martes, 29 de noviembre de 2011

Encantamiento de luna

Pues al fin pude leerme la primera parte de la trilogía Cuentos de Bereth, la primera novela del escritor Javier Ruescas, cosa que me costó bastante porque, por un lado, no había manera de encontrarlo (siempre que iba a comprarlo estaba agotado) y, por otro, cuando empecé a leerlo me fui a Barcelona y cuando regresé le dediqué todo mi tiempo a terminar Angel sanctuary, así que le perdí el hilo.

Pero, bueno, después lo retomé, me enganché y puedo decir que me ha sorprendido mucho para bien ;)

Encantamiento de luna, que es como se titula esta primera entrega, narra la historia de Duna, una joven inconformista que, por una serie de motivos, acaba trabajando en palacio, al mismo tiempo que descubrimos que hay un misterioso traidor en la corte de Bereth y que un dragón está rondando el bosque.

Una vez, le leí al propio Javier Ruescas que había decidido titular a la saga como Cuentos de Bereth porque le habían influido mucho los cuentos a la hora de escribirla. A decir verdad, se nota mucho que es una especie de homenaje a los cuentos de toda la vida, y no sólo por guiños como, por ejemplo, que el baile del príncipe y la protagonista se interrumpa a medianoche.

La historia al completo recuerda muchísimos a los cuentos de toda la vida, de príncipes y dragones, aunque también tiene su propia personalidad, dándole un toque muy original. Pero, al fin y al cabo, Cuentos de Bereth es un cuento.

Siempre he creído que para ver una película o una serie o leer un libro debes aceptar las normas de lo que sea. Quiero decir, no es lo mismo una comedia romántica que un thriller, tienen distintas formas, distintos recursos a los que echar mano, incluso distintas finalidades y, si los comparas, no vas a disfrutar la historia como es debido. Por eso, digo que Cuentos de Bereth es un cuento y hay que leerlo como tal.

Y es que en esta saga los buenos son muy buenos, sin dobleces, y los malos son villanos de opereta, de esos que se retuercen el bigote dando discursos malignos, pero al final son más bien idiotas. Como en un cuento.

De hecho, es casi el único “pero” que tendría la novela. Sí, los personajes están basados en tópicos y no son ni el colmo de la originalidad, ni son complicados, pero son muy cercanos y agradables de leer. Javier Ruescas consigue que se les coja afecto y, algo que para mí es muy importante, logra emocionar, llegar al lector. De hecho, creo que jamás he odiado tanto a un malo como al traidor de la novela, cada vez que leía pasajes sobre él, no quería más que gritarle y darle un par de tortas.

Además, Javier Ruescas compensa los tópicos que utiliza (y que, en mi opinión, son necesarios pues es un cuento) con un escenario muy original. Sí, hay príncipes súper buenos, dragones y malvados de opereta, pero también mezcla el escenario medieval con electricidad y los sentomentalistas, que cada uno tiene un poder distinto. También me parece muy conseguido, además de trabajado y novedoso, la mitología del mundo: que el futuro rey escriba una poesía real donde están cifrados sus puntos flacos, la maldición de las musas...

En cuanto a otros aspectos de la novela, destacar la prosa de Javier Ruescas que, sencillamente, me parece perfecta para la aventura que nos ofrece. Bonita en su justa medida, cuidada y trabajada al mismo tiempo que accesible, alcanzando un punto medio muy sugerente entre la fantasía heroica de toda la vida y algo más actual.

Lo que sí que no me ha convencido del todo ha sido el ritmo. Los primeros capítulos son, incluso, un poco lentos, aunque al ser la presentación del escenario y de los personajes, es bastante normal. Después empieza a acelerar y durante casi toda la novela sabe mantenerlo muy bien, manteniendo al lector enganchado con una equilibrada mezcla entre escenas cotidianas y los tejemanejes de la corte que acaban desembocando en una serie de aventuras. Sin embargo, cuando llega al final, se acelera tanto que acaba escribiendo un final bastante precipitado que cierra, de mejor y peor manera, casi todas las líneas argumentales.

No sólo de aventuras se nutre Encantamiento de luna, también nos presenta dos historias de amor un tanto desiguales. Y es que, mientras que la de Cinthia y Sírgeric me parece que está simplemente perfecta (al ser mis favoritos he echado de menos más escenas de ellos, pero bueno, es lo que tiene que sean secundarios :P), la de Duna y el príncipe Adhárel me parece un poco precipitada. Vamos, que se ven un par de veces, sin hablar ni nada, y ya están viviendo un amor épico.

Pero, bueno, salvo ese principio tan precipitado, la historia entre los protagonistas es mona sin llegar a ser cursi o empalagosa.

En conclusión, en Encantamiento de luna se nos presenta un mundo que mezcla los tópicos de los cuentos con conceptos mucho más originales, todo ello condimentado con unos personajes simpáticos, que cumplen perfectamente con su labor, y muchas aventuras magníficamente escritas. Un libro muy entretenido, que te encantará si te gustan los cuentos, las aventuras y la fantasía.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Maromo de la semana 75

Pues ya estamos a domingo y, antes de que se me haga tarde y de que me ponga dibujar y a las tantas de la noche diga: argg, el maromo, soy estúpida, pues lo pongo ahora. ¡Ya llevamos 75! Que es un numeraco redondo, de estos de celebración y tal. Por eso, he querido poner a un maromo especial, por así decirlo y, aunque la lucha ha sido encarnizada entre tres candidatos, al final he escogido a uno... Con ayuda de mi señora madre, xD.

El maromo elegido (y uno de mis futuros maridos... o.o... xD) es un chico que a mí, personalmente, me parece guapísimo y empotrable al mismo tiempo, además de súper mono. ¡Y tiene un sexy voice que me quita el hipo! Vamos, que le pondría un piso (que diría De la Cuadra) porque es perfecto el condenado, vamos. Y estoy hablando de...

Oguri Shun


Shun nació el 26 de diciembre de 1982 en Tokio, Japón, hijo de un director de teatro, Oguri Tetsuya, y con sólo 12 añitos comenzó ya a actuar. A los 16, interpretó a un niño del que abusaban en la adaptación del manga Great teacher Onizuka; papel que, según he leído en Wikipedia, le trajo muy buenas críticas e impulsó su carrera.

A partir de ahí comenzó a hacer muchas cosas. Y, como no soy precisamente una experta en el tema, simplemente os menciono algunas: la serie Summer snow, donde interpretó a un ciego y debió de salirse haciéndolo; Hâto, Gokusen, en la película Azumi...


En el 2005 Shun hizo un montón de cosas: por un lado, en su vertiente de actor de doblaje (Japón tiene a los mejores actores de doblaje y es algo muy, muy importante) dobló a Alphonse en la película El conquistador de Shamballa, esa ida de pinza que se inventaron para cerrar el primer anime de Fullmetal alchemist porque el manga todavía estaba sin terminar. La película se deja ver, ¿eh? A mí me moló, peeeero el manga es mejor.

Después apareció en la miniserie Densha otoko y en la película Rinne, hasta que, gracias a uno de sus mejores amigos, Matsumoto Jun, que lo puso como condición sine qua non para aceptar él el papel, Shun fichó por Hana Yori Dango, interpretando a Hanazawa Rui. Hana Yori Dango simplemente es la polla, ¿vale? Es la leche, me encanta, mi madre y yo acabamos súper enganchadas por culpa de Miki que me pasó los dvds para verla y, dios, ¡cómo mola! Además, aunque Rui es "el otro", era mi personaje favorito y me enamoré de Oguri Shun entonces y aquí sigo, siendo muy fan.

Caracterizado de Rui ^^

Durante el 2006 también trabajó mucho en proyectos como Jyu oh sei y Otoshimono, aunque el que yo le conozco es el primero de los especiales de Detective Conan. Por motivo de los diez años del manga, se llevó a cabo este especial con Shun a la cabeza interpretando a Shinichi Kudo (el prota, vamos), así que es una precuela a la serie pues Shinichi está en el instituto. Yo me lo he visto porque Oguri Shun + Doctor Conan = I'm dead. Me gustó mucho =D

Caracterizado como Shinichi Kudo.

Después ha seguido trabajando un montón, aunque yo sólo le he visto la segunda parte de Hana yori dango y la película que hicieron para cerrar la serie. También fue uno de los protagonistas de Hanakimi, que tengo pendiente de ver (me he prometido verla en Navidad) que, según Miki (la verdadera experta en estos temas), te ríes un montón. Y volvió a interpretar a Shinichi Kudo en un segundo especial de Doctor Conan.

Evidentemente, el muchacho sigue trabajando un montón y no me voy a detener en tooodo lo que ha hecho. Tan sólo destacar que ha protagonizado las películas Crows ZERO y su secuela, de las que me han hablado MUY bien, pero que no he visto. Eso sí, tengo por ahí guardada una foto de Miki babeando ante el cartel gigante de la película, muajaja. Y, como curiosidad, señalar que, entre otras cosas, ha hecho anuncios y teatro. En teatro, entre otros papeles, ha interpretado/está interpretando (no me queda muy claro, xD) a Alex de Large que, por si no lo sabéis, es el protagonista de La naranja mecánica.

PD: Si no habéis visto La naranja mecánica, id a verla YA porque es un señor peliculón, uno de esos clásicos que merece la pena ver.

sábado, 26 de noviembre de 2011

El barco 2x12 - Un barco en el espejo

Aviso a navegantes (seh, me encanta usar esa expresión, xD): tengo una gripe bastante maja, así que no sé qué saldrá de aquí. Si desvarío demasiado, perdonádmelo, ¿eh? xD. Bueno, el episodio 12 me gustó muchísimo porque creo que estuvo bastante bien equilibrado y la trama romántica no fue ñoña ni estúpida, sino que estuvo bien armada.

Como siempre voy por partes y, como siempre, comienzo por Tonteo. Y es que vuelve a tener una comparación de chorras con Rodolfo (sí, otra) que se salda con Rodolfo diciéndole que tiene un secreto y sabe cuál es, además de insinuando que Ulises Garmendia no es su verdadera identidad. OMG, ¿pero esto qué es?

Tonteo no tarda ni cero coma en presentarse en la habitación de Rodolfo y Estela lo ve y no tarda cero coma en chivarse a “Ernesto” como tenían planeado. La so estúpida le dice que si todo está bien y se ha hecho bien... Ah... Esto... Voy a citar Resacón en Las Vegas para decir: eres literalmente demasiado estúpida como para insultarte.

Rodolfo: A ver, pava, ¿qué quieres ahora? Rapidito, ¿eh? Que estoy jugando al laser tag y quiero ganar a ese maldito Stinson ù_ú

Tonteo está registrando el camarote cuando Rodolfo le llama por el walkie y le dice dónde está lo que busca: una foto doblada que le deja atónito. Rodolfo, mientras, señala que es más probable que ellos sean amigos a que Ainhoa y él lo sean si ve la foto. ¿Pero qué hay en esa foto? ¿Resulta que Ulises es un psicópata que perseguía a Lerdieta? ¿Tonteo se beneficiaba a la madre de Ainhoa?

Al final, Tonteo decide darse el piro y marcharse en el Estrella 2. ¿Cómo ha acabado en el otro barco? ¿Se ha teletransportado? ¿Se ha fabricado una zodiac? ¿Y cómo piensa navegar él solo? Y cuando yo ya estaba que no podía hacerme más preguntas, Tonteo escucha algo, ¿quién será? Pues Lerdieta que ha decidido acompañarle. ¿Y cómo conocía Lerdieta los planes de su amado? ¿Y, una vez más, cómo ha ido? ¿Cuántas zodiac tiene el Estrella? ¿Tantas como Coca-colas? Muchas preguntas, aunque me alegra perder a los amantes de Teruel de vista durante, al menos, un episodio. Por cierto, ¿y quién más está en el segundo barco? ¿El equipo de Callejeros?

Continúo con la otra trama romántica, la del trío. Vilma está ayudando a Piti a prepararse, mientras éste le toma el pelo con las rusas. Seh, Piti tiene mucho tacto. La cuestión es que Palomares acude en su rescate y cuando toca a Vilma, ésta se pone a temblar y se acaba marchando para desconcierto de Piti, que sigue viviendo felizmente en la ignorancia. Voy a tener que llamarle Pequeño pony o algo así.

Voz de Félix Rodríguez de la fuente: Aquí tenemos a un ejemplar de Pequeño Pony, que vive feliz en la ignorancia y, en vez de pensar mal, tan sólo se sorprende y relacionada todo con las hormonas.

Vilma, por su parte, le pregunta a Ainhoa si se puede querer a dos personas a la vez. Entonces hace una aparición surrealista La nueva, hablando como si fuera súper amiga de Ainho (la llama así, sep, MUY fuerte) para decir que, en realidad, estaba hecha un lío y enamorada de Tonteo. Muy WTF? todo. Es que creo que ni Nikki y Paolo fueron introducidos tan bruscamente en Perdidos, pero bueno.

Cada día se superan más con la publicidad. Es para reír en vez de llorar. Cualquier día de estos saldrá nuestro viejo amigo el repartidor de Mail boxes, aunque se haya acabado el mundo, ¡da igual!


Capturilla de nuestra vieja amiga La nueva, sí, hombre, nuestra Rayo de sol de toda la vida...
¿Será hija de Karina?

La nueva se marcha y Ainhoa le da la razón. Vilma dice que quiere a Piti porque Piti es el corcho, pero que, aunque es un amor, tiene un tope y que mataría por quererle más. A ver, no me ha gustado nada, pero nada, esa escena. Yo entiendo y me parece bien que Vilma esté enamorada de Palomares. También entiendo que quiera querer más a Piti. Pero lo que no me gusta es el tipo de justificación porque queda muy “Piti es tonto y no es suficiente para mí” y es humillar, todavía más, al pobre Piti.

Piti ha cometido muchos errores, pero nunca ha tenido malicia alguna y, aunque ha sido un inmaduro, creo que ha madurado lo suyo. Una persona inmadura no hubiera sido tan comprensiva con Palomares, por ejemplo. No sé, si yo hubiera escrito la escena, hubiera puesto a Vilma diciendo que se ha dado cuenta de que ama a Palomares y no empezar con razones lógicas para amar a uno u a otro porque, quizás soy una moñas, pero creo que el corazón no entiende de argumentos lógicos, tan sólo siente ^^U

Vilma insiste en preguntarle a Ainhoa que, por fin, reconoce que fue estúpida con el tema Gamboa. Vilma explica que cuando está con Palomares tiembla y que quiere saber qué siente, pero que lo ve y se paraliza. Ainhoa le dice lo que Vilma no quiere admitir: que está coladita por Palomares.

Por la noche, Palomares y Vilma se encuentran en la cocina (de paso nos hacen propaganda del Minute maid) y él le pregunta por qué le rehuye. Vilma, entonces, le explica que en tierra era como un kleenex, de zumbar y pasar, hasta que Piti se enamoró de ella; que es el chico que más la ha querido y que ella le quiere. A todo esto, la patata de Palomares desintegrándose poco a poco.

Se supone que sólo comen pescado y no tienen crema para depilarse ni nada, pero, eh, ¡siempre les quedará el Minute maid! ¡Y la coca-cola!

Palomares pregunta que, entonces, cuál es el problema y Vilma le pide que le coja la mano para que note cómo tiembla. Que el problema es que está enamorada de él y no puede evitarlo y que, por eso, necesita que Palomares vuelva a ser cura para volver a estar bien con Piti. Macho, macho, macho, qué crueldad.

¡Vuelven las caritas de Palomares!

A ver, por partes. Entiendo la posición de Vilma, pero... Es que la solución es insostenible por los tres lados: que te quieran por caridad es horrible, estar con alguien por caridad es horrible y que la chica a la que quieres, te diga que te quiere, pero que va a estar con otro es horrible también. O sea, por favor, que Piti deje a Vilma para que ésta se sienta liberada y esté con Palomares y ya no haya rencores o deudas entre los tres y puedan ser felices. Y que Piti encuentre a alguien que le quiera tal y como es, no como obra de caridad, ¿la nueva quizás? Si no, yo me ofrezco, ¿eh?

La patata de Palomares yéndose al garete T0T

Y, para acabar, está la aparición del nuevo barco que me encantó de principio a fin y que me dejó boquiabierta, además de muriendo de amor, of course. Valeria se ha despertado e ido a la sala de mandos, donde ve un segundo Estrella polar.

Después, en cubierta, Julia cree que es mejor que intenten encontrar a Manolito, mientras que el Capi cree que es mejor echar un vistazo para ver si hay supervivientes o víveres; además, le sorprende que el barco sea igual y Burbuja apunta que también es casualidad que se llame Estrella Sirrah. Los dos alucinan porque, al parecer, Burbuja sabe ruso, algo que ni él mismo sabía.

Burbuja sorprendiéndonos con su dominio de distintas lenguas, como Fermín hacía en tiempos internados.

Total, que organizan una expedición donde se apunta Rodolfo Langostino. Le dice a Julia que se están arriesgando y que ellos ya saben qué hay en el Estrella 2 y que si lo encuentran, la vida del Capi no valdrá nada. Después, Rodolfo ve al Tito retorcerse de dolor y yo digo: manda huevos que su hijo esté junto a él en un ataque y no sé de cuenta y el langostino con un vistazo sí. Va a ser cuestión de intelectos, xD.

La expedición está formada por el Capi, el Tito, Rodolfo, Ramiro, Piti, Burbuja y un anónimo. Cuando se plantan en el barco ruso, alucinan por cómo está todo de mierda, telarañas y caos en general. Burbuja les traduce la pancarta que ven, donde pone “bienvenidos”, pero no cree que sea para ellos. Ainss, Burbuja, qué grande que eres.

Prueba gráfica de que al Estrella 2 fueron 7.

Sin querer, Piti tira algo y hace ruido, por lo que Rodolfo saca al Texas ranger que lleva dentro y saca el arma a relucir... Puede que sea la gripe, pero... ¿Eso no me ha quedado con doble sentido? xD. El Capi, entonces, le ordena como capitán que le dé el arma porque no han ido a asaltar, pero Rodolfo, acostumbrado a medirse la polla con todo quisqui, se niega. El Tito salta en defensa de su marido, diciendo que es capitán ahí o en China y Ricardo ejerce de pacificador, señalando que no merece la pena y dividiendo a todos en parejas: Piti y Burbuja a por todo lo que sea útil, Rodolfo prácticamente se apropia del pobre Ramiro para buscar carburante y el matrimonio a ver si encuentran el cuaderno de bitácora.

Mientras tanto, en el barco, nos derriten la patata con Julia comprobando la vista de Valeria, que necesita gafas. Valeria no quiere que le llamen topo por llevarlas y Julia le dice que le hará unas gafas súper chulas. En esas llega Salodriel y las dos comentan que andan sin cosas de higiene básicas. Eso es porque mi madre no les ayudó a hacer las maletas, xD.

Cuteness :3

En ese momento, el Capi vía walkie le informa de que los rusos salieron una semana antes que ellos y que se quedaron ahí parados a propósito. También le pregunta si saca alguna conclusión, pero Julia se hace la tonta. El Capi cree que esa gente sabía lo del mundo y que huían y entre él y el Tito intentan presionar a la doctora, pero Salodriel la salva diciéndoles que encuentren crema para depilar. Joer, ni que estuvieran en el Mercadona, macho.

Cuando cierran la comunicación, el Tito señala que ha notado a la doctora fría y el Capi dice que es porque le dijo que no se fiaba y porque sabe que anda a dos aguas y ocultando algo. Utilizando su propio ejemplo, Tito Juli señala que, a veces, se ocultan las cosas a los que más se quiere y que la bese de una vez, copón. Así se habla. Desgraciadamente el momento de intercambio psíquico se rompe cuando descubren que los rusos fueron tiroteados.

Por su parte, Piti está acojonadito perdido por ir de avanzadilla y cuando se queja, Burbuja le dice que le gusta jugar a los exploradores con él y Piti se pone súper mono y le dice que a él también. Todo ello acompañado de una música mona perdida que, juraría, es de Love actually, xD.

Qué cosas más bonicas ^^

Acaban encontrando un superviviente y Piti cree que deben irse y que lo encuentre Rodolfo, pero Burbuja opina que, a lo mejor, necesita ayuda como Vilma. El tema le toca la patata a Piti que cede y, aunque está acojonadito perdido, hasta va primero. Jo, Piti, eres de un mono :3 Piti toca al superviviente, pero se le cae la cabeza, por lo que se llevan un susto del copón. Al final, resulta que es un maniquí.

Mientras tanto, el matrimonio siguen investigando cuando Salodriel agranda la lista de la compra para desesperación del Tito, que tiene más razón que un santo. Encuentran la bici de un niño pequeño, pero lo peor es que Julián empieza a toser sangre O_O Cuando le pide ayuda a la doctora, esta le dice que el cáncer avanza más rápido de lo que creían y que vuelvan inmediatamente.

Julián, entonces, le pregunta a su marido qué cuanto han podido navegar, siempre juntos, mano a mano. Le pide una única cosa: que pasen ahí la noche. De hecho, le dice, literalmente, “dame esta noche”. Que sí, que es para que Salo no le ve así, pero, ¿y lo que se quieren estos dos? Ainss, qué cosas más bonicas, qué actorazos, cómo muero de amor con estos dos, aunque sufra lo que no está escrito.

Yo iba a poner "muero de amor", peeero es que me acabo de dar cuenta de que con esa luz el Tito parece Palpatine y el Capi se da un aire a Gollum.

Por cierto, el Capi decide darle el capricho a su esposo y les indica a los demás que van a dormir ahí. Rodolfo, más cínico y cachondo imposible, le pide a Ramiro que le busque un colchón mullidito, mientras le suelta perlas como que son amigos de verdad y que la paliza fue una peleilla de amigos. Claro, el pobre Ramiro alucina. Hasta le pide un abrazo, ¿pero...? ¿Cómo se puede ser tan sumamente mamón? Al final se abrazan y yo ya estoy sacando paralelismos bíblicos y acordándome de Judas.

En el Estrella, Julia le enseña a Valeria sus gafas nuevas. Pero, claro, Julia no es Jack, que le hace unas súper molonas a Sawyer, y le quedan muy chapuceras. A la pobre Valeria se le nota que no le gustan, pero es tan mona que intenta fingir y abraza a Julia dándole las gracias.

La carita de Valeria al ver sus super gafas de diseño.

Más tarde, Ainhoa va a dormir con Valeria y la niña le dice que no quiere que Julia se ponga triste porque no le gusten las gafas. Qué niña más monísima. Valeria, que es La ama, pone las cosas claras: Julia va a ser su nueva mamá y Ainhoa está triste porque no puede ser amiga de Ulises. Señalar que Blanca y Patricia juntas son lo más cute ever. Todo ello, por cierto, es escuchado por Julia, que pone una carita un tanto extraña.

Por la noche, mientras el matrimonio está de cena romántica, Burbuja le muestra a Piti y a Ramiro la historia de los dibujos. Burbuja explica que una señora (¿alguien dijo Belén Rueda?) se reúne con el Capi y que luego tiraron a la tripulación por la borda para que se los coma un monstruo gris o.O Rodolfo aparece y dice que no es ninguna historia y, no sé ellos, pero yo en su lugar creería exactamente lo contrario de lo que me diga ese.

El Capi duerme junto al Tito, cómo no, y le pregunta que cómo besar a Julia porque esas cosas se le dan mal. No me digas, Capi. Primera noticia. El Tito le aconseja que lo haga cuando se humedezca los labios y yo sigo insistiendo en que barra una mesa de un manotazo y tengan tema ahí mismo.

Esto es amooor del bueeeno.

Están todos durmiendo felizmente (salvo el anónimo, que no sé donde está y me lo imagino cagándose en todo en la balsa) cuando escuchan algo: no están solos. El Capi les dice que cojan arpones para defenderse y que, mientras Burbuja tiene que cuidar a De la Cuadra, Piti va con él y los otros dos por otro lado.

El Tito sufre un ataque de tos y Burbuja se pone a buscar algo para ayudarle, encontrando un botiquín, mientras le explica que una vez conoció un perro que tosía como él y que murió T___T Señores guionistas, ¡dejad de torturarnos, coño! Para más INRI, le llama Salodriel y el pobre Julián tiene que echarle bemoles para hacer como que está perfectamente. El Tito aprovecha para quedarse con algo, ¿morfina tal vez?

Por otra parte, mientras investigan, Rodolfo deja tonto al pobre Ramiro (sí, de nuevo, esto ya es ensañarse de mala manera) porque han descubierto al polizón: Julia. MUY fuerte. Yo eso no me lo esperaba para nada. Julia ha ido para conseguir algo y Rodolfo le informa que la están buscando y que si el Capi la encuentra, su crédito con él se agotara; también señala que el suyo ya se agotó, así que para que se trague que han sido atacados, debe pegarle para dejarle marcas. Bua, yo soy Julia y aprovecharía para desquitarme de lo lindo.

Yo lo flipo mucho, ¿eh?
Por cierto, ¿por qué el barco ruso tiene esa luz azul durante todo el episodio? ¿Es un barco-discoteca?

Entonces Julia se da el piro y están a punto de descubrirla, cuando Rodolfo llama al Capi para informarle de que les han atacado y se libra. No obstante, una vez de vuelta en el Estrella, vemos que ha robado una cinta de protocolo de su difunto novio, que habla ruso al parecer, y a Rodolfo echándole la bronca por tener sentimientos. Ajá, y lo dice quién se supone que está enamorado de Ainhoa: quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra, majo. Julia, básicamente, lo manda a la mierda. ¡Así se hace!

Y, para rematar el episodio, el Tito descubre la carta de despedida de Tonteo, que sigue insistiendo en su metáfora del tetris que, al parecer, le ha parecido maravillosa y no la deja en paz, el so cansino. Además, Julia encontró unas gafas en el otro barco y se las regala a Valeria, que en un momento de efusividad pierde el control e impide que su padre le coma la boca a Julia como se merece, vamos, en plan peli romántica.

Desgraciadamente, Burbuja había visto las gafas en el otro barco y cuando se las ve puestas a Valeria, lo dice y el pobre Capi se queda sin patata al sospechar lo que ha ocurrido. No, si todo no podía ser tan bonito T0T

Eso ha sido todo por esta semana y, eh, la semana que viene tenemos musical. Oinss, ¡qué ganas! Además, Marina Salas está preciosa no, lo siguiente de Olivia Newton John y a Bernabé Fernández le sienta de bien el negro. Arg. Y, lo más interesante: secuestran a De la Cuadra y yo tengo la esperanza de que sea para curarle porque el Tito NO puede morir. Por cierto, el Capi ahí todo preocupado por su marido en el avance es un puntazo.

PD: ¿Es la gripe, veo mal o en el avance sale Estela intentando raparse la cabeza? o.O Miedo me da la paja mental que se haya hecho ahora.

PD2: Ahora sólo espero que no le den otra vuelta de tuerca al trío, poniendo celosa a Vilma cuando Piti se líe con La nueva.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Cuatro damas: Capítulo 26

Pues una semana más os traigo un nuevo capítulo de Cuatro damas, en este caso el 26, titulado Mi corazón entre tus manos. He subido sólo uno porque, por un lado, me gusta cómo termina (muajaja) y, por otro, para ir ganando tiempo en la escritura de la segunda parte. Por cierto, por si os interesa, estoy con el capítulo 13 de la segunda parte, que es un capítulo navideño :P

Y, sin más dilación, el capítulo 26:

Tras lo acontecido en el aeropuerto, Ariadne escapa, llevándose la Dama de Rosa junto a ella, rumbo al Bécquer.


Espero que os haga gustado y sorprendido y que me dejéis muchos comentarios, que me hacen ilu :P Bueno, para no ser pesada (y porque el maldito Issuu me ha dado taaaaantos problemas que estoy hasta el moño de re-escribir la entrada) simplemente recordaros que Cuatro damas tiene un grupo en feisbuk y que no cuesta nada darle al like. Y que tenéis la encuesta para votar ;)

¡Y que muchas gracias por leerme!

PD: Por cierto, si alguien quiere leer la novela, pero no le va, no le mola o le marea el Issuu, pues decidmelo para ir subiendo los capítulos en el feisbuk o en el LJ, que tengo MUY abandonado.

PD2: Y si tenéis alguna canción que os guste para algún personaje o pareja, me la dejáis por el feisbuk y yo tan feliz :P

domingo, 20 de noviembre de 2011

Maromo de la semana 74

Ainss, perdón, perdón, que conste que yo me he puesto a preparar la entrada hace rato, pero me he ido a cenar y me he olvidado de todo. Pero I'm back. Bueno, a ver, que no me enrollo: como el sábado me fui a ver Amanecer con Irene y Leyre y de tooooda la saga sólo hay un actor que me gusta realmente (además, el tío me cae bien) pues no lo he tenido difícil, así que el elegido es...

Peter Facinelli



Peter nació el 26 de noviembre del 73 en Queens, Nueva York y, como podemos deducir por su apellido, es de una familia de origen italiano. Además, estudió en la Atlantic Theater Company Acting School donde le dieron clase gente de la talla de William H. Macy o Felicity Huffman.

Su primer papel fue una película titulada Ángela, que no he visto, pero hizo de Lucifer y como vengo de terminar de leer Angel Sanctuary y también tengo muy presente que Luci en Supernatural mola lo suyo, pues me ha hecho ilusión y todo. Por cierto, no soy satánica ni nada, que conste, xDD. Luego participó en Ley y orden y un montón de telefilms que no he visto, ni conozco, así que me los salto. También hizo muchísimas películas, pero muchas, en serio, de titulos tan sugerentes como: Dancer Texas población 81, Supernova o Juego de seducción.


En el 2002 participó en la película Los chicos de mi vida, protagonizada por Drew Barrymore, que he visto, pero la verdad sea dicha no ubico a Peter, aunque recuerdo que cuando la vi, me gustó. Lo mismo me ocurre con El rey escorpión, que la tengo vista, peeeero tampoco le recuerdo; por cierto, la película se deja ver sin más, aunque, claro, si la comparamos con La momia y su secuela pues es un poco bleh.

Después protagonizó Fastlane, una serie que he visto algún capítulo y, sin ser nada espectacular, se dejaba ver bastante bien. Ahí coincidió con Elizabeth Burke o Kelly, vamos, Tiffani Thiessen yBill Bellamy, al que ni siquiera recuerdo. Le siguió un papel recurrente en A dos metros bajo tierra, un episódico en Padre made in USA y unas cuantas películas más que no conozco. Luego, participó en ocho episodios de Daños y perjuicios, que tengo pendiente de ver y que todo el mundo me recomienda.


Y en el 2008 le vino la fama y su confirmación como chulazo, pues interpretó al doctor Carlysle en Crepúsculo, el padre adoptivo de Edward y compañía. He dicho lo del chulazo porque si está guapo con semejante pelo oxigenado y las antiestéticas lentillas (se supone que los vampiros son súper guapos, pero con las puñeteras lentillas quedan más raros que otra cosa; en el caso de Irina en Amanecer, hasta resulta más fea que pegarle a un padre ù_ú).

Entre la tercera y la cuarta parte de Crepúsculo, Peter consiguió un papel fijo en una serie que no he visto jamás: Nurse Jackie... Y, sí, está en mi lista de pendientes únicamente por él. Jo, qué bien me conocéis :P


Y ya para acabar, señalar que en el plano personal conoció a Jennie Garth (para mí, la prota de Lo que me gusta de ti) en el 2006 y lleva desde entonces con ella; se casaron en el 2001 y, de momento, tienen tres churumbeles. Peter también tiene tuiter y a mí me cae simpático, a señalar el día que le negaron la autentificación y empezó a tuiter que, gracias a eso, iba a tener problemas de identidad, xDD.

viernes, 18 de noviembre de 2011

El barco 2x11 - Una de fantasmas

Ayer por la noche se emitió el episodio 11 de El barco, titulado Una de fantasmas, que habría resultado mucho más interesante si nos hubieran ocultado a Cristóbal desde el primer momento. Porque, vamos, ver las pesquisas de Piti y tal, sabiendo lo que ocurría pues como que no molaba lo mismo.

Pero, bueno, que me enrollo como las persianas, así que, hala, directa al grano. Esta semana el episodio se ha podido dividir en dos tramas: por un lado, la de la bomba y, por otro, la del segundo polizón del Estrella polar, barco que tiene que ser inmenso porque ha dado cabida a dos polizones, una fábrica de Coca-cola, unas cuantas ovejas para hacer leche Gaza y una especie de agujero negro donde se esconden personajes.

Empiezo con Piti metido a cazafantasmas para hilar mejor. Y es que Piti lleva unos días escuchando pasos y gemidos; cuando se lo cuenta a Tonteo, éste se mofa de él ¬¬U Tú, Tonteo, menos con Piti, ¿eh? Pero Piti otra cosa no, pero persistente es un rato y sigue sintiendo una presencia, así que agarra una cámara de fotos y, cuando se siente acorralado, se pone a hacer fotos como un loco. En una de esas imágenes, ve una especie de cara que le acojona lo suyo.

Piti: Te voy a atrapar, fantasmita, y demostraré que soy mejor médium que Jennifer Love Hewitt, Patricia Arquette y Blanca juntas =D ¡Qué tiemble Iker Jiménez!

Al día siguiente debería haberse acabado el viaje y sería la graduación, así que Julia y el Capi reparten los diplomas. Y, sí, también le dan uno a Estela. Increíble, pero cierto. Yo tengo la teoría de que es de juguete y que pone algo en plan “graduada en histeria”; si no es así, si es de verdad, exijo uno para Valeria, hombre, que se lo merece mucho más.

En la graduación nombran a un tal Cristóbal que, según Julia, se quedó en tierra, pero Piti se queda extrañado. Después, en el camarote otrora masculino, Vilma se pone celosa cual perra porque Palomares viene de ver a Ainhoa (que supuestamente está mala, pero en realidad está en el agujero negro), mientras Piti ojea el cuaderno que le ha robado a Julia. Piti recuerda que el primer día vio a Cristóbal asustado, aunque no le creen. Claro que, según Piti, Cristóbal murió y sólo queda su espectro.

Piti: Mira, Palomares, entre los papeles de la doctora está el guión del último episodio de Perdidos.
Palomares: Me parece MUY fuerte que Julia fuera una guionista de Perdidos.
Vilma: A mí lo que me parece fuerte es que tuviera esa mierda de final.

Está en pleno delirio de fantasmas cuando entra Valeria y le pregunta si de verdad hay un fantasma y Piti, sin dudar ni nada, le dice que sí. Dios, la psicología infantil de Piti casi rivaliza con la de Mimosín, xD. De hecho, cuando se le cae el cuaderno de Julia por una trampilla, no duda en bajarla con una cuerda argumentando que sólo cabe ella y que, encima, se le cayó a ella, xD. Vilma, ante la situación, se pone un pelín histérica y le dice a Piti que su inteligencia tiene tope, aunque Palomares sale en su defensa... Lo que le cuesta una fresca por parte de Vilma, que le echa en cara que esté enamorado.

Cuando va a subirla, resulta que Valeria no está. Momento para que Nek cante: Valeria no está, Valeria se fue... Vale, vale, sigo. Piti junto a Vilma y Palomares va en busca de la cría, mientras insiste en que hay una presencia. Tienen la mala pata de que llegue el Capi que, claro, como buen padre pone el grito en el cielo y todavía no me explico cómo no le calza una hostia a Piti porque la cara de calzársela la tenía.

Palomares escucha a Valeria y todos arriman la oreja, oyendo como la niña habla con alguien. La cara de flipe de Piti es digna de enmarcar, en serio. Bueno, están a punto de liarla parda para sacarla de ahí, cuando aparece Valeria diciendo que ha salido de por agujerito que usa el fantasma del que le ha hablado Piti. El Capi le pide a Vilma que la lleve a la cocina, mientras suelta una de las mejores amenazas ever: como vuelva a hablarle a Valeria de fantasmas, lo abandona a la deriva en un bote de lejía. Brutal. Me he partido, xD. Por cierto, lo castiga a hacer las guardias nocturnas.

Por la noche, Piti está haciendo la guardia y oye cosas raras. En la cocina, de hecho, ve huellas. Ahí aprovecha para armarse con un rodillo de cocina (en mi casa los usamos como espadas a veces y dan hostias como panes, ¿eh?). Cuando Piti ve algo, le suelta un rodillazo al pobre Capi y luego se pega un susto del copón al ver a Valeria. La niña les cuenta que estaba con Cristóbal y Piti casi se hace caquita encima, xD.

Piti vio esto y reaccionó así...


Piti: ¡Es Eva! ¡Eva Wulf, no la novia de Wall-E! ¡Ahh, nazis, virus, muerte! ¿Dónde está Blanca cuando se le necesita? ¡Mamáaaa!

Mientras tanto, Vilma va a ver a Palomares (al cual llama Andrés, por cierto) para pedirle perdón por haberse pasado con él... ¿Y Piti qué? Que con él has sido peor, cuando encima todos sabíamos que tenía razón respecto a Cristóbal. Palomares le dice que no pasa nada y ella le explica que se sintió traicionada por Ainhoa cuando bailaron y que cuando se besaron, sintió celos. Palomares, mientras la acaricia, le dice que no está enamorado de Ainhoa, sino de otra, momento en el que Vilma da la espantada.

A ver, una cosa. Ya sabéis que me gusta más el Picapiedrismo, pero que tampoco estoy en contra del Vilmarismo. Por eso, sigo asustada por cómo lo están enfocando. Es que, no sé, Piti está ahí tan feliz y siendo tan mono con los otros dos, cuando ellos están actuando a sus espaldas. Creo que si no lo hacen bien puede quedar Piti como una víctima y los otros como malos (la traición del amigo y la novia es un tema espinoso como poco). Además, si Palomares se sincera con Vilma, creo que debería sincerarse con Piti, que se lo merece porque, por muy torpe que sea, es un cacho pan.

Tengo mucho miedo y, por cierto, me parece un poco hipócrita por parte de Vilma que critique a Ainhoa por el tema Gamboa-Ulises y ella esté igual.

Tras mi chinamiento-preocupación, vuelvo con Valeria que insiste en que ha visto a Cristóbal y que a éste le ha crecido la barba. Ante ese detalle, el Capi le pide que les lleve hasta su nuevo amigo. Cuando Valeria los guía hasta él, el pobre Cristóbal casi se lleva otro rodillazo por parte de Piti. Por cierto, el chaval parece sacado de Supervivientes con esas pintacas que me lleva de haber pasado dos meses en el Estrella como polizón... ¡Y sin enseñar camiseta! Aprende, Ulises.

Lo llevan ante Julia que lo examina y, por cierto, yo no seré doctora, pero he visto demasiadas series de médicos como para saber que esas piernas están gangrenosas perdidas ù_ú El pobre polizón está aterrado porque le quieren matar. ¿Y quién le quiere matar? Quien haya dicho “Gamboa”, se lleva una muñeca chochona... ¿Todos? Vale, no tengo tantas, mejor sigo :P

Cristóbal, que es achuchable como poco y al que ya tengo fichado para cuando se estrene Luna.

Resulta que Cristóbal llegó muy temprano al Estrella, por lo que éste estaba vacío... O no, porque escuchó un grito. Nuestro intrépido Polizón lo siguió y vio a Rodolfo matando a un hombre, así que huyó, peeeero ejerció de rubia de película de miedo y en ver de ir hacia la salida, cogió la dirección contraria. Rodolfo le dice que mejor que se esconda bien porque si lo ve, se lo carga. Vamos, tan simpático como siempre.

Al final, Rodolfo ve al pobre Cristóbal y lo próximo que sabemos de él es que Palomares ha ido a llevarle comida por orden de Julia y se lo ha encontrado muerto. Pues ya ha durado fuera de su escondite, ¿eh? Aunque estaba cantado por otra parte, hombre, que ahora que mola Ramiro NO puede morir. Ah, ah, que casi se me olvida, cuando Julia le pide explicaciones acerca del hombre que mató, vemos un flashback de Rodolfo en el que se ve que era el cadáver del episodio piloto y que era el profesor de supervivencia.

Por otro lado, tenemos la trama de la bomba, que comienza intercalando imágenes de Tonteo en el presente descubriendo algo y las del pasado, que son las interesantes. En ellas, Rodolfo Langostino le recrimina a Ramiro que anilló al pato sin consultárselo. Claro, Rodolfo, y si te parece te consulta cuándo va a mear o cuándo come, ¿no?

Gamboa: Me falta el pelo rubio para ser clavadito a Thor, ¿verdad, Ramiro?

Total, que el langostino se pone en plan torturador y le pega una paliza a Ramiro con un listín telefónico y un mazo. Otra cosa no, pero este hombre es de sacar utilidades a las cosas que ya no la tienen: ¿que no puedo usar las páginas amarillas porque no hay mundo y esas cosas? Pues bueno, la uso para torturar a Ramiro. Además, le dice que tiene ocho horas para reparar su error o lo remata, por lo que Ramiro se pone a fabricar una bomba que conecta al timón para que no puedan cambiar el rumbo.

Ya en el presente, mientras es la graduación, tanto Tonteo como el Tito llaman al Capi, que le puede el amor y se va a ver a su marido. El Capi alucina por los cables y el Tito le explica que fue su culpa porque se puso malito (momentos para llorar amargamente) y tomó las pastis que le dio la doctora y se quedó dormido. Se lo cuenta todo compungido, pero el Capi, que bebe los vientos por su marido, le dice que la próxima vez que tenga cualquier dolor, que le busque. Ainss, qué bonicos son.

Si es que son taaaan monos estos dos :3

El Tito señala que va a tener que andarse con cuidado, no sea que Salomé (que hoy está en el agujero negro) piense que tienen algo. Julián, Salo sabe que tenéis algo. El momento amoroso se rompe cuando Tonteo vuelve a llamar al Capi vía walkie para que baje, donde se entera de la bomba. Como Tonteo ha encontrado un botón de Rodolfo, el Capi saca carácter porque está convencido de que la bomba la ha montado él, pero Rodolfo insiste en su inocencia.

En ese momento, llega Julia diciendo que no pueden cambiar el rumbo y que si no lo hacen, perderán al pato; también deduce que es lo que quería el que puso la bomba. Rodolfo se ofrece a ser encerrado mientras descubren al culpable

Por el tema de la bomba, deciden que los alumnos vayan al comedor, así que el Capi va camarote por camarote avisando. Cuando llega en el que está Piti bajando a Valeria como si fuera el cubo de un pozo, ve que hay unos papeles de Julia y los recoge, viendo en ellos el logo del Proyecto Alejandría y se nota en la cara del Capi que le ha dolido la patata un montón. Ainss, pobrecito, que episodios de sufrimiento lleva.

Ricardo: ¡No puede ser! ¡Es el símbolo de Dharma! ¡Ya sabía yo que Julia tenía un pasado oscuro!
¡Era una guionista de Perdidos! Ya sabía yo que esas fotos de Josh Holloway no eran de la Bravo.

Julia está siguiendo el rastro del pato un poco depresiva porque lo van a perder, cuando el Capi se reúne con ella. Julia hace alarde de su inteligencia y le pide que la abrace y la bese; ante esto último, el Capi dice que nada le gustaría más porque está enamorado de ella :3 Qué dulzura de hombre.

El problema viene cuando le dice que sabe que ella tiene respuestas que se calla. Por fin problemas reales y lógicos en una pareja, ¡por fin! No es que me alegre de que tengan problemas, pero sí de que traten por fin ese tema, que ya era hora. Por cierto, Julia dice que el proyecto va sobre la supervivencia de la especie, pero que, por favor, no le pregunte más.

Cuteness ^0^

Por otro lado, La pava va a acosar a Tonteo y a pedirle que frunjan. Vale, a ver, una cosa: ¿estáis todos reunidos en el comedor porque algo grave está pasando y lo único que se le ocurre es irse a cepillarse a Ulises? ¿Really? Creo que el mejor comentario al comportamiento habitual de Estela es una frase de Andrea_aud, que me regaló en unos comentarios: “Madre mía, esa vagina no es un órgano reproductor, es un monstruo en plan planta carnívora”. Pues eso. Bueno, Tonteo se escaquea, pero por el camino nos hace una propaganda más descarada de lo habitual de Fuga de cerebros... Seh, para cerebro fugado el tuyo, Uli ¬¬U

Mientras tanto, Rodolfo que está atado de pies y manos en una silla, le canta las cuarenta al pobre Ramiro, que le explica cómo desconectar la bomba. Burbuja abandona momentáneamente el agujero negro para llevarle la comida. Rodolfo le empieza a pedir ayuda y yo, como temo más a Gamboa que a un nublado, me he puesto hasta nerviosa, pero al final sólo quiere jugar al ajedrez con él.

Mientras juegan, Burbuja mueve a toda velocidad e incluso se adelanta a Rodolfo porque sabe dónde va a mover. Rodolfo le explica que es una variación de una partida famosa y que ellos la han jugado miles de veces. Le pregunta que cómo puede recordar los movimientos y no pueda acordarse de lo que pasó con la carpeta roja, pero Burbuja es muy listo y, aunque se acuerda, se calla. Coño, qué habrá en esa carpeta. Mira, que como luego tenga unas Superpops y unas fotos de FoQ y de los Backstreet boys, me voy a quedar muerta.

Soy fan de Burbuja haciéndose el tonto ante Gamboa.

Al final, como Tonteo ha debido de perder sus súper poderes o algo porque no ha podido desconectar la bomba, pierden a Manolito. Además, para demostrarnos aún más lo avispado que es, ve a su padre tirado en el suelo de dolor (¿pero qué hemos hecho para que nos torturen así?) y se cree que está ahí por propia voluntad para sentir el barco. Joder, Ulises, ya sé que no eres una lumbrera, pero es que se ve que no está bien. Por cierto, minipunto para De la Cuadra con su pulla sobre que Ulises va todo el día sin camiseta y sin avergonzarse de ello, xDD. ¡Qué grande eres, Julián, coño!

Además, Tonteo se nos pone en plan hijo mono diciendo que le había dado miedo cortar los cables de la bomba por si se equivocaba y los explotaba a todos y que no podría perderle y tal. Claro, por si no sufríamos bastante con el Tito y la semana pasada no me emocionó ni nada la escena matrimonial, ahora me venís con estas, ¿en serio? Sí, sé que ahora mismo estáis sonriendo satisfechos, mientras acariciáis vuestros anillos de rubí y bebéis coñac de marca, señores guionistas ¬¬U

Yo tengo una patata y la estáis haciendo ensaladilla rusa y eso NO mola ¬¬U

Después, tienen un nuevo problema: están sobre una especie de cordillera marina, por lo que pueden partir el Estrella. Por eso, el Capi vuelve a sufrir un episodio de “estoy mu’ loco” y va a cortar el cable de la bomba. Tonteo intenta detenerle recurriendo a que no sólo puede matarse él, sino llevarse a su marido, pero el Capi le manda con los demás al club donde deben ponerse los chalecos... Que ya deben de ser una segunda piel para los integrantes del Estrella polar.

Al oír la alarma, Rodolfo se pone manos a la obra y se carga la silla donde está atado, por lo que se libera y puede ir a reunirse con el Capi donde está la bomba. Sí, es entonces cuando ve a Cristóbal.

En el club, Estela le mete un empujón a una para estar al lado de Tonteo, algo que ella tilda de “casualidad”. Sí, casualidad, sí, sí. Cuando Tonteo le dice que son muy diferentes y ella que los polos opuestos se atraen, lo que hace que Ulises caiga en cómo solucionar el tema. Jo, Tonteo, sí que has caído bajo: ¡Estela ha tenido que darte la solución! ¡Muy mal! Que se supone que eres el héroe, contra.

Captura en honor a Estela. Habría puesto el momento empujón que hizo que me riera, peeero era difícil capturarlo.

Le pide al Capi que no corte nada y va hasta él, diciéndole que usen un imán para manejar la aguja, pero al Capi le parece una idea penosa porque la aguja se moverá hacia todos los lados antes de centrarse. Rodolfo le da la razón y le dice que corte el cable trenzado, lo que hace el Capi y por eso el Tito puede salir de la cordillera con facilidad, haciendo después el baile de la victoria ;) Sep, estoy obviando que luego le vuelva a doler porque yo me niego a creer que se vaya a morir ò_ó

Ya más tarde, Julia le explica que no fue Gamboa el que puso la bomba porque no tiene los conocimientos adecuados de electrónica para hacerlo. El Capi, entonces, le dice que está tan bonita con esa luz que sólo quiere besarla, pero que sabe demasiadas cosas y eso le inquieta. Jo, Julia, cuéntale todo, mujer, así él sacará fuerzas para limpiar una mesa de un manotazo y frungirte ahí mismo.

Pues esto ha sido todo por esta semana, la siguiente más y comentaría el avance, pero la mayoría de las imágenes no las he entendido: parecía una mezcla de REC con los protas jugando al Paintball en el tren del dragón que ponen en mi pueblo durante las fiestas (lo digo por la luz azulada esa, xD).

jueves, 17 de noviembre de 2011

El círculo indefinido

Pues aprovechando el parón de varios meses que hay en The vampire diaries y su hermana pequeña, The secret circle, voy a hablar de lo que han dado de sí los nueve episodios emitidos de ésta última.

En mi opinión, The secret circle se puede dividir en dos partes: por un lado, la trama de la brujería con las intrigas y misterios planteados; por otro, lo que llamo el putiferio, vamos, la parte sentimental de la misma.

Pues bien, la parte brujería funciona más o menos y, con el paso de los capítulos, ha ido desarrollándose de tal forma que ha ido mejorando. Desde el primer episodio nos planteaban una serie de dudas: ¿por qué la generación de los padres no tiene poderes? ¿Qué pasó en el muelle? De momento, nos han dado muy poquita información al respecto: sabemos que algo pasó con demonios y que tuvieron que sellar a una chica no bruja porque había sido poseída.

Sin embargo, sí que nos han ido presentando información sobre la mitología de la serie: nos han presentado a los demonios y también a una organización de cazadores de brujas que va detrás de nuestros protagonistas. Además, empezamos a vislumbrar que hay miga en el pasado de Cassie, ya que su padre (supuestamente muerto) era un brujo muy poderoso y su magia era negra y muy antigua.

Cassie flipando cuando se entera de que su padre es Darth Vader Voldemort malvado.

Además, han ido metiendo la marcha y generalmente todos los episodios están llenos de acción y por hache o por be los protagonistas están constantemente en peligro. Para mí, el punto de inflexión en este tema fue la muerte de Nick.

Nick no era un personaje excesivamente interesante, tampoco le tenía mucho cariño, pero creo que lo emplearon como declaración de intenciones: aquí, al igual que en la serie hermana, puede morir (casi) cualquiera. Además, nos presentaron a los demonios y, de paso, provocó el regreso de su hermano Jake, que ha sido el que ha dado el empujón a la serie, trayendo consigo al grupo de cazadores.

Jake olió a malo desde que llegó, pero tan solo Adam desconfió de él. Aunque, claro, todos lo achacaron a los celos porque Jake se acercó inmediatamente a Cassie. Luego estaba Faye, con quien había tenido una relación en el pasado, y que poco a poco empezó a darse cuenta de que había algo que no estaba bien. Yo creía que la situación del malo que el espectador sabe que lo es, pero los personajes no, iba a durar bastante, pero no, en el noveno episodio Jake se destapa como cazador de brujas.

Sep, este pipiolo más tierno que un bollicao es el malo no tan malo.

El ritmo trepidante es la mayor cualidad de la serie. Al igual que en su serie hermana, las situaciones no se alargan y en cada capítulo hay un giro o un muerto o una revelación.

Sin embargo, y a diferencia de The vampire diaries, la parte de los personajes y sus relaciones falla estrepitosamente. Vale, en The vampire diaries hay personajes que si mueren incluso me alegraría (seh, Bonnie, lo digo por ti, jamás te he tragado y jamás lo haré ù_ú), pero en general sí que me interesa lo que les ocurra, sus amoríos y en mayor o menor medida, me caen bien.

Pero en The secret circle no ocurre nada de eso. No sé si son los actores o los guionistas o qué, pero la cuestión es que no hay química alguna entre el reparto. Por ejemplo, Adam y Diana tienen el dudoso honor de ser la pareja más rara y menos pareja que jamás he visto en una serie. Si es que por más que nos lo pusieran besándose o pasando a mayores, me los creía.

Siempre me pregunto si Adam usa eyeliner o es como Nestor Carbonel y viene así de serie.

Ahora, además, nos han planteado un triángulo que podría ser interesante, pero no lo es. Y es que Cassie está destinada a estar con Adam, pero la atracción que siente hacia Jake también está ahí; además, el primero es el bueno buenísimo y el segundo, de momento, no lo es tanto. Así que, claro, si los dos únicos chicos de la serie están relacionados con las mismas chicas, ¿qué ocurre con las otras tres chicas? Sí, sé que va a sonar un argumento muy superficial y absurdo, pero para mí se han equivocado haciendo que sean cuatro chicas y dos chicos, es que no me salen las cuentan putiferias.

Y ya no es solo que los personajes no tengan química de ningún tipo entre sí, sino que individualmente tampoco merecen la pena. Prácticamente ninguno de ellos está definido, no tienen personalidad, así que, claro, menos van a tener encanto.

Cassie es una protagonista rara, no sé si es Britt Robertson o que no saben bien qué tipo de protagonista es, pero, vamos, es sosa a rabiar y bipolar: que un episodio esté desconfiando de Jake y al otro lo persiga por las esquinas para enrollarse con él pues... Como que no me parece muy lógico.

Faye con cara de : are you kidding me?
Bueno, en realidad es de cuando Jake dice que quiere que le ayude para salvar a Cassie, pero sirve igualmente.

Después tenemos a Adam y, una vez más, no sé si se debe a Thomas Dekker (aunque a mí este chico me gustaba mucho en Héroes y en lo poco que vi de Las crónicas de Sarah Connor) o a que no saben cómo es, pero, vamos, que también resulta muy raro. No sé, ni le entiendo, ni se sabe nada de él, ni siquiera sabemos como es en realidad. Es que en realidad Adam está ahí, pero ya, ni siquiera habla demasiado y sólo sacó carácter con la llegada de Jake.

Para completar el círculo están Diana y Melissa, ambas dos bastante sosas, aunque yo al principio no me fiaba un pelo de Diana. No sé, a mí eso de que llevara la voz cantante siempre e insistiera en hacer cosas, me mosqueaba, aunque ya ni eso.

Y ya, para rematar, tenemos a Natasha Henstridge que no me gustó en Eli Stone y aquí tampoco, es que ni ella, ni como actúa y encima hace de madre malvada. Vamos, que lo tiene todo. Aunque, claro, luego tenemos a Gale Harold haciendo de pelele y... Yo me traumatizo mucho, ¿eh? Que este hombre era Brian Kinney y que en el primer episodio moló lo suyo matando a la madre de Cassie, pero ya, ahora se limita a ser un padre malvado, manejado por la Henstridge. Ainss, Gale, con lo que tú has sido.

Jo, Gale, ¿cómo has acabado así? T_T

De momento, a mí los dos únicos personajes que me molan un poco son Faye y Jake, quizás porque son los personajes más definidos: la tocapelotas oficial y el malo que en realidad no es tan malo. De hecho, el episodio en el que Faye se ve a sí misma de niña fue uno de los que más me gustó y me encantó cuando, celosa cual perra, le dijo a Cassie que siempre se fijaba en los novios de las demás. Que, vale, la pobre Cassie no es que vaya de femme fatale precisamente y como en vez de sangre tiene horchata, pues es bastante paradita, pero menuda puntería.

Vamos, que en general es una serie que se deja ver y que engancha, aunque no tanto como The vampire diaries. Además, de momento, debería mejorar a los personajes, hacerlos más carismáticos, pues si los personajes te son indiferentes, no llegas a conectar con la serie y no te importa tanto que les ocurran cosas malas o no. A ver como vuelven tras el parón y, por favor, más personajes masculinos.

PD: Casualidad friki: Phoebe Tonkin (Faye en The secret circle) era Cleo en H2O, que era la sirena torpona. Una de sus compañeras, la que interpretaba a Emma, que era la súper responsable, era ni más ni menos que Claire Holt, que interpreta a Rebekah en The vampire diaries. El día que la tercera se aparezca por alguna de las dos, me dará un ataque de risa tremendo.