lunes, 26 de enero de 2015

Ofrenda a la tormenta

El año pasado descubrí la trilogía del Baztán de la autora Dolores Redondo, cuyas dos primeras partes son El guardián invisible y Legado en los huesos. Luego, tuve que esperar a que publicaran la última entrega, Ofrenda a la tormenta, y a que pudiera hacerme con ella. Vamos, que cuando se lo regalaron a mi padre estas Navidades, lo cogí con muchas, muchas ganas y prácticamente me lo leí en dos días porque, otra cosa no, pero está de lo más interesante.

Ha pasado un mes desde que Amaia recuperara a su hijo y su madre, Rosario, desapareció, por lo que todos la dan por muerta. Sin embargo, Amaia no sólo no se lo cree, sino que teme que Rosario vuelva a terminar lo que empezó. El desasosiego es peor porque, a excepción de su compañero Jonan, nadie comparte su opinión.

Además, la muerte súbita de una niña en Elizondo no parece tal, sino un asesinato, ya que la pequeña tiene marcas en la cara y su padre intenta llevarse el cadáver. Según la bisabuela del bebé, el responsable no es ni más ni menos que Inguma, un demonio que bebe el aliento de los niños y les roba la vida. No obstante, a medida que Amaia se involucra en el caso, empieza a pensar que lo que ocurre es mucho peor, pues empiezan a aparecer casos demasiado parecidos al de la niña de Elizondo.

Llegamos al final de la trilogía del Baztán y lo hacemos con un caso que, aunque no nos pilla de nuevas, sí que resulta inquietante y aterrador desde el principio. Porque habrá muchas novelas negras, muchas historias horribles, pero hay pocas tan descorazonadoras y angustiosas como esta. Al menos, a mí el que se fueran asesinando a bebés recién nacidos me resulta una idea muy, muy fuerte.

Además, es que Dolores Redondo, una vez más, logra que la maldad esté muy presente a lo largo del libro, que la palpes y que te envuelta. Porque, de nuevo, la ambientación de la novela es maravillosa y es que la pluma de Dolores Redondo logra transmitir muchísimo: agobio, maldad, inquietud... Es muy sencillo compartir el miedo de Amaia hacia su madre, también el desasosiego en general que hay en su equipo porque, en serio, menudo caso truculento que tienen entre manos.

Eso sí, lo que no es tan sencillo es soportar a la inspectora Salazar.

Digamos, antes de pasar a la parte con spoilers, que la trama y las subtramas protagonizadas por los secundarios son lo que salva Ofrenda a la tormenta porque lo que es la protagonista, no puede resultar peor. Sí, el caso y la forma en la que la autora cierra la historia que ha planteado a lo largo de las dos novelas anteriores están muy bien, pero su protagonista no está a la altura.

Y, a partir de aquí, hay spoilers.

Así como en la primera novela sí que me gustó, en la segunda empezó a perder puntos a mansalva (las broncas histéricas a su marido por no ser capaz de amamantar a su hijo eran para mandarla a la mierda, por poner un ejemplo) y en esta tercera parte directamente me han entrado ganas de tirar el libro, a ver si así la inspectora Salazar se dignaba en usar su cerebro un mero segundo. Menos mal que se supone que es una policía estrella, porque si llega a ser una normalita, a lo mejor se le olvida cómo se respira o algo parecido.

Porque más que la inspectora fuerte, inteligente e intuitiva que se supone que es, lo que tenemos en Ofrenda a la tormenta es una adolescente hormonada, pava y egoísta incapaz de mirar más allá de su ombligo. No sólo es incapaz de ceder en nada, sino que era harto evidente quién era el malo de la historia y ella ni siquiera sospecha ni una sola vez y eso que tenía pruebas. Hostia puta, en serio, ¿qué necesitaba? ¿Un cartel luminoso señalándolo como si fuera un casino de Las vegas?

En serio, Jonan aparece asesinado en su casa, a manos de alguien a quien conocía y a los pocos días a Amaia le llega un mensaje del difunto con investigaciones sobre el caso y también de Markina, quien le había jodido la investigación en el cementerio francés y ni siquiera se lo plantea. WTF?! Mucho preguntarse qué quería decirle Jonan con su mensaje y ni siquiera piensa que a lo mejor quería advertirle del juez. De verdad, qué estupidez más grande.

Y, por si no tuviera poco con su propia estupidez (nunca le perdonaré que sospechara de sus propios hombres, que tanta lealtad le han ido mostrando, antes de pensar en el juez), va y engaña una y otra vez al pobre James mientras está en Estados Unidos porque operan a su padre. O sea, en serio, ¿qué mierda le pasa a esta mujer? Lo peor es que ni sentirse culpable, ni remordimientos ni siquiera interesarse por cómo va la operación del padre de su marido o cómo está pasando éste el trago.

Eso sí, ni Basajaun, ni Inguma, ni Cristo que lo fundó, el auténtico ser sobrenatural del libro es James, cuya paciencia rivaliza con la del santo Job. No sólo Amaia pasa de él continuamente, sino que encima le engaña, él lo sabe y sólo le pide que vuelva. En serio, yo soy James y a la inspectora la aguanta su tía.

Por suerte, como he dicho antes, el resto de personajes salva el libro, en especial las dos hermanas de Amaia, que protagonizan la subtrama más interesante de toda la novela. Me encantó cómo Ros consigue hacerse de una vez con el control de la empresa, la forma en la que se encara a Flora y, desde luego, las apariciones de Flora valen su peso en oro. Creo que Flora es el personaje más interesante de la trilogía: es una tocanarices el quince, una zorra cruel, pero también una persona con su corazón y sus problemas, lo que no deja de hacerla más interesante. Tras conocer su historia, una se pregunta cómo pudo defender tanto a su madre.

Lo único que he echado de menos y fue algo que sí que me decepcionó de Ofrenda a la tormenta es el poco papel que tiene Rosario y que no hubiera un cara a cara con su hija. En las dos primeras entregas, sobre todo en la segunda, Rosario era un personaje de esos que siempre se recuerdan: completamente malvada, inquietante y muy, muy fuerte. Por eso, el que acabara suicidándose sin verse las caras con Amaia me decepcionó mucho. Menudo final más poco a la altura con lo gran personaje que fue Rosario.

Aunque fue lo único que me sorprendió a lo largo de la lectura. Porque, eso sí, Ofrenda a la tormenta es, desde luego, el libro más predecible de los tres: la identidad del malo se sabe prácticamente desde el principio e incluso los pequeños giros (como la relación de Flora con Anne) se podían adivinar fácilmente. Por suerte, el libro sabe enganchar y es muy, muy adictivo. Yo me lo leí en dos días, me era muy difícil dejar de leer.

Dado los cabos sueltos que han quedado, imagino que, aunque la trilogía del Baztán se ha terminado, la autora no va a renunciar al personaje, pues está claro que ahora tiene que ir a ayudar a Dupree, que es como termina el libro. ¿Habrá investigaciones de la inspectora Salazar en Estados Unidos? ¿Sabremos al fin qué diantres ocurre con ese hombre? A mí siempre me ha dado la sensación de que está muerto, paranoias mías que no tienen mucho sentido, pero cierto es que en esta saga lo cotidiano y lo sobrenatural van de la mano.

A ver con qué nos sorprende la autora en el futuro. Eso sí, si sigue contando con Amaia Salazar por favor, por favor, que la mejore en vez de empeorarla todavía más.

El próximo lunes literario estará dedicado a... Magisterium I. La prueba de hierro de Holly Black y Cassandra Clare.

26 comentarios:

  1. Entiendo a Amaia está encoñada como ella misma dice de Markina y no ve más allás! Pero sí ya le vale porque vamos yo me pido un James para mi vida YA! No hace falta que sea americano que con ser español me vale mientras sea así de buena persona xD!
    La verdad es que lo del Juez se veía venir o al menos yo empecé a sospechar de que este tipo ocultaba algo en la 2a novela...
    Una pena que Amaia y Rosario no se llegasen a ver las caras sip! Como cuentan al final, Rosario quería acabar una y otra vez con su hija lo que no consiguió cuando era una bebé (Refréscame la mente, la pilló el marido no?) y al estar manipulada por Marquina y su padre supongo que la presentan como un robot que obedece órdenes y ya... habría molado ojalá esto para el cine lo cambien...
    Muy grandes también Ros y Flora!! Menudo ZAS! Yo lo de Anne no me lo esperaba y sí no entiendo tanta defensa a Rosario después de lo que le hizo...

    Muchas ganas de otra novela con Amaia Salazar ojalá la haya! Ese Dupreé es un gran personajazo! En la novela 1 sí que me pensaba que Dupreé estaba muerto y ella conectaba con él de forma mental aunque éste la llamase al móvil... En la 3a novela pensé que aparecería de infiltraje en lo de Markina...

    En la casa de la pareja de Ancianos seguro que no vivía alguien más? Toda la puñetera novela pensando que la niña de Londres está viva y encerrada en la buhardilla y no me dicen nada!

    Supongo que Amaia está embarazada...

    El Quid de la trama de la Trilogía del Baztán es Real! Muy fuerte lo que cuenta Dolores sobre le tema y se ve que sigue bajo secreto de sumario la investigación y que hay peces muy gordos en el ajo. La gente está mal de la cabeza, cómo puede uno dejarse manipular y anular mentalmente de semejante forma? Muy flipada con el tema!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero, no me jodas, una mujer hecha y derecha, que tiene su familia y, sobre todo, se supone que es una gran investigadora actuando como una quinceañera en celo es para mear y no echar gota. Vale que Markina sea muy guapo y ella se sienta atraída, pero desde el instante en que Jonan muere y recibe sus investigaciones y Markina le cuenta su historia, atar cabos era lo primero que tenía que hacer la poli estrella. Yo creo que el tenerla encoñada ha sido un recurso facilón para alargar la historia y me desesperé de lo lindo con el tema.

      Markina cantaba la traviata desde que aparece, sep.

      Mmm, pues creo que es el padre el que impide que mate a Amaia, pero no llega a tiempo de salvar a la otra niña. Aunque tampoco estoy muy segura ahora mismo. O sea, se supone que Markina (porque insinúan muy claramente que Markina no es el hijo, sino el propio líder de la secta, recuerda que Amaia encuentra que no hay rastro del nacimiento de Markina, que sus padres tuvieron una niña que fue sacrificada, y la supuesta madre de Markina dice que es su esposo, no su hijo) tiene tanto carisma que puede convencer a cualquiera de hacer cualquier cosa, pero aún así es decepcionante el final que tiene Rosario, porque era una mujer mala, sí, pero también MUY fuerte.

      Yo lo de Anne lo imaginé desde la primera noela, era lo más de cajón.

      Precisamente porque Dupree unicamente llama a Amaia al móvil, tengo la sensación de que está muerto. Normalmente es él quien contacta, nadie le encuentra y la tia Engrasi no está muy contenta con la amistad que tiene Amaia con él. Pero, vamos, que es más una sensación que otra cosa, a ver si Dolores Redondo nos lo explica en otra novela.

      Pues yo no lo interpreté así. Dejan muy claro que, al igual que otros, los ancianos habían tenido éxito, ergo asesinaron a su pobre hija. Yo lo que entendí fue que o bien había otra niña aguardando a ser sacrificada o bien era el espíritu de la niña de Londres, que viendo el tema sobrenatural puede ser cualquier cosa.

      Buff, ya te digo, menudo mal rollo de noticia. Brrr.

      Eliminar
    2. Ojalá de cara a las pelis cambien algunas cosas como lo de Rosario...
      Me refería a que es el padre de Amaia quien pilló a Rosario con las dos niñas bebés y llegó justo a tiempo para salvar a Amaia pero no a su gemela no?

      Vale es cierto los ancianos están forrados!

      Eliminar
    3. Tengo ganas de ver las pelis, aunque una serie tipo Víctor Ros tampoco estaría mal.

      Sí, sí, creo que es eso lo que pasa.

      Eliminar
    4. Efectivamente, el padre quiere ir a ver a sus hijas en cuanto nacen, pero la enfermera Hidalgo le retiene diciendo que deje a la madre reposar unos minutos. Y le agarra por el brazo frenándole a entrar en la habitación mientras firman los papeles. Cuando por fin llega a la habitación ve a Rosario asfixiando al bebe (Amaia) y la retira de un empujón salvando al bebé que rompe a llorar, pero de repente se da cuenta de que en la otra cunita no se escucha el llanto... la gemela si había muerto.

      Eliminar
    5. Tengo una duda porque no me cuadran las fechas. Flora con 18 años(estaba soltera) tuvo a Anne, ésta fallece con 15 años, entonces Flora debe tener 33 ó 34 años ¿Cómo dice Victo en el primer libro que quiere celebrar el vigésimo aniversario aunque lleven dos separados?

      Eliminar
  2. Markina padre y Markina hijo son el mismo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo confirman en ningún momento per se, pero la autora te da a entender que sí: no existe constancia del nacimiento de Markina hijo, aunque sí que la había de la niña, la supuesta madre dice que Markina hijo es su esposo, los dos son iguales... Vamos, yo creo que sí lo es, pero te lo dejan un poco a tu criterio.

      Eliminar
    2. Acabo de leerme el último libro y me ha dejado frio. Era el que más me gustaba por el tema policíaco porque el esotérico me estaba cansando pero se acaba en 4 parrafos dejando todo abierto, todo muy brusco y forzado. Al tema, lo deja abierto pero creo que es bastante claro. Su capacidad de seducción no es humana, hombres y mujeres caen prendados de él, capaz de manipular a todo el mundo incluso forzar su muerte. Según explican los que compartían el sacrificio ganaban dinero pero los padres podían pedir cualquier cosa. Si Markina padre mató a su hija quizás pidió esa capacidad y la de no envejecer. Coño, si vas a ser el instrumento del demonio algo bueno tiene que haber. Lo malo es que Markina se le pone el foco ya en el segundo libro, tan interesado en Amaia sin conocerla que da el cante, una vez lo calas ya todo te cuadra. Está claro desde el principio que va a ver un giro "inesperado" con un sectario. Jonan es el primer candidato, pero tras su muerte ya solo esperas que te cante el juez estrella. Muy interesante tu pagina

      Eliminar
    3. A mí el cierre me gustó y creo que lo deja abierto porque va a recuperar al personaje. Tres libros con Dupree a vueltas y no sabemos nada, eso tiene que ser porque debe haber más novelas dedicadas a Amaia, fijo.

      Coincido totalmente contigo en lo de Markina, sep.

      Aunque yo nunca desconfié de Jonan, era demasiado mono para que fuera malo, jajaja.

      Eliminar
    4. Markina es el fundador de la secta y no envejece y tiene la capacidad de seducir a cualquiera, que es lo que hace con la prota. Pero no lo logra del todo; por eso al final decide matarla. Pero la historia carece de fuerza y por eso algunos no lo ven claro. Amaia ha debido intuirlo cuando lo de la jueza francesa y convencerse con la muerte de Jonan; ha debido leer la historia del juez. Pero aparenta estar demasiado atontada y sin embargo le niega las llamadas. Por otro lado, el juez ve que la presa se le escapa y se hace el tonto como si estuviera demasiado enamorado, pero a la escena final le falta fuerza, drama, por mas rayos, centellas que caigan

      Eliminar
  3. Hola! Es la primera vez que entro en este blog y estaba yo buscando información al respecto de esta trilogía que me he leído, literalmente, en dos días. Una es un poco bruta. En fin, lo que quería decir es que 1) me he reído mucho con tu reseña. 2) estoy de acuerdo en todo. Amaia es INSUFRIBLE con el Markina este, que estará muy buenorro, llevará trajes ingleses de la leche, pero el tío es un creepy del copón y yo le he mandado a tomar por saco a la priemra de cambio, venga a acosarme con mi marido de por medio y con el niño, y todo. Y ella, nada, venga a darle al fornicio! Pues un santo James. Que encima la inspectora vendrá con una niña made in Markina y el pobre escultor tendrá que hacerse cargo de todo. Criatura.... No obstante, hay partes que creo que son un acierto. Amaia es bastante insufrible, pero creo que está bien así porque parece que el mundo de las detectives son una suerte super heroínas: guapas, estilosas, listas, buenisimas personas, con un conflictivo pasado, pero sin mácula. Creo que esos ataques de histeria (yo los tengo), los enfados porque sí, las obsesiones, incluso los escarceos amorosos... en un detective masculino a lo mejor lo tomamos como un "hombre con carácter y un seductor" y santas pascuas benditas. Así que creo que aunque este libro me parece más irregular que el segundo (la solución a Rosario es un poco de "me estoy cansando de escribir"; ¿Markina es Tabese o es otro Markina, es inmortal?; ¿qué pasó con la casa del valle?) tiene puntos de madurez en el personaje principal que lo hace más imperfecto. En fin, que no sé: me ha gustado tu reseña y yo te he soltado esta cosa. Mil perdones ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bua, es que Markina es súper creepy, desde luego. Es que olía a malo desde el principio y es totalmente lo que has dicho: venga a perseguirla a pesar del marido y del bebé casi recién nacido.

      Eso sí, aunque Amaia es insufrible, también creo que es muy humana. Yo prefiero a los personajes que son imperfectos, pero creo que a Dolores Redondo se le fue la mano con las imperfecciones. Un punto medio entre una cosa y otra habría estado mejor.

      Y, mujer, no pidas perdón por dejar un comentario, pero si a mí me hacen mucha ilusión ^^

      Eliminar
  4. A mí me parece que está Trilogía tiene detrás publicidad a mansalva y poco más. Tu blog es de los pocos realistas que he encontrado, el resto son copypaste de las solapas del libro y de reseñas remitidas por el editor. Toooodas calcadas diciendo, qué casualidad, que la Trilogía es la novela negra de la década o del siglo si es menester.
    Para leer novela negra decente tienes que salir del circuito controlado por esa gente, la verdad.
    Os recomiendo "Alcolea". Está también ambientada en el País Vasco, con una serie de asesinatos muy parecidos pero que ocurren en medio de la guerra carlista en 1876. Más breve pero más original y nada predecible. Os lo aseguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la parte que me toca ^^

      Evidentemente la trilogía tiene mucha publicidad detrás, algo que es lógico, que las editoriales son un negocio y de ahí que publiquen cosas que saben que vender a pesar de su dudosa calidad (mira, 'Besos entre líneas', que han publicado porque lo han escrito dos booktubers y es el horror) y que manden ejemplares a blogs y demás para que la recomienden.

      Dicho lo cual, la trilogía tiene sus fallos, pero a mí me gustó. Aunque es una gran verdad que hay muchísimas novelas que pasan desapercibidas y son muy, muy buenas. Apunto la que me has recomendado, que la he curioseado y tiene buena pinta ^^

      Eliminar
  5. Tras leer tu crítica me quedó la misma sensación con respecto al personaje de Amaia. Dónde quedó la investigadora de la primera entrega? Su conducta de la última entrega es más de una adolescente que se vuelve loca por una cara bonita. A mi también me da mucha pena James... No entiendo cómo le pide que vuelva. En cuanto a la investigación, es increíble que desconfíe de todos menos del juez Markina. Que como lectora, sospechaba desde que el inteligente Jonan le dice que el Juez Markina le nubla la percepción.
    Aún así, la trilogía en su conjunto me ha gustado, aunque el personaje principal me enervara al final. Los personajes secundarios le han mucho peso a la historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? Parece una quinceañera cegada por el primer flechazo con el guapo de la clase que otra cosa, porque encima anda que el juez no tiene un comportamiento sospechoso.

      Lo de que desconfiara de su propio equipo y no de él me dieron ganas de pegarme contra una pared o algo. Con lo leales que le terminan siendo.

      Pero, lo que dices, la historia y los secundarios molan mucho, así que yo creo que la trilogía merece mucho la pena.

      Eliminar
  6. En la casa del terror quien estaba era Rosario.

    ResponderEliminar
  7. Markina es Tabese. El colega no envejece porque están venga matarle críos recién nacidas con ese objeto, hasta la que fue su propia hija. De hecho, supongo que ese Tabese/Markina llevaba cientos de años devorando crías. Lo que sí me parece que cierra el círculo puesto que Markina/Tabese perece a manos de una mujer que debía haber sido sacrificada para él de recién nacida.

    ResponderEliminar
  8. Pues esta es mi humilde opinión... Yo misma me chale por el juez Markina, desafortunadamente consiguió traspasar las páginas y a mi si me pego con tubo, como decimos en México... El hombre más atractivo sobre la tierra, exitoso, hermoso, irresistible, tierno, y además enamorodo de Amaia ¿legitimamente enamorado? eso esta en duda, pues, era el pilar y si el psiquiatra ese Besasategui, que estaba muy por debajo de Markina en la cadena de sometimiento y terror, imaginense lo que podia hacer. Está secta era conocida como los "sumisos" porque eran mentalmente manipulados, además eran de mente debil y ante un muy poderoso, incluso Berasategui se suicida contra su voluntad y llora amargamente por ello, pero cumple, le cumple a Markina, también Rosario pasa por lo mismo, Rosario que siendo una anciana que se habia salvado de las fauces del río, también se somete a la muerte que le ordena Markina. Amaia ama a James, pero cae fascinada por él, pues ese es uno de los regalos que le dá inguma, aparte de eterna juventud, poder (como juez) dinero, (lo dice la ropa que usaba) Y Amaia si se arrepiente, despierta de la fascinación cuando llora en el regazo de su tía " Lloro el miedo, la rabia, la amargura y el arrepentimiento. LLoro por lo perdido, por lo mancillado, por el dolor de la muerte, por los huesos y la sangre..." Amaia es de carne y hueso, además sólo tiene 33 años, le toca cometer errores y aprender de ellos, como a cualquiera de nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se arrepiente cuando toda ha acabado, cuando Markina ha muerto y ella descubre la clase de monstruo con el que se ha liado, y que ha estado engañando a su marido con el asesino de su mejor amigo, entre otros crimenes. Solo faltaria que no se arrepintiese entonces, nos ha jodido.

      Pero antes de eso, en ningun momento muestra arrepentimiento o remordimientos con su engaño a James. Ni siquiera cuando se dice a si misma que todavia lo ama, muestra ese arrepentimiento. Su relacion con su marido es de un egoismo absoluto, solo hace falta ver las cosas que recuerda de el cuando en un momento dado lo echa de menos (los mimos que le hacia EL a ella, el cafe que le llevaba a la cama. etc)

      Claro que James tambien parece que se lo busque, ni siquiera cuando la ve en una actitud comprometedora con Markina hace lo que haria cualquier ser humano en su lugar, que es como minimo hablarlo con su pareja a ver que esta pasando...es un calzonazos de manual que a ella le viene perfecto.

      Un saludo

      Eliminar
  9. Yo entendo que Markina es el mismísimo Inguma. Va cambiando de identidad a lo largo del tiempo. Como, si no, tiene un tejido de la época de Enrique VIII.
    La muerte de Rosario la veo como un intento del juez de "calmar" a Amaia y que vuelva con él. Mi marido (los hemos leído juntos) desde el principio sospechaba de James por ser demasiado perfecto. La relación Rosario-Flora yo tampoco la entiendo. Siempre he creído que Dupree está muerto, tía Engrasi le advierte a Amaia sobre esa relación "antinatural".
    Quiero un Basajaun de mascota, es ADORABLE

    ResponderEliminar
  10. Me parece q ests libro es muy feo, no hablo de la calidad de la escitora si no del ejemplo q da.
    Ok, esta bien q los personajes no sean perfecto pero lo de Amaia me parecio horribel lo q le hizo a James e Ibai, osea tiene una familia q la quiere, ella siempre le fallo a esa familia, siempre.
    Q si markina es atractivo o no, me parece q habria sido muy agradable q ella nunca callera en su cama como puta.
    O de menos q la autora escribiera la reconciliacion con James, q habria pasado si no descubre lo de Markina con Jonan? Le habria quitado a Ibai de James para seguir de puta con Markina?
    Eso NO me gusto para nada, odie el libro por eso.
    Creo q hau libros para eso en espcifico.

    ResponderEliminar
  11. Lo peor del personaje de Amaia en este tercer libro (y mira que hace cosas malas) es el pasotismo absoluto para con su hijo desde el mismo momento en que marcha a USA con su padre.La tia se dedica a trincar con el malo de la novela sin ver mas alla en sus investigaciones, a evitar en lo posible dar la cara con su marido y a olvidarse totalmente de que tiene un hijo de 6 meses a miles de kilometros de distancia que la necesita. Un horrible ejemplo como madre.

    Eso para mi es imperdonable

    Y ni siquiera cuando todo ha acabado y se hincha a llorar y luego habla con el bendito de su marido nuevamente intentando escurrir el bulto de manera cobarde... ni siquiera en ese momento le pregunta por su hijo,ni se acuerda de el.

    Pero no olvidemos que esto es una novela y la escritora lo que ha buscado en ella es precisamente eso, que acabemos practicamente odiando a su protagonista, ni mas ni menos. No se puede entender de otra manera el momento en que James observa como Ibai no puede dormir bien sin la presencia de su madre mientras la llama por telefono y tras no recibir respuesta llora por su situacion; es imposible leer esa parte sin que te hierva la sangre

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Es que se veía venir quien era el malo te el inmortal Markina y aún así amaia se lo follaba sin remordimiento, ni recordaba a su bendito marido James y al pobre Ibai, pobre James que asco me daba Amaia

    ResponderEliminar
  13. Amaia está bajo el hechizo de un brujo. No hay mas. Todos dicen amarlo hasta la locura, su mujer vieja en la clinica, el señor que confiesa... si hasta se suicidan cuando él lo pide.
    Desde un punto de vista moral es imperdonable lo de Amaia, pero no está en sus facultades mentales ya que está influenciada y manipulada (no al 100% ya que consigue salir de ello cuando se da cuenta que ha matado a Jonan).

    ResponderEliminar