jueves, 7 de junio de 2012

Luna 1x09 - Secretos

Una semana más os traigo la crónica del nuevo episodio de Luna, el misterio de Calenda. En este caso el noveno episodio, titulado Secretos, donde seguimos avanzando poquito a poco en la investigación y en otras tramas. Así que, nada, sin más dilación, vamos con ello.

Como siempre, empiezo con la investigación policial. Continuando con el finalaco del anterior, Sara le cuenta al Teniente buenorro que el juez Cortázar participó en una cacería ilegal con alguien (que, por protección, va embozado), aunque les avisaron de que había aparecido un intruso, así que él se dio el piro. Además, el juez ha pedido la jubilación anticipada y negará haber hablado con Sara... Pues qué bien, menuda ayuda... O no, porque según El teniente buenorro ahora, al menos, sabemos lo que pasa.

A pesar de que Raúl ha vuelto al trabajo, se reúne con Sara en el mesón para comentar que el alcalde Vito tiene todos los papeles en regla, peeeero El teniente buenorro es muy hábil y, gracias a la forma en la que llama al cerro el otro cazador, deduce que es del pueblo. Mientras la jueza va al baño, Carola aprovecha para decirle que lo nota raro, mientras El teniente buenorro encuentra una tableta de pastillas de nicotina y deduce que son de su misterioso testigo, por lo que le pregunta a Carola quién ha estado ahí.

Raúl: Carola, a ver, ¿se puede saber por qué hay tanta mierda en el suelo, eh?


Carola: Are you fucking me? Mira que te arreo con el mocho y luego barres tú, ¿eh?

Después, se presenta en la clase del Profe chunguito, que es el que toma los chicles de nicotina, para preguntarle por la reserva. El profe chunguito intenta escaquearse, pero El teniente buenorro es mucho teniente y le apresa igualmente. Una vez en la sala de interrogatorios, Raúl le acusa del asesinato del capitán Costa, lo que provoca que acabe cantando cual jilguero:

La noche en cuestión, los perros estaban muy nerviosos, así que se fue a investigar por su cuenta y escuchó un grito que le dio miedo, además de encontrar a un perro manchado de sangre. Al describirlo, deducen que es el difunto Kabul. El profe chunguito explica que apareció un hombre, que se cabreó al verle y que tenía sangre en las manos. En un primer momento dice que no sabe quién es, pero ante la presión de El teniente buenorro (eso suena un poco sugerente, lo sé, xD) acaba admitiendo que era El chato.

Profe chunguito: A ver, Raúl, que no te puedo ni decir cuándo van a emitir lo que queda de El barco, ni contarte nada sobre El proyecto Alejandría. Como se me escape algo, la jueza va a volver a su estado de Chunguita y la hemos liado, ¿eh?

El chato, por su parte, se presenta en casa de Olivia para preguntarle qué tienen contra él (madre mía, la red de información de Vito es awesome) y ésta, tras llamar al juzgado, le cuenta todo. Por eso, se da el piro y, aunque tienen pruebas para detenerlo, no lo encuentran; así se lo cuenta El teniente buenorro a Sara que no termina de creerse que David muriera porque se cruzó con unos furtivos. Si es que, hija, fijo que no fue así.

El teniente buenorro la consuela y están a un tris de besarse, pero Sara le acaba pidiendo que se marche... Pero, mujer, ¿tú estás tonta? Anda que... Rechazar a semejante tiarraco. Bueno, ahora debería informaros de que justo antes Carola ha intentando fallidamente frungir con él, pero El teniente buenorro se ha escaqueado. Así que, tras su fallido intento, va al mesón donde se encuentra con Carola, le come la boca y... Chuscan, al parecer no sólo lo hacen los marqueses ;P

Tensión sexual no resuelta brutal. OMG.

Aunque Carola está súper feliz, El teniente buenorro se queda con cara de pazguato, pero se dedica a buscar al Chato... Que se presenta en el cuartel él solito. Uhh, este está planeando algo.

El chato les cuenta que era la décima cacería que organizaba y que, hasta entonces, no había tenido ningún problema. Sin embargo, los perros estaban especialmente nerviosos porque había un intruso (de ahí que detuviera la cacería) y que los perros se ensañaron con éste, que era el difunto capitán. Como David seguía vivo cuando lo encontró, decidió rematarlo, así que fue al jeep a por el hacha, pero por el camino vio al profe chunguito a quien echó. Después, terminó el trabajo y escondió el cadáver.

Todos se creen la historia (la pobre Sara se pone fatal, como para no) y encima el tío capullo no deja de sonreír con suficiencia mientras El teniente buenorro lo lleva a la celda. Dios, qué asco da, grr ¬¬U Por cierto, desde aquí digo que a este lo suicidan no tardando mucho. Bueno, Raúl por su parte le dice que sabe que hay algo que no cuadra, pero El chato responde que no podrán salvarlo y...

Tenemos un flashback donde El chato informa a Vito de que los perros habían atacado al capitán, pero cuando llegan al lugar donde debería estar David, no hay nadie. Vito le dice que ya le había avisado de que nada de cacerías y que, si hay un marrón, se lo comerá él (lo van a suicidar) porque nadie puede enterarse nunca de lo que tienen ahí dentro que, claramente, son armas X ;P Ah, bueno, y encima vemos como alguien misterioso arrastra al capitán por el bosque; si no fuera porque mataron al Gnomo, yo tendría candidato.

Alcalde: Si es que... ¿A quién se le ocurre organizar cazas ilegales teniendo lo que tenemos aquí?
A mí no me engaña, este es Voldemort y en la reserva tiene unicornios a los que mata para beberse su sangre, sep.

En este episodio, por otro lado, Indiana Tom ha recibido la visita de su yaya que le cuenta que en Calenda hay muchos secretos que callar (a todo esto vemos a Vito haciendo chanchullos y al cura... que sólo sale cuando hay luna llena, mmm), sobre todo el que por el día se ríen de las leyendas, pero que luego se encierran y rezan para que les protejan de La bestia (pobre Hank, ni que fuera malvado... Vale, perdón por la tontá friki que acabo de soltar). En esas Olivia aparece hecha una fiera, manda a Tomás a su cuarto y le exige a su madre que no hable del tema, mientras usa la excusa mierdosa del tratamiento. Pero, vamos, a ver, ¿qué tiene que ver la velocidad con el tocino, eh?

Luego, los cuatro (Pablo se les ha unido) van al cementerio para llevar flores a la tumba de los difuntos abuelo y padre, aunque la del primero está vacía. De hecho, La yaya dice que sabe que está vacía y que le lleva flor de acónito porque, dice la leyenda, que protege del hombre lobo; también dice que su marido es un hombre lobo, por lo que Pablo le pide que no empiece, aunque la buena mujer dice que si está loca, no es la única y, si no, que miren alrededor... Y está todo lleno de flor de acónito. OMG.


Tomás: Acónito, acónito everywhere...

Y, no sólo eso, no, ¡ha reaparecido el barbas del episodio anterior! Y que apunta a que es Pando padre, aunque, personalmente, no le encuentro sentido a que A) esté tan viejo (si son inmortales, no creo que acaban siendo como Christopher Lee); B) si es un lobo, ¿por qué abandonar a sus hijos en un orfanato? ¿Por qué no cuidarlos? Vale, estaría de un humor de perros una vez al mes, pero no es algo insalvable.

El barbudo misterioso, seguramente Pando padre.

Hoy, además, ha re-aparecido la hija de Arrabal, ya que su padre ha sido ingresado en un psiquiátrico y tiene que irse a un centro de acogida, algo que no le mola nada.

A todo esto, Joezno ha pillado a su padre con Olivia en "la mañana después" y Don Tacto decide cambiar de tema y decirle que es normal que Leire se haya marchado y que lo siente, pero Joezno le dice que no le mienta y se vuelve a poner un poco emo al decir que es un monstruo y debe estar siempre solo. Hala, pobrecito, menuda perspectiva de futuro, macho. Se va a pasar la vida forever alone, ainss.

Encima, en el instituto, Los malotes le tocan las narices, pero basta una mirada de Joezno para que se hagan caquita encima y acudan en cero coma al profesor. Uhh, qué machotes y malotes sois, por favor. Como el profe chunguito le echa, se va al pasillo, donde ve a una rubia dirigiéndose al desván y, claro, suma dos más dos y cree que es Leire, pero cuando sube... Ohh, es Myrtle la llorona (o la hija de Arrabal, como prefiráis) que ha decidido esconderse en el desván multiusos y, no está confirmado, pero creo que también buscaba el armario que lleva a Narnia para escapar y eso.

Myrtle: Y-y yo pues... H-he venido aquí creyendo que, c-como había t-tantas cosas, pues... No sé, encontraría el armario de Narnia o un transportador o el punto débil para ir a over there o cualquier cosa. Pero no... Snif, snif T_T

Mientras, Don Tacto se siente culpable por estar con Olivia, mientras que su hijo es un eternal forever alone, así que intenta "cortar" con ella y acaban quedando como amigos, algo que a ella no le hace nada, nadita de gracia.

Por su parte, Joezno hace la maleta para Myrtle, mientras Leire'l visillo vuelve a las andadas y le espía a través de la ventana. Y ambos echan a correr, cual Heidi y Pedro, para reunirse porque ella ha vuelto y Joezno está muy contento ^^ Leire le explica que, por su madre, ella seguiría en Madrid, pero que ella quería volver... Y todos sabemos por qué, jujuju. Aiii, qué bonito es el amor.

Esta escena me ha parecido súper mona :3

Cuando Leire comenta que en Madrid aún ha podido ensayar, Joezno recuerda a Myrtle, así que vuelve a su casa para coger la mochila y se encuentra a su padre que le dice que Olivia ni nadie, siempre estará ahí. Joezno opina que ni puede controlar todo, ni puede vivir así, además añade que si está vivo es gracias a él y que Don Tacto debería ser feliz, aunque sea estando con la rata traidora de Olivia... Lo de rata traidora es de mi cosecha... Por si había dudas, xD.

Total, que se presentan los dos en el desván multiusos y Myrtle les cuenta su súper plan: se acoplará en casa de una amiga y trabajará como camarera, tras coger en Hinojosa un bus... Que no puede pagar. Yo al plan le veo lagunillas, ¿eh? Joezno le da todo el dinero que tenía gasolina y Leire decide volver a su casa para coger el resto.

Cuando vuelven, Joezno se encuentra con Indiana Tom que, muy misterioso, le dice que debe hablar él. Le explica que cree que el hombre lobo es su abuelo y, la verdad, tiene sus argumentos: no apareció su cadáver, por eso no le mordió, él les robó el libro... Joezno le dice que vaya al tratamiento y que, en caso de que no funcione, que vuelva a intentar encontrarle.

En cuanto Indiana Tom se va, Joezno busca dinero para Myrtle, cuando... OMG, encuentra el libro de Fray Bernardo de Espinosa, ¡el que les robaron! ¡Su padre les robó el libro! ¡Flipa! Así que, claro, cuando aquí, Papá Dalton (se ha ganado la digievolución, todos lo sabemos) vuelve a casa, Joezno le dice que eran felices antes, que lo echa de menos y que había creído que podía confiar en él otra vez... Pero que ha encontrado el libro y que está claro que no deja de mentirle.

La decepción hecha hijo.
Pobre Joezno, macho, su padre no deja de pulverizarle la patata.

Por su parte, Leire decide cogerle dinero a su madre, que la pilla infraganti, así que no le queda otra que contarle lo de Myrtle. Sara le dice que qué quiere que hagan dado que tiene quince años y está sola, pero Leire se obceca en que nadie piensa en ella. Hombre, a mí el plan de la muchacha no me parece la mejor opción, pero bueno... De hecho, a la jueza tampoco se lo debe parecer porque tarda cero coma en avisar a Sonia.

Leire va a ver a Joezno para que lleve a Myrtle a la estación, pero, claro, dado que la luna lleva va a salir (y convertir en hombre a Denis... perdón, me ha salido solo) pues no está muy por la labor, aunque acaba yendo. Saca a Myrtle del instituto, pero a medio camino de Hinojosa se queda sin gasolina, así que le dice que vaya ella andando, que queda a veinte minutos andando, pero ella se pone a protestar: que tiene miedo, que no quiere ir sola... Y tú quieres ir a vivir por tu cuenta, ¿seriously?

Joezno, viendo que la luna llena se acerca, decide encerrarse en una casa que hay en el bosque e incluso se encadena, mientras empieza a sufrir los dolores típicos de la transformación.

Por su parte, la estúpida mayor del reino (a.k.a. Myrtle la llorona), decide pararse a mitad de camino y, en vez de llegar a Hinojosa, a pesar de que todavía hay luz, es mejor idea volver sobre sus pasos en busca de Joel. Pero, a ver, lerda, ¿de verdad crees que te va a estar esperando? Dios, qué pocos coeficientes, en serio. Myrtle, encima, tiene una puntería del copón y va a la casa donde está Joezno encerrado y le oye gritar y aullar, aunque curiosamente eso no le da tanto miedo como andar y se queda ahí, a papar moscas, claro que sí. Si es que le falta un Gandalf que le diga: huye, insensata.

Myrtle: Hola, mi llamo Myrtle la llorona y me da miedo andar diez minutos hacia Hinojosa, pero no ver a Joel transformarse.

Y acabo con mi trama favorita, que es la de la curiosa relación entre Nacho y Vera que aporta un humor muy especial. La cuestión es que Nacho va a ver a la chica al mesón porque quiere verla, pero ella sigue castigada (todo ello disimulando muy malamente). Como están en público, Vera se inventa que hay una serpiente para que entre en la cocina y, aquí Una mente maravillosa, no se da cuenta de que es un mero cuento hasta que ella le besa... Aunque Carola les corta el rollo al casi pillarles.

Con lo de la desaparición de Myrtle la llorona, Nacho ha ido al instituto para ver si alguien sabe algo y a Vera no se le ha ocurrido nada mejor que ella sí que la ha visto para estar a solas en el despacho... Con Ratilio siendo el tercero en discordia. Vera empieza a improvisar y con "improvisar" quiero decir "mentir", aunque acaba diciendo que ha mentido para saltarse la clase. Ainss, Vera, si es que te me metes en unos jardines...

Clases de cómo liarla parda en apenas dos segundos impartida por Vera.

Cuando Ratilio se va, Vera le explica a Nacho que lo ha hecho para estar con él, pero Una mente maravillosa se cabrea y se larga, aunque ella le dice que le esperará a la salida. De hecho, lo hace, a pesar de que Pablo cree que va a conseguir que la castiguen todavía más, aunque quien se encuentra en el instituto no es Nacho... ¡Es Arrabal!

Resulta que, de algún modo, el bedel se ha enterado de que ella ha hablado con la guardia civil sobre su hija y Arrabal cree que sabe dónde está. No obstante, Vera sabe reaccionar, le arrea con la mochila y se encierra en un despacho. Aprovecha para llamar a Nacho, que no la cree. Uh, a alguien no le han leído Pedro y el lobo, ¿eh? Bueno, seguramente aparecería Olivia hecha una fiera para impedirlo, que se nos pone sensible con el tema de los lobos.

Vera: Oye... ¿Y el tal Pedro ese como acababa? Jo, de aquí me voy a ir a ver Once upon a time.

Por suerte, en el cuartel, Ratilio se queja de que Arrabal se ha escapado, así que Nacho se pira cual caballero andante para buscar a su amada. Y, también, por suerte, Sonia ha ido a buscar a Myrtle (recordemos que Sara la envía), que no la encuentra, por lo que se marcha.

Vera va a aprovechar la calma para irse ella también, pero, cual malo de peli de terror, prácticamente se materializa para seguir presionándola... Y da mucho miedito. Pero, no problem, que aparece Sonia y se deshace de Arrabal; en ese preciso momento es cuando llega Nacho, justo a tiempo de abrazar y consolar a Vera, que sigue afectada... Y le llama idiota, aunque Nacho le dice que no puede seguir mintiéndole, aunque tarda cero coma en volver las andadas, pero en esta ocasión Una mente maravillosa se pispa. A ver, Nacho, en vuestra próxima cita, regálale el cuento de Pedro y el lobo, anda.

Nacho es muy Oficial y caballero.

Eso ha sido todo por hoy, a ver qué nos depara el siguiente con la mañana después a la luna llena. Jo, en serio, echo de menos los avances, ¿pero por qué nos los han quitado?

2 comentarios:

  1. Vera debería tratarse de lo suyo jajaja recien atacada por el loco calendario y la tía sigue a lo suyo ¡pobre Nacho! este acaba siendo coleguita de María Almagro!!

    El gnomo también era mi candidato para el hombre del hacha, pero la teoría Pando padre cobra fuerza, eso sí ¿deja la reserva y baja a la civilización cuando le da la gana? en la reserva no saben que lo tienen? qué cojones esconden en la reserva?? el virus de Ottox????

    Lo de Mildred la llorona es muy fuerte, menuda vida independizada va a empezar con ese espíritu!! y lo mejor que escuche a Joezno aullar y encima se quede allí. Me da miedo andar por el bosque pero no acercarme a una casa de la que salen aullidos de una vestia ¡qué lógico todo! jajaja Tiene todas las papeletas para ser la próxima victima del lobito. Y se lo merece!!!

    El profe chunguito siguió haciendo honor a su apodo y hizo el chunguito escapando de Pando, y esto puede que le funcionase con Uli el faquir, pero no con Pando, él es el teniente todopoderoso y no se le escapa una como a un vulgar faquir aroponero.

    Veremos cuál es la próxima traición de Olivia.

    Por cierto la abuela no ha rejuvenecido desde la última vez que salió. Ahora hasta anda!!!

    ResponderEliminar
  2. Hombre, en caso de que el barbas sea Pando padre no creo que esté preso en la reserva; de ser así, no habría podido ayudar a Raúl. Me supongo que estará por los bosques cual David el gnomo, xD. Yo creo que en la reserva hacen experimentos chungos, seguramente es una filial de Ottox, jajaja.

    Buff, la Myrtle más pavisosa y no nace, encima Leire en plan: tenemos que salvarla ò_ó y yo estaba: pero si tenéis que salvarla de sí misma, que esta no se puede ir a vivir sola así, que es MUY pava. Vamos, yo me supongo que el lobo se la va a comer que ni a Caperucita, vamos, xD.

    Raúl le da mil vueltas a Uli y sin arpones, hombre ya, jajaja.

    Respecto a la abuela, es que apareció sentada en su habitación, ¿no? Aunque, vamos, si apareció en una silla de ruedas no me parece tan raro, al fin y al cabo está ingresada.

    ResponderEliminar