjo (Fele Martínez), un profesor de universidad, pero Jazz le hace ver que hay algo más: el sexo. Así, Jazz y Celeste se lanzan a la caza de un hombre que pueda dar a la segunda lo que tanto anhela: un orgasmo. Así es como acaban conociendo al Nardo (Miguel Ángel Muñoz) un cantante punk con pintas de chungo que no duda en tirarse a Celeste. Ésta, entonces, se enchocha de lo lindo con el Nardo hasta el punto de que abandona a Juanjo unos días antes de la boda.

Juanjo se ve tremendamente afectado y en medio de una clase de echa a llorar, llamando la atención de dos alumnos. Rebeca (Amaia Salamanca), que siempre ha estado enamorada de él y que, claro, ve la oportunidad perfecta para conseguirle; y, también, Nico (Adam Jeziersky), un chico de lo más retorcido que se ofrece a ayudar a Juanjo a reconquistar a Celeste. No penséis que Nico está tratando de ayudar, no, lo que pasa es que se está sacando la carrera a pulso de chantajear a los profesores y sólo le quedaba Juanjo.

A partir de ahí se desarrolla toda una partida de ajedrez entre Nico y Jazz, que usan a todos los demás personajes a su antojo para cumplir sus propósitos, dando a lugar a situaciones de lo más absurdas, hostias varias y demás gilipolleces que resultan de lo más divertidas.

¡Adam!

Por eso me gustó tanto, porque cumple perfectamente con su cometido: entretener y divertir, incluso llega a emocionar al final como toda buena comedia romántica. Y es que Tensión sexual no resuelta es eso, es una comedia romántica, aunque en tono gamberro y, en ocasiones, con mucha mala leche. Sólo hay que ver que el Nardo usa de diana una foto de Bustamante, xD. Además, tiene sus giros argumentales, aunque son bastante previsibles, pero, bueno, como es una comedia de lo más simpática se le perdona.

Los actores, por su parte, cumplen estupendamente con su papel, sobre saliendo tres de ellos.

Por un lado, Fele Martínez demuestra que sigue siendo un señor actor y que, además, tiene vis cómica. Resulta de lo más curioso verlo tan encantador, dulce y atontado, sobre todo para mí que tengo su interpretación en Tesis y en La mala educación grabada en la retina ^^

Esta foto me mata, xD

Por otro, tanto Norma Ruiz como Adam Jeziersky sorprenden con interpretaciones muy alejadas de sus personajes habituales (ella se hizo famosa en Yo soy Bea y él en Física o química), resultando lo mejor de la película. Ella es muchas cosas al mismo tiempo, su Jazz es como una muñeca rusa, siempre tiene otra dentro: desde la escritora desefrenada, hasta la Jazz vehemente y emocional como ella sola, pasando por la zorra manipuladora. Él es malicioso, chistoso, increíblemente inteligente, por lo que también es un manipulador de cuidado.

En cuanto al resto...

Amaia Salamanca, por su parte, demuestra lo bien que se le da la comedia (mortal el monólogo de las putas y las madres), aunque en mi opinión está desaprovechada. Miguel Ángel Muñoz también sorprende, parece que el estar feo le favorece porque es la primera vez que lo veo actuando y no me desagrada ni me repatea. Samuel Miró que interpreta a un personaje cuán menos curioso, cumple a la perfección, pareciendo un auténtico tarado a lo largo del film. La novata Salomé Jiménez también cumple con su papel de pava un poco tonta, aunque su papel es de los menos agraciados.


Los cameos (porque no son otra cosa) de Santiago Segura y el gran Joaquín Reyes son simpáticos; en el caso del segundo, tronchante, se le da como nadie hacer de verdadero idiota. Otra que también hace un papelito es Pilar Rubio, a la que resulta difícil juzgar su actuación porque básicamente no actúa, se dedica a ser guapa y poner cara a la narradora; resulta especialmente descarada la escena de la ducha, donde sale sentada en una ducha mientras habla, ¿era necesario o es que quieren aprovechar a la belleza del momento?

Resumiendo, una comedia romántica gamberra, nada cursi, pero con su parte más sentimental y romántica. Te reirás de lo lindo y pasarás un buen rato.

8/10

domingo, 25 de julio de 2010

Maromo de la semana 10

Pues como Miki sigue en el cámping de conexión infernal, no me queda más remedio que poner yo al maromo de la semana, ese pedazo de tiarrón que nos acompañará durante siete días y nos dará fuerzas con su cuerpo serrano.

Siguiendo la sugerencia de Miki de que ponga a alguien de Mentes criminales (serie que estoy viendo y, aunque me encanta, al mismo tiempo me traumatiza), el elegido es...


Shemar Moore



Este guapísimo californiano cuenta ya con cuarenta años y, según poner en su artículo en Wikipedia, se hizo famoso por su papel de Malcolm en The young and the restless, que es una telenovela americana de estas que nunca acaban (llevan más de 9.000 episodios, pa' flipar), pero yo le conocí en el papel que le ocupa ahora, el del agente Derek Morgan de Mentes criminales.

Morgan no es mi personaje favorito (ese lugar está ocupado por Hotch y seguido de Reid ^0^), pero, como todos en esta serie, se hace de querer. Es el ligón del grupo, es muy sensible y se lleva de maravilla con los niños, vamos, que es el marido ideal, jajaja... Sobre todo por lo... Evidente:

sábado, 24 de julio de 2010

Latidos y lujo

Tenía pendiente la reseña de este libro, pero entre internados y demás lo he ido relegando. Además, escribir una reseña "seria" lleva su tiempo y entre primas que cuidar, pintar y escribir pues se me va el tiempo.
Bue, y sin más dilación...

Latidos (The luxe en su versión original... No commets) es la primera parte de una tetralogía escrita por Anna Godbersen que retrata las vidas de lo integrantes de la alta sociedad de Manhattan en 1899.

La historia comienza con un prólogo donde se nos narra el entierro de Elizabeth Holland justo el mismo día en que debía casarse con el soltero de oro Henry Schoonmaker. Al mismo tiempo, se nos van presentando a los distintos personajes, a los distintos jugadores cuyos hilos van a ir moviendo a lo largo de la novela.

Después, en el primer capítulo retrocedemos en el tiempo y la historia arranca con la llegada de Elizabeth a Manhattan después de haber pasado una temporada en París. En su primer día ya debe lidiar con la presión de la sociedad, teniendo que acudir a la fiesta de su mejor amiga, Penelope Hayes, donde su madre no deja de insistirle que baile con jóvenes herederos.

Lo que ni Elizabeth ni Diana, su hermana pequeña, saben es que tras la muerte de su padre - acaecida unos meses atrás - la honorable familia Holland está arruinada y, por eso, su madre intenta que Elizabeth se case con un rico heredero que les saque de la ruina. Sin embargo, Elizabeth no es la chica perfecta que todos creen que es, ya que mantiene un romance secreto con Will, amigo de la infancia y cochero de la familia.

A partir de ese hecho comienza a tejerse una complicada red de amores imposibles, puñaladas, dudas existenciales, debates morales, sueños y pesadillas. Todos los personajes tienen sus intereses, sus odios y pasiones y actúan de acuerdo a sus personalidades.

Por cierto, en la reseña en la que descubrí este libro leí que si no querías que te contaran el final, no debías leer el prólogo porque te lo estropeaba. No comparto esa opinión. Sí, sabes cómo va a terminar Elizabeth, pero no sabes por qué y eso crea una tensión que se va acentuando a medida que se precipitan los hechos. Sabes que Elizabeth va a morir, así que estás deseando conocer lo que ocurre realmente y devoras con ansiedad la segunda mitad del libro. Además, si la autora decidió hacerlo así sería por algo, ¿no?

Latidos es una historia de amor y pasiones mezclada con algo de misterio (¿por qué Elizabeth Holland muere?), una historia con aire a las de antes. En muchos sitios dicen que es del mismo tipo que Gossip girl y yo me abstengo a comentar porque aunque sí he visto la serie, no he leído los libros, básicamente porque me leí los dos primeros capitulos del primer libro y no me gustó nada cómo están escritos. La prosa de Anna Godbersen, por el contrario, resulta fácil de leer, muy fluída y tiene fragmentos verdaderamente bonitos.

Lo bueno de Latidos es que no engaña a nadie. Sí, los personajes son profundos, tienen sus veres, pero en realidad sabes lo que hay: tienes dos heroínas y dos villanas. Ninguna se parece a las otras tres, pero mientras que es fácil apreciar a las primeras, lo es todavía más odiar a las segundas. En el apartado masculino hay dos héroes, dos caballeros de brillante armadura, aunque uno está muchísimo más desarrollado que otro y por eso es ese el que te enamora.

A priori Elizabeth puede parecer la protagonista, pero no lo es. Elizabeth cumple el papel de unión entre todos los personajes y, aunque está presente prácticamente en toda la novela, en general es por las opiniones que el resto de personajes tiene de ella. Elizabeth no es especialmente carismática (aunque tiene un par de escenas dignas de mención), pero la pobre intenta hacer las cosas bien y todos le meten palos, por lo que acabas cogiéndole cariño.

La chica se debate entre su amor por Will y el salvar a su familia de la ruina y la vergüenza, convirtiéndose en la prestigiosa dama de sociedad que siempre le han dicho que debe ser. Elizabeth no intenta ser una santa o un ejemplo, simplemente hacer lo que se le ha enseñado a ser: una dama.

A decir verdad, me resulta curioso que absolutamente todos los personajes pretendan que Elizabeth sea de una manera y luego la critican porque ellos mismos se han creado su propia visión de ella. A su hermana Diana le encantaría que fuera libre y no hiciera caso a los demás, Henry quiere que sea divertida e interesante, Penelope que no sea perfecta y Lina... Bueno, Lina es otra cuestión.

Al final, la que resulta ser la verdadera heroína de la historia (y mi favorita) es Diana, la hermana pequeña de Elizabeth. Diana es una chica especial, sobre todo para aquella época. Prefiere un libro a la feria de las vanidades que se monta entre los miembros de la sociedad, de la cual pasa bastante y, de hecho, se siente orgullosa de no ser como las demás, aunque eso traiga la vergüenza a la familia. También me gusta mucho que no quiera ser la señora de (algo con lo que todas las demás están obsesionadas), sino que quiere viajar, conocer mundo, vivir aventuras, sentir...

Y es que Diana es una romántica incurable, ella quiere de verdad, no la posición del chico o su dinero, sino que le quiere a él. De hecho, su historia con Henry (sep, el prometido de su hermana) es la más interesante, bonita y también divertida. Desde su primer encuentro entre estos dos salta la chispa y el resto de escenas entre ellos no dejan de cautivarte y emocionarte a partes iguales.

Henry, por su parte, es un gran personaje y también es de mis favoritos. Al principio te lo presentan como el soltero de oro, guapo y ligón empedernido que vive a costa de la fortuna de su padre sin querer hacer algo más que divertirse. Es precisamente su aficción por la diversión lo que le lleva a verse obligado a casarse con Elizabeth en el típico "o te casas o te desheredo". Sin embargo, a medida que avanza la trama vas viendo que hay algo más en Henry, que es algo más que un estirado y acaba convirtiéndose en el galán, el caballero andante.

Luego estaría Will que es el típico chico pobre que intenta convencer a Elizabeth para que siga su corazón, siendo únicamente la excusa para el dilema de la chica. La amiga de ésta, Penelope, responde también al estereotipo de nueva rica vivaracha y maliciosa, que está enamorada y, por tanto, empeñada en casarse con Henry y hará cualquier cosa por lograrlo.

Y, finalmente, estaría Lina, el personaje que más asco me dio de todos. Lina es la criada de Elizabeth y es de su edad; cuando eran pequeños, ella, Elizabeth y Will eran amigos y ella siempre estuvo enamorada de Will, aunque nunca se atrevió a decirle nada. A medida que crecieron, Lina se fue sintiendo desplazada y adquiriendo un envidia enfermiza por Elizabeth, a la que culpa de todos los males del mundo, incapaz de admitir que es su propia cobardía e incapacidad de actuar la causa de sus problemas. Por poner un ejemplo, cuando descubre que Will y Elizabeth están enamorados, culpa a Elizabeth de seducirlo y robárselo.

A mí es que estos personajes victimistas de "soy súper buena y honrada y no entiendo por qué el mundo está contra mí" me pueden, los odio y, además, Lina, aunque ella se crea una santa, es rastrera y ruin.

Son estos cuatro personajes femeninos, tan distintos entre sí, el centro de esta saga y, de hecho, en la edición original la portada de cada una de las partes es una de ellas. Así, en The luxe sería Elizabeth, en Rumors Penelope, en Envy Diana y, finalmente, en Splendor Lina.

La edición española corre a cargo de la editorial Montena, que no ha respetado las portadas originales (como podéis ver en las fotos), por lo menos en la edición rústica. De momento han editado las tres primeras y se han inventado el titulo de las dos primeras traduciendo The luxe (Lujo) como Latidos y Rumors (Rumores) como Rivales.

Resumiendo, historias de amor mezcladas con los juegos de poder y tejemanejes de familias adineradas, aderezadas por una buena prosa y con unos buenos personajes. Puede que no sea la novela del año, que juegue con ciertos clichés, pero resulta altamente adictiva y muy entretenida.

El arte de los pósters de Chuck

Una de mis series favoritas es Chuck, de la que ya hemos hablado aquí unas cuantas veces porque se la pasé a Miki y, aunque ella sólo ha visto la primera temporada, está tan enamorada de ella como yo. Pues bien, yo que la sigo a ritmo USA estoy deseando ver la cuarta temporada que empieza en septiembre (dichoso mes, se va a hacer de rogar y todo ¬¬U) y de la cual se están empezando a saber cositas como ciertos invitados.

Y ahora han sacado con una calidad acojonante el póster de la cuarta temporada y es tan mono que si no lo cuelgo, reviento:

Zachary Levi es tan mono que hasta en dibujo le quieres achuchar

Y es que Chuck es una serie tan guay y tan friki que, además de hacer los pósters como portadas de cómics, suelen estar basadas en carteles de películas. Así, por ejemplo, este último está basado en el cartel de Juegos de guerra, película de ciencia ficción protagonizada por Matthew Broderick.


El póster de la tercera temporada tampoco tiene desperdicio:


¡Me encanta el dibujo de Casey!

En este caso no estoy tan segura como el anterior, pero a mí siempre me ha recordado a los carteles de Indiana Jones, no sé, me parecen del mismo estilo, xD.


PD: Ayer comenzó la ComicCon de San Diego, ese evento que para mí personalmente hasta supera a Disneylandia como lugar más mejor, más mágico y más chachi piruli de la tierra. En un recinto se llegan a juntar los protagonistas de prácticamente todas las series que me encantan y que me llevan a hacer crossovers chachis como, por ejemplo, Christian Kane y Jensen Ackles juntos o, no sé, Matt Bomer con Zachary Levi juntitos again *0*

Jo, ¡¡quiero ir!!

PD: Ahora mismo estaba escribiendo con, cómo no, el 40 Latino de fondo y me están poniendo la canción de El pescado (nombre no demasiado glamuroso con el que se auto-denomina David Otero cuando no está en El canto del loco), así que va por Miki, que tanto le gusta la canción :P

viernes, 23 de julio de 2010

El Internado 7x08 - El último deseo

Bueno, pues me ha tocado la suerte o la desgracia de reseñar el último episodio antes del parón veraniego. En el primer episodio que reseñé, que fue el segundo de esta temporada, escribí esto:
"Cuando empieza la música de los créditos, maldices en todos los idiomas que conoces. Me imagino a los guionistas sentados en sillones super caros con las manos llenas de anillos, riéndose quedamente mientras degustan una copa de vino del bueno mientras dicen: "Ea, hasta el miércoles que viene". "

Ahora, me los imagino con la peor cara de mamones posible
mientras, en lugar de "hasta el miércoles que viene" dicen: "hasta septiembre".

Una cosa más: como estoy de vacaciones y la wifi del camping no es precisamente la octava maravilla del mundo, Magik es la que se encarga de poner las capturas esta vez.


Como encargada de las capturas, me estreno con Fermín, guapo a rabiar siempre

Así pues, vamos que nos vamos. Episodio 8 de esta temporada, titulado "El último deseo". ¿Título alternativo? Puff, no sé, creo que aún no lo he digerido lo suf
iciente y lo único que se me ocurre es "¿No os habíamos dicho ya que somos unos cabrones?" xD


Más inocente que Bambi...

Esta vez hemos tenido dos Bambis entre nosotros. Por un lad
o, Bambi Cara-cartón, que después de darle una pedrada a María en la cabeza, se va a contarle a Hugo que los han pillado. Hugo lo manda a buscar por el lado contrario al que se va él, explicándole que no pueden dejarla llegar al internado y que se chive, claro. A lo que nuestro guapo Bambi dice: "¿Y si la encuentro, qué hago?" xDDD ¿Qué esperabas que te dijera? ¡Es un nazi asesino! Y eso que sabe que se cargó a Amelia, que si no... Al final ayuda a María, aunque incluso así se lleva una buena tunda por parte de Mimosín. Aunque, ¿acaso alguien lo dudaba? Una cosa es controlarse y no cargarse al enano cabrón ipso facto, algo que nos sorprendió, pero otra muy distinta es que alguien pegue a su madre. A Bambi no había quien lo salvara.


El pervertidor de Bambi le dice que mate a María. Pero esta captura da para más, pues... ¿Os fijáis a qué está señalando Hugo? xDD

Bambi no es malote y pone esta carita al escuchar al pervertidor

Por otra parte, nuestro segundo Bambi en este caso es segunda y es Lucía. Primero se cree sin hacer ni una sola pregunta que los militares tienen la máquina de l
as radiaciones y que la van a llevar hasta allí en breve. Después está toda feliz porque van a encontrar las medicinas, pero al final... las encuentran, sí. Ya se lo dijo el Madelman, que no se hiciera muchas ilusiones. Están todas rotas. ¿Pero de verdad creías que iba a ser tan fácil, Bambi Lucía? Su cara de horror del final sólo ha sido comparable con la mía, aunque yo ya sospechaba que no iba a haber medicinas. Aunque he de reconocer que no había pensado que las rompieran, por varias razones de las que hablaré después.


Siempre perdería jugando al tabú...

Julia.
La pobre mía está super puteada. Estaba segura de que Mimosín no iba a confesar en el último episodio antes del parón, claro, pero como siempre, lo acerca
n al filo para luego volverlo atrás. Un pasito p'alante, dos p'atrás. Y la pobre Julia no entiende nada y no sé cómo se lo monta que siempre acaba diciendo las palabras mágicas: "¿Te acuerdas?" Aún así, genial la escena del baño. Y el pobre Mimosín ha sonado super desesperado cuando se ha ido diciéndole que tiene razón, que no pueden ni ser amigos y que por favor lo olvide.


¡Guionistas, dejad de putearlos, coñe!

¿Vivo no vende?

La maldición de fin de temporada sigue vigente: Fermín tiene que acabar moribundo, sino, no tiene gracia. Ni que decir tiene que de todas las veces, esta es la más negra. Mi teoría es que si en todas las temporadas que acabó moribundo (que fueron casi todas) al final se salvó, en esta también se tiene que cumplir eso. Pero se ve todo muy negro, sí. Porque lleva dos días sin tomar la medicina; la máquina, si es que existe, no llegará a tiempo; las medicinas están rotas... ¿Habrá quedado alguna por algun rincón? De todas formas, incluso moribundo, Fermín piensa rápido y le tiende una trampa al pesao de Curro Jiménez. Cierto que a los de fuera les cuesta un poquito darse cuenta de lo que ha hecho, pero bueno, al final lo consiguen. Lo malo de todo esto es que al final todos se pelean por la medicina y se la toma uno que estaba por allí de adorno.


No veáis lo sumamente feliz que me hizo ese momento, yo misma hubiera hostiado a Curro de haber podido, xD

Guapooo

Fermín
intenta controlar la situación pero está completamente ciego y Curro lo nota y al final, los infecta
dos salen de la sala e invaden el colegio, ya que Rebeca y el Cachas no pueden pararlos porque Curro Jiménez utiliza a Lucas de rehén. Y la cosa termina con María abrazando a Fermín mientras se muere. Algo bonito para irse a dormir, vamos ¬¬.


Accidente, accidente...


El enano cabrón deja a la tontipandi encerrada en
el nivel -2 mientras prepara el petate para poner pies en polvorosa. La tontipandi como de costumbre, echa la culpa al que sea y en este caso es al tío de la cicatriz. Galleguiño, que si te lo hubiera dicho desde el principio, no le habrías creído. Lo interesante de esto es que el tío les dice que los nazis de Ottox no pueden saber que está ahí, porque lo matarán y entonces morirán todos. Ahí es ná. ¿Qué coño es este tío?


Qué actorazo es Dani Retuerta *0*

Aunque al principio el enano se pone en plan super chungo y n
o quiere decir nada, al final le dice a Heidi dónde están los demás y ella los saca de allí. Confesión de amor de por medio, Heidi impide que el Galleguiño acabe por matar al enano de la misma forma que murió Carolina. Ahora sólo falta ver qué hará el enano ahora.


En un pueblo italiano...

Bueno, no. En realidad está por ahí abajo, la pobre madre de Paula y el Galleguiño y encima la acompaña Camilo. Aunque está claro que la quiere viva. Ahí abajo está también Héctor, super desesperado por salir de ahí y, supongo, comer. Tengo la sospecha de que se va a reunir antes con su hermana, por fin, antes que lo encuentren los de arriba. Con lo mucho que se empecina el Galleguiño con las cosas, ya podría empecinarse en encontrar a Héctor, jolín.


And the Oscar goes to...

El Madelman, por supuesto. Tela marinera. Desde que murió nuest
ro amado Viejo Siniestro, no hay nadie bueno en el poder, ostia. A Magik y a mí nos ha timado completamente este tío, tenemos que reconocerlo. Yo tuve un pensamiento fugaz sobre el tema, pero no me dio tiempo a concluir que era de los malos cuando de repente, ¡ZASKA! "Noiret y tú lo habéis hecho fatal" OMFG. ¿Por qué? ¡Me caía bien! Sin embargo, hay un par de cosas que no entiendo. Primero, el Madelman está en el internado, así pues, podría contagiarse. ¿Para qué rompe las medicinas? Incluso él mismo dice que valen un pastón, lo cual era el negocio perfecto que había montado Ottox, ¿por qué ahora lo destruyen todo y punto? Otra cosa que no entiendo es que después de haber roto las medicinas, intenta matar a Lucía para que no llegue hasta ellas. ¿Y qué más da?


El Madelman llamando a Hugo "chico malo" fue... Vamos a decir surrealista, xD

Si ya están rotas y no es algo que pueda inculparle, le echan la culpa a Hugo. La única explicación que se me ocurre para esto es que sea Hugo el que las rompe, sin que el Madelman lo sepa. Y aquí entraría una teoría conspiranoica acerca de quién se va a hacer con el poder en Ottox. Me explico: Hugo era la mano derecha de Wulf así que lo obvio es que él lo suceda. Pero claro, ha estado encerrado en el internado desde que éste la palmó en
la explosión y a saber lo que está hirviendo en los cuarteles generales nazis, que estarán diciendo que es un inútil, tal y como el Madelman ha observado. Cuando el Madelman ha soltado lo de que las medicinas valen un pastón, estaría pensando en dar el golpe definitivo que le subiría a lo más alto en Ottox. Hugo se ha dado cuenta de ello, por lo que se ha cargado las medicinas para joderle el negocio y que muera con todos los del internado. Y asi Hugo tendrá el camino libre para tener su posición en Ottox. Y hasta aquí llega mi teoría conspiranoica. Luego no estaré dando ni una, pero ahora mismo no se me ocurre otra explicación para esto.

Y hasta aquí he llegado hoy. En septiembre volverá el internado y volveremos nosotras con nuestras revisiones, nuestros motes y nuestras barbaridades, como siempre. ¡A ver cómo soportamos el verano!


¿Qué estoy poniendo capturas viejas para hacer un monográfico de Raúl?
No sé por qué pensáis eso, xD

Las notas de Magik: En primer lugar señalar que los comentarios de las fotos están en azul porque son míos, de ahí que sean tan estúpidos, xD. Después decirle a Miki que piense que pronto nos engancharemos a White collar y a Supernatural con Castiel a la cabeza y que podremos pensar en cosas más alegres.

Y, para acabar, no creo que Fermín esté muerto... Por lo menos de momento. Otra cosa es que lo hagan agonizar durante el próximo capítulo cual Carolina la anterior temporada y yo tenga que narrar semejante hecho >_< Y no es mero deseo, sino lógica. Cuando ha muerto alguien, incluso tan poco carismático como el señor Novoa, se ha anunciado a bombo y platillo (recordemos a Amelia, por ejemplo) y las muertes están anunciadas para la segunda tanda, no para este capítulo; además, no será la primera vez que nos dejen a Fermín moribundo y luego salga ileso.

miércoles, 21 de julio de 2010

Coincidencias sospechosas

Debería actualizar con una de las reseñas prometidas, lo sé, pero hoy me he topado con algo de lo más curioso.

Uno de nuestros personajes favoritos es el agente Seeley Booth de Bones (interpretado por el maromo de David Boreanaz al cual Miki y yo también queremos *0*). A lo largo de las cinco temporadas hemos descubierto que tanto él como su hermano se criaron con su abuelo, que es este hombre de aquí:


Por otro lado, en la temporada anterior de Navy: Investigación criminal conocimos al padre del agente Jethro Gibbs (interpretado por Mark Harmon), que es...



¡Efectivamente! ¡El padre de Gibbs es el abuelo de Booth! Es decir, si el padre de uno es el abuelo del otro quiere decir que... ¡Gibbs es en realidad el padre de Booth! Omg, qué fuerte.

Pero ahí no acaban las diferencias, no señor.

En la quinta tempora de Bones apareció una agente que ligaba con Booth, esta:


Pues bien, ahora que me he puesto al día con la séptima temporada de Navy (por cierto, ¿por qué coño La sexta está de parón con esta serie, ¿eh?) me he dado cuenta de que Gibbs tiene una acosadora rarita con la que se llega a besar y es...


¡La novia de Booth! ¿Pero esto qué es? ¿Casualidad? ¿Coincidencias? ¿O quizás algo más? Yo sólo pido que si en Bones sale el padre de Booth, por favor que lo interprete Mark Hammon y que, de paso, le acompañe Dinozzo que nunca está de más ver a Michael Weatherly *0*

Pd: Mañana último capítulo de El internado antes del parón, buff, ¿no podían poner uno más la semana que viene como regalo de cumple para mí? xD

domingo, 18 de julio de 2010

Maromo de la semana 9

Uh, un pelín tarde porque he vuelto a pasar el domingo fuera, peeeero traigo El maromo de la semana. Esta semana nos despedimos de El internado hasta septiembre y a modo de homenaje y aprovechando que sus filas estan llenas de chulazos, pues toca uno de sus actores. El afortunado es...

José Ángel Trigo


Este pedazo de tío interpreta a Rubén en El internado, el cual va ganando peso en la trama poco a poco hasta el punto de haberse ganado mote y todo. ¿Y por qué él? Porque aunque a mí siempre me ha parecido guapísimo, Miki lo descubrió esta semana y cuando me lo comentó me hizo gracia, xD. Ah, y por esto:

¡Ay, omá! ¡Qué músculos! ¡Qué ojos! ¡Qué todo! Además, ya dejando la parte superficial a un lado, me gusta cómo actúa y por las entrevistas que he visto es un tío muy majo.

¡¡¡Notición!!!

Una de las sagas literarias que más nos ha divertido y gustado a Miki y a mí es la que relata las aventuras de Bartimeo y formada por El amuleto de Samarkanda, El ojo del Golem y La puerta de Ptolomeo, todas ellas del genial Jonathan Stroud al que como proyecto de escritora (porque otra cosa no soy) venero, envidio y odio a partes iguales, xD.

Pues bien, cómo voy a empezar a leer Los doce clanes, también de él, me ha dado por cotillear en su web (suelo hacerlo de vez en cuando) y he descubierto que... ¡¡Va a ver cuarta aventura de Barty!! Bueno, me corrijo ya está escrita según él mismo escribe en su journal, así que es un hecho ^_^ Se titula The ring of Solomon, cuya traducción sería El anillo de Salomón, pero en España podría salir como Bartimeo se compra un anillo o cualquier otro titulo sacado de la manga y que no viene a cuento del original, xD.

Cruzaré los dedos para que Montena publique esta cuarta parte, aunque tenga que estrujarme los sesos para cuadrar el tocho en mi (reventada) estantería, xD.

¿Qué os parece la noticia? ¿Conocéis la saga? ¿Queréis reseña?

PD: Pronto reseña de Latidos de Anne Godbersen y me gustaría hacer otra de Clandestine, pero mañana nos toca maromo, ¡weeee!

jueves, 15 de julio de 2010

El internado 7x07 - El asesino de Carolina

Es jueves y ya sabéis lo que toca: análisis del capítulo de El internado. En esta ocasión es el séptimo, el penúltimo antes del terrible parón veraniego que nos va a tocar soportar, titulado El asesino de Carolina.

El capítulo empieza con Rubén Cara-cartón al que desde ahora llamaré Bambi. Pues bien, Bambi se reúne con Hugo para intercambiarse las chaquetas y se da cuenta de que Hugo está cubierto de sangre. Aquí es cuando hace honor a su mote, pues además de corretear inocentemente por el bosque, se debía de pensar que Hugo se iba por ahí a contemplar nubes y ayudar a ancianitas a cruzar la laguna porque se sorprende de ver sangre y todo. Pero hijo mío, que estás tratando con Hugo, que es más peligroso que Dexter en un mal día, xD.

Bambi en su medio natural, el bosque, mientras intercambia chaquetas

Sin embargo, cuando le pide explicaciones, Hugo se pone en plan chunguísimo y claro Bambi es un inocente, pero tonto no es, así que deja correr el tema.

Después se reúne el concilio de Elsa (aún no me explico por qué ella es la mandamás, ni es lista, ni sabe nada... Claro, así les va) y Rebeca vuelve a usar el cerebro al apuntar un hecho indiscutible: Martín solito mueve más piedras que tres de ellos juntos. Sin embargo, La Zorra de Elsa vuelve a insistir en que el Cachas es malo y bla bla y Hugo tampoco ayuda haciéndose la pobre víctima, pero el Madelman pone orden y los manda a excavar. Rubén y Rebeca entonces encuentran el cadáver de Amelia y, como ya os he dicho, Bambi no es tonto e hila.

Bambi hilando

Alicia
, que es muy guay, lleva a Martín a visitar a Lucas al hotelito de la tercera planta y Lucas (a todo esto, cogido en brazos por Fermín, la leche, qué envidia) entonces cuenta que vio a alguien dejar las medicinas debajo de la cama, pero que no llegó a verle el rostro. Alicia, entonces, confirma sus sospechas de que El cachas es más bueno que el pan con nocilla (además de estarlo, of course), pero justo en ese momento la avisan de la muerte de Amelia.

Es curioso, porque avisan antes a Elsa, que se echa a llorar como si Amelia le importara (nah, tan sólo le ponía los cuernos con su novio, luego la despidió sin piedad y demás lindezas, pero, eh, eran amigas), pero cuando Elsa llega a los pasadizos (increíble, pero cierto, baja a los pasadizos) Alicia ya está ahí. Bueno, pues demos las gracias por la presencia de Alicia, alguien con cerebro que descubre que Amelia fue asesinada, no murió en un accidente.

Alicia va a ver a Elsa (que está echando la bronca a Vicky y a Julia por contactar con el soldado, aunque el Madelman las salva) y en cuanto se quedan los tres solos, les cuenta sus sospechas. Le he hecho la ola a Alicia cuando le deja claro a Elsa que a ella también la interrogará y todavía he sentido más asco del que ya sentía al ver lo emperrada que Elsa estaba con que el Cachas era el responsable.

Me encanta la cara de Julia al mirar al Madelman, yo haría igual, xD


Aiss, la carica del Madelman cuando le dicen que han asesinado a Amelia

Los interrogatorios sólo sirven para demostrar la inocencia del Cachas, ¡bien! Me ha encantado eso que le ha dicho a Elsa de que no era un santo, pero que no robaba medicinas. Aunque Elsa es una petarda del copón y sigue emperrada en su culpabilidad, ¿por qué no se infecta y deja de dar por culo, eh? Bueno, el Cachas se pone a excavar y llega a una puerta y, oh, tiene una cerradura con teclado, así que Rebeca va en busca de Hugo para que le dé la clave. Mi apuesta: Héctor está tras la puerta.

Mientras tanto, Bambi va a hablar con Hugo, que le promete que le sacará con vida de ahí y luego vuelven a hacer el cambiazo. Entonces Hugo reconoce que le han intentado matar y que hay alguien que tiene su propio plan y que ya sabe quién es. Pues yo no y no tengo ni idea, sólo sé que el Cachas el único libre de sospechas, básicamente porque lo usaron de cabeza de turco. ¿Quién será? ¿Camilo? ¿Alicia? ¿Lucía? Ni idea.

Después vemos que Hugo tiene escondidas en los pasadizos las medicinas, que era lo que descubrió Amelia. Y digo yo, ¿por qué el so mamón va religiosamente a ver las medicinas? ¿Estará infectado? Es lo más lógico, ¿no? Porque no creo que vaya a regodearse en su maldad, eso ya lo hace cada día, xD.

Para acabar el capítulo, Rebeca cuenta la buena nueva en la cocina y María se ofrece para buscar a Hugo que está corriendo. Cuando María se encuentra con él, resulta que es Bambi. Después vemos que Bambi se reúne con Hugo y le cuenta que le han pillado y la solución de Hugo es cargarse a María, que parece estar inconsciente en el bosque. Digo parece porque no creo que Bambi sea malvado, creo que todo es un montaje para atrapar a Hugo, pero ya veremos en el próximo episodio.

Por otra parte, está la trama de la tontipandi. El hombre de la cicatriz o Freddy Krueger como dice Mimosín, les va a decir quién mató a Carolina y eso les desestabiliza a todos. Roque teme que le pillen, Iván se niega a aceptar que alguno de sus amigos sea el responsable (más mono él ^^U), Julia bastante tiene con el tema Mimosín, Vicky está bastante ocupada haciendo el subnormal y Marcos está superado por las circunstancias entre la paranoia, el recuerdo de Carol y la muerte de Amelia, que también fue su novia.

Que listo es el calvorota

Mientras que Mimosín está más borde que nunca entre alejar a Julia (a pesar de que María intenta que le cuente la verdad, diciéndole que su madre murió de pena al morir su marido por culpa del alzhéimer) y entre indignarse ante la actitud de Marcos que cree que uno de sus amigos es un asesino, Marcos vuelve a hablar con el calvorota. Éste le dice al Galleguiño que sabe quién asesino a Carol y que si les ha dicho que por la noche les dará la prueba es porque el asesino irá a silenciarle. Entonces Botafumeiro se emparanoia un poco y da la sensación de que sospecha de Iván, pero al final le acaba diciendo que predique con el ejemplo y trate mejor a la pobre Julia. Por el camino, se desahoga con la pobre Heidi que no tiene suficiente con soportar los desplantes de la frutera petarda, sino que tiene que estar ahí para Marcos, aunque éste le recuerde que sigue enamorado de Carol.

Esta semana la frutera petarda se merece un párrafo para ella sola. Primero insinúa que Heidi pudo cargarse a Carol y luego le cuenta a Julia que lo ha hecho básicamente por joder. Después, digievoluciona a frutera choni y le monta un numerito a la pobre Heidi para alucinar. Me ha encantado Heidi en esta escena. Yo de ella le habría tirado de los pelos a la frutera, pero Heidi es más persona que yo y simplemente le da un buen ¡zas, en toda la boca! al decirle que si ella tampoco se había enamorado de alguien que no debía y bla bla. Muy justo si tenemos en cuenta que no sólo estaba deseando quitarle el novio a su amiga del alma, sino que se lo zumbó.

Frutera-choni y la pobre Julia con cara de circunstancias

Y mientras tanto los guionistas siguen pisoteándome el corazoncito con el tema Julia e Iván. No es ya que él la trate como el culo, sino el verle tan triste viendo esos videos tan monos (qué detalle lo del video julivan, xD) y la posterior conversación de que sean amigos. Grande Julia, por cierto. Grande al admitir la verdad, que le quiere y que no pueden ser amigos, que le duele no estar con él. Una gran muestra de amor para Julia, que otra cosa no, pero orgullosa es un rato.

Y ahora me toca lo inevitable: hablar de Roque. Patético Roque suplicando ayuda a un ser tan despreciable como Hugo, que le recomienda que mate el calvorota. Triste Roque temiendo perder a sus amigos, aunque se lo merece. Va a ver al calvorota, pero no quiere matarle, tan sólo hace lo que mejor se le da: suplicar. Le suplica que no cuenta nada, le dice que no deseaba matar a Carol, que fue un accidente... Y, entonces, el calvorota le dice que él no les dirá nada porque ya lo ha hecho él.

Marcos se ha puesto como un loco y le ha ahostiado (normal, por otra parte) y las chicas han ido a detenerle, aunque el que lo ha logrado ha sido Mimosín. Entonces Roque cae a los infiernos del todo al sacar el arma y amenazar a sus amigos y a mí se me ha roto el corazón al ver la cara de Julia, al verla intentando detenerle quizás porque Julia siempre tuvo una conexión especial con el enano. A ver cómo acaba esto, pero creo que Roque se suicidará con esa única bala que tiene.

Y, por último, la parte de Fermín.

Sólo quedan ocho medicinas, así que las van a repartir entre los críos y darle placebo a los adultos, lo que les dejaría un plazo de 48 horas para que encuentren las medicinas antes de que mueran. A todo esto, el pobre Fermín lleva ya 24 horas sin tomarla y, eh, lo lleva asombrosamente bien. El problema de esa solución es Curro que está paranoico perdido y, claro, no deja de dar por culo, digo, de hacer el bandolero, xD.

Fermín todo guapo vacilando a Curro Jimenez

Total que cuando les dan las medicinas, Curro se pone a tocar los huevos y el sheriff Almansa le dice que las reparta él. Eso parece aplacar a Curro Jiménez. Y es que todo eran placebos y Lucía les inyecta a los críos la medicación, haciéndolo pasar por un suplemento de calcio. Lucía, entonces, se da cuenta de que Fermín no está bien, por lo que le da la última ampolla de la medicación (y yo le he hecho la ola). Fermín, que es un solete, no está muy de acuerdo, no le parece bien tomarse la última ampolla, pero Lucía le hace ver que es necesario.

Entonces la nazi depresiva comienza a sangrar y se acojona y Fermín le cuenta que se han acabado las medicinas y le pide que guarde el secreto para que no cunda el pánico. Pero la nazi depresiva, además de depresiva, es una puta y le come la oreja a Curro. Éste, entonces, deja KO a Fermín, lo ata al radiador (qué perra con atar a la gente a radiadores, ¿no?) e intenta derribar la puerta.

Me abstengo de decir nada... Para no asustaros, xD

Resulta especialmente triste que los niños sean más sensatos que los adultos, al no querer salir de la sala para no contagiar a los demás. Comentar, también, que los adultos piensan que los otros se guardan las medicinas (¿qué lógica es esa?) porque el zorrón de Clara se ha callado que no hay más medicinas.

Por cierto, no sé si es un error de guión o si se me va la pinza o qué, pero... ¿No es mosqueante la reacción de Fermín a la enfermedad? Me explico. Ya hemos visto casos de lo que ocurre cuando no se toma la medicación, como cuando Iván se toma la medicina falsa de Roque o el propio Curro cuando llegó. A las 24 horas ya estaban hechos mierda, sudorosos, sin poder moverse y ciegos, pero Fermín tan sólo tiembla y eso de que está más próximo de las 48 horas. ¿Podría ser que experimentaran con su padre y él reaccione de forma distinta? ¿O que, por alguna razón, cree anticuerpos y se cure él solito? No sé, seguramente sea una ida de olla mía.

Ah, me dejaba a las petardas de Paula y Evelyn. Nada relevante. Creen que Amelia se ha ido otro cole (les han dicho eso en vez de la verdad) porque son malas y escriben una carta de disculpa para meterla en la caja que han visto y que creen que es para mandarle sus cosas a Amelia, aunque sólo es su ataúd. Lo bueno es que nos han propinado una escena súper mona del Madelman. Por cierto, a mí me mosquea un montón que no les hayan dicho a Julia y la frutera nada sobre su familia, me estoy oliendo que lo van a enviudar para que Elsa lo consuele, ¡mierda! ¿No podría hacerlo Alicia?

Eso es todo por hoy. El próximo ya el último antes del parón y por lo que he leído en El internado fans, cambiarán por completo las situaciones desarrolladas hasta ahora. Supongo que será entonces cuando Fermín salga de la sala de infectados, que se veía en las fotos promocionales de este capítulo y que no ha sucedido.

Compras

Ayer por la noche en mi Twitter dije que subiría las compras que había hecho ayer, que me iba a Logroño en busca del último manga de la franquicia Slayers, por la que tengo total y completa devoción (sobre todo si Zelgadiss está por ahí ^^). Pues bien, el manga esta agotado (siempre me ocurren estas cosas T_T xD), pero a cambio me llevé varias sorpresas agradables.

No veáis lo que me ha costado montar semejante chiringuito, xD

Pues nada, además de los cómics del mes (los de grapa y el Spiderman que a este paso me arruinará porque, jolín, 7'50... ¡Que me cuesta lo mismo que un manga, coñe!) y el Runaways que tocaba, encontré dos tesoros.

Por un lado, El hechizo del highlander de Karen Marie Moning, que supuestamente estaba descatalogado (debió ser el karma, me regaló un higlander a cambio de la ausencia de mi amado Zelgadiss, xDD) y con el cual, si no me fallan las cuentas, tengo completa la saga de los higlanders de la Moning, uhh.

Por otro, ¡un tomo nuevo de Clandestine! Wooow ^0^ No tenía ni idea de que había salido algo nuevo de ellos (bueno, lo publicaron hace tiempo por lo que he visto ahora en la web de Panini, pero creía que no se había sacado nada desde los cómics originales de los 90), así que cuando vi el tomo casi hiperventilo y todo. ¡Doooom! Voy a poder leer de nuevo a Dom y eso es guay ^^U ¿Me enteraré de algo sobre Vincent? ¿Sacarán más tomos? Uh, estoy deseando leer.

Y para finalizar y en honor a Miki, algo que me compré la semana pasada y que nos subirá todavía más la temperatura en las Jornadas épicas malagueñas, xD:


Sale Cas en la portada, uhh *0*


PD: Esta tarde haré capturas y subiré la reseña del capítulo de anoche de El internado, I promise, que ya la tengo escrita.